La municipalidad retomó obras de asfaltado en la zona este de Paraná

55
Los trabajos de pavimentación tendrán una extensión de 1200 metros.

Bahl adelantó que se está gestionando con el Ministerio de Transporte de la Nación la unión de Blas Parera y Miguel David, porque se necesita una autorización para terminarla.

 

El intendente Adán Bahl supervisó las tareas que fueron retomadas tras ser abandonadas por la gestión anterior. Traerán mejoras en la calidad de vida de los vecinos, que sufrían problemas respirarorios por la broza y en días de lluvia, el anegamiento de calles y viviendas.

“Es una obra significativa porque permite la salida más rápida por Miguel David y descongestiona la circulación por Gobernador Parera. Esto implica más  transitabilidad y seguridad para los vecinos”, manifestó el presidente municipal en su recorrida.

El Intendente explicó que actualmente  se realiza el tendido de la sub base y luego se hará la carpeta asfáltica. Son 1200 metros de pavimentación de calle Miguel David, entre Gobernador Parera y Caputto; calle Faustino Parera, entre Miguel David y Tibiletti; y calle Garrigó, entre Jorge Newbery y Villa Hernandarias.

«Es de esas obras imprescindibles y que salen muy caras, pero tomamos el compromiso de continuarla porque tratamos de terminar todos los proyectos. Nos encontramos con muchísima deuda del año pasado y a medida que vamos ordenando las cuentas, vamos disponiendo de esos fondos en equipamiento y este tipo de trabajos».

Tras dialogar con los vecinos de la zona, Bahl señaló: «Es lo que debemos hacer siempre que hay un cambio de gobierno: continuar las obras que estuvieron estratégicamente elegidas como ésta, cosa que reconocemos, y que indudablemente tienen que terminarse en tiempo y forma. Es satisfactorio cumplir con lo que prometimos”.

Además, adelantó que se  está gestionando con el Ministerio de Transporte de la Nación la unión de Blas Parera y Miguel David, porque se necesita una autorización para terminarla.

En su recorrida, el Intendente estuvo acompañado por el secretario de Obras Públicas, Maximiliano Argento.

Paola Cornaglia, vecina de la zona, dio su testimonio: «Hace siete años que vivimos acá y tener ahora los desagües y el asfalto es realmente positivo. Cuando llovía teníamos que salir o levantarnos de madrugada para evitar que entrara el agua a nuestras casas. Esto significa un cambio de vida”, expresó.

Por su parte, Karen Benítez, del barrio Buena Fe, señaló: «Juntamos firmas, el Intendente recibió la carta y respondió con hechos. Antes había mucha tierra, tengo mi hijo que es asmático y lo sufrimos mucho. Estamos felices de tener asfalto”.