El tiempo pasa y la pasión de Damián Patriarca se acrecienta

107

El paranaense Damián Patriarca, repasó su historia como tenista y habló de sus proyectos como entrenador en su tierra natal y en el suelo norteamericano.

KEVIN RIVERO

Sin lugar a dudas, Damián Patriarca fue uno de los tenistas más relevantes de la historia de Entre Ríos.
Desde una temprana edad, sus pies comenzaron a moverse al ritmo de una pasión que lo une junto a su papá, Sergio. Brilló en las distintas canchas nacionales, que conllevaron a catapultarlo como uno de los mejores jugadores del país en las distintas divisiones juveniles. En plena mocedad, saltó al profesionalismo y recorrió los diferentes circuitos hasta competir en el más alto nivel y alcanzar a disputar una clasificación en un Grand Slam, sin embargo, las lesiones lo llevaron a estar marginado del circuito hasta retirarse definitivamente en una temprana edad. Sin embargo, la raqueta no se fue de su mano y comenzó a desarrollar su faceta como entrenador que lo colocó en la cumbre del tenis mundial.
En diálogo con EL DIARIO, el referente paranaense, dio cuentas de su trayectoria como jugador, se refirió a su actualidad en su rol de coach y las aspiraciones para el futuro.

GÉNESIS

“Comencé a jugar desde muy chico. Mi papá – Sergio Patriarca – era profesor de tenis y fue un protagonista fundamental para meterme en el deporte. Además, mis hermanos mayores, Martín y Gisele, ya practicaban, así que continuamente se respiraba un ambiente tenístico en mi casa”, contó Damián, sobre el inicio de la era como jugador. Además, agregó: “Desde los cinco años, no hubo una tarde en la cual no estuve en el club con mi papá, quien me guío y fue mi entrenador hasta los diecisiete años. Rememoro que en las juveniles siempre tuve buenos resultados. Fui el número uno de Argentina en las categorías Sub 12 y Sub 14, y rápidamente pude comenzar a competir en el ámbito internacional”.
“A los quince años tuve una lesión muy importante en la espalda, por lo cual, estuve casi un año marginado de las canchas. Fue muy duro pero, cuando volví a competir, pude hacerlo con grandes performances para ganar algunos torneos y sumar mis primeros puntos ATP. En ese momento, tenía 16 años y, me di cuenta que, existía la posibilidad de dedicarme profesionalmente al tenis y no lo dudé. Por lo tanto, cuando culminé mis estudios secundarios en Paraná y ya estaba decidido que quería mudarme a Buenos Aires, para enfocar mi mente en dar lo mejor. Esa decisión, fue uno de los momentos más importantes de mi carrera”, manifestó.

ÉLITE

Patriarca fue uno de los tenistas que emanó y transitó distintos campeonatos de ponderación a nivel mundial. En este sentido, distinguió los momentos más trascendentales de su carrera: “No caben dudas que mis primeros puntos ATP toman un papel esencial, porque se produjo en un certamen profesional junto a mi papá. Igualmente, entre los más destacados coloco: el Future de Chile; y la final que alcancé en un Challenger de Suiza, ya que para llegar a esa instancia, vencí a tres jugadores que estaban en el Top 100”. Asimismo, también dejó su huella en el torneo más añejo y prestigioso del mundo. Sobre esto, declaró: “Haber disputado la qually de Wimbledon fue una gran experiencia y un momento inolvidable. Tengo grandes recuerdos de ese momento”.
“Sin lugar a dudas, cumplí un sueño poder dedicarme profesionalmente al deporte que tanto me gusta y apasiona. Hoy, soy entrenador y formador de chicos juveniles. Miró hacia atrás, estoy satisfecho y orgulloso por todo lo que logré”, concretó.

RETIRO

Debido a muchas lesiones y cirugías, a los 24 años decidió retirarse. Por su parte, el paranaense hizo alusión a esto: “No me pesó porque llevaba mucho tiempo sin competir al cien por ciento y rápidamente comencé a entrenar otros jugadores. Por lo tanto, me ayudó mucho a mantenerme activo y pude dar vuelta la página inmediatamente. Tal vez, en el final de mi carrera, me hubiese gustado poder competir más tiempo, porque sentía con más experiencia y una madurez esencial para aprovechar diferentes situaciones. Tendría que haber elegido por los objetivos o resultados deportivos y no por lesiones”, aseveró.

PRESENTE Y FUTURO

Por su parte, brindó su perspectiva sobre el futuro del tenis provincial: “Me gustaría haya más chicos en los torneos juveniles, tanto para competir e ir formándose, como también para compartir con otros chicos de los clubes y otras ciudades. Intentaría recuperar esas bases sobre todo en el interior para incentivar más a los jóvenes”.
Por otra parte, expuso el proyecto que desarrollan en la escuela de tenis del Club Atlético Estudiantes: “Es un proceso que llevamos hace tres años, y estoy muy contento. Varios ex alumnos, se insertaron en competencias nacionales e internacionales, y otros también obtuvieron becas para distintas universidades en Estados Unidos parar estudiar y competir. Analizamos las posibilidades y los objetivos de cada uno para acompañarlos”.
Por la misma senda, contó su faceta como head coach en las tierras norteamericanas: “Este año tome la decisión de volver a viajar al circuito, ya que se dio la posibilidad de dirigir a Mari Osaka – jugadora estadounidense de origen japonés – en Estados Unidos. Hicimos una prueba durante algunas semanas en enero y conectamos bien. Es un buen proyecto y con muchas posibilidades de crecer y estoy muy entusiasmado”, contó, y agregó: “El plan era viajar en el transcurso del año a Florida para entrenar y que ella pueda venir a la Argentina. Por suerte, tengo un compañero que me ayuda en esta situación y me permite continuar con mis proyectos en Paraná”.

LA CÚSPIDE

El hombre de 36 años, tuvo una etapa trascendental en su desempeño como entrenador al ser parte del equipo de Juan “Pico” Mónaco. En tanto, subrayó los momentos más importantes de este periodo: “Fue una experiencia increíble. Juan (Mónaco) fue campeón del ATP Düsseldorf y pude acompañarlo. Estuve en el momento que, ‘Pico’ enfrentó a Novak Djokovic – actualmente el N°1 del mundo – en el Masters 1000 de Cincinnati; y viví los Grand Slams de Roland Garros, Wimbledon y el US Open. Son momentos que me marcaron”.