29.4 C
Paraná
martes, agosto 4, 2020
  • Entre Ríos
  • Nosotros
Más

    Paulatinamente, el gobierno busca respuestas para la crisis turística

    En la Secretaría de Turismo se habla de “una crisis que cala hondo” en el sector y se admite que las medidas gubernamentales adoptadas son paliativos. También se aclara que el trabajo es “día a día” para tratar de dar respuestas en lo inmediato por un lado y por otro, de diseñar herramientas que permitan retomar la actividad cuando las condiciones lo permitan.

     

    Alejandra Sánchez / [email protected]

     

    Transcurren tiempos intensos, con actividades que día a día van surgiendo fuera de agenda y que prolongan la jornada de trabajo, comentó el secretario de Turismo a EL DIARIO. Claro está que no se trataba de una queja, sino de describir las particularidades de trabajar en el marco de la pandemia que originó “una crisis que cala hondísimo en el sector turístico, quizá el más golpeado”. Emparentó lo que atraviesa la actividad con lo que “ha pasado en los países que están al tope del ranking en cuanto a la recepción del turismo a nivel internacional, como España e Italia”.

    Volviendo al territorio Gastón Irazusta describió una “situación que genera muchas dificultades”, con “un ahogo fuerte para el sector”. El funcionario señaló que “luego de un verano que había resultado muy bueno y que nos mantenía a todos muy ilusionados por lo que vendría, bajó prácticamente a cero la actividad. Eso ha generado una serie de consecuencias” frente a las cuales desde el Estado entrerriano se actúa en dos direcciones, simplificó: atendiendo por un lado las urgencias que vienen de la mano del Covid y que generan a diario situaciones cambiantes y por otro, pensando en las herramientas y en el día que la actividad turística, al menos en nuestra provincia, pueda retomar fuerza”.

    Con la mirada puesta en ese momento, parte de la atención ahora se enfoca en “herramientas adaptativas”, viendo lo que va a demandar esa reactivación turística porque “a partir de la pandemia se cambiaron ciertas condiciones en la prestación de los servicios y habrá que atender estos cambios”.

    Gastón Irazusta, secretario de Turismo.

    ASISTENCIA

    La consulta periodística apuntó a conocer de qué forma el gobierno está asistiendo al sector. “Hay un encuadre nacional porque han surgido distintas herramientas de ayuda”, contestó. Insistió, no obstante, en catalogarlas de “paliativos” porque “ha calado tan hondo la pandemia que las distintas herramientas vienen a ayudar a atravesar este momento al sector privado”, dijo Irazusta, expresidente del Consejo Mixto de Turismo de Gualeguaychú, ahora parte del equipo ministerial que lidera Juan José Bahillo.

    No abundó en precisiones sino que enumeró: “La asistencia a nivel nacional con distintos fondos de ayuda al trabajo y la producción, para el pago del 50% de los salarios; el FODAR, con ayudas crediticias a un 24% de interés; y el programa de asistencia al sector que se conoció hace unos 10 días y que por un lado viene a asistir a los prestadores del servicio -monotributistas, autónomos- que habían quedado un poco relegados de ciertas ayudas”. En cuanto a la asistencia provincial, mencionó el “acompañamiento en este proceso, siendo interlocutores directos con el gobierno nacional, con el Ministerio de Turismo de la Nación, planteando necesidades y la mirada local como para ir ampliando las ayudas”.

    Irazusta dio cuenta de “un proceso continuo” en materia de ayudas, en el que “la Provincia también se suma con líneas crediticias que han tenido una buena recepción a través del CFI con tasas bonificadas, con un esfuerzo que asume el gobierno entrerriano para que sean más accesibles”. Aludió incluso a “acuerdos bancarios para otorgar préstamos a tasa cero que también están disponibles”.

    La sanción de la ley que declaró la emergencia del sector turístico también formó parte del inventario de medidas gubernamentales. Es “histórica”, aseguró, ya que “nunca se había aprobado una ley de este tenor y, de por sí, es un reconocimiento a la importancia del sector turístico y a las necesidades que está atravesando”, en tanto “permite hacer efectiva una serie de beneficios en cuestiones impositivas, aplazamiento de pagos con prórrogas, planes, que vienen de alguna manera –volvió a aclarar- a ser alivio o paliativo para esta dificilísima situación que nos toca atravesar”.

    La expresión proceso continuo tiene que ver, siguiendo las expresiones del Secretario de Turismo, con herramientas que van surgiendo en la medida que la pandemia sigue a un ritmo sostenido porque “una de las dificultades –subrayó- es que no tenemos un horizonte temporal definido. Entonces en el día a día, de acuerdo a la evolución en materia sanitaria, vamos generando nuevas herramientas”.

    Planteó en síntesis, que “sobre la mesa hay una variedad de alternativas que no llega a todos de la misma manera, sino que cada uno tiene que ver la que mejor se adapta a su realidad particular”.

    Desde la Cámara de Turismo de Entre Ríos, hace días habían manifestado a EL DIARIO que la situación es “insostenible”, frente a lo cual, el funcionario admitió que lo que se implementa puede resultar “insuficiente porque la crisis es muy profunda y por eso –reiteró- atravesamos un proceso de búsqueda de herramientas de ayuda en este momento. Sin dudas que falta y por eso, permanentemente se procuran nuevas alternativas”, reiteró.

     

    INTERNO

    El horizonte es “cuanto antes tener la posibilidad de reactivación, pero no podemos perder el foco que nos van marcando las limitaciones desde lo sanitario. Tenemos que tener la seguridad de estar en condiciones para reactivar. En cuanto esto se vaya dando, aunque sea en forma parcial, lo haremos”

    Por supuesto, vincula los primeros próximos pasos en materia turística con una movilidad interna, es decir habitantes de la provincia dentro de los límites de Entre Ríos, para empezar a generar un movimiento económico.

    Sobre la posibilidad de retomar la actividad en el receso, “no se desecha –dijo- y se está esperando que se den las condiciones mínimas para poder hacerlo. Sin dudas que es una de las ideas que están en carpeta esperando que las condiciones sanitarias lo permitan”, ratificó.

    Mientras tanto, “en la medida que esta rueda económica no gire, los efectos económicos son cada vez más difíciles. Por eso todos estamos ansiosos para que se den las condiciones para permitir ese momento”, manifestó Irazusta.

    Para entonces, no se sabe cuántos prestadores con sus empresas y servicios habrán quedado en pie. “Estamos en el día a día viendo la situación y claramente se viene dando una afectación que algunos no pueden sostener y prefieren cerrar sus puertas”, contó. No obstante, no dio datos precisos al respecto. En cambio, señaló que “tenemos que hacer el análisis final en los próximos meses, cuando esté cerrando el capítulo”.

     

    Termas, el día de mañana

    El futuro del recurso termal es otra de las grandes incógnitas que genera esta crisis, porque es atractivo central para muchas ciudades en torno al cual se mueve la economía y porque es incierto lo que le deparará la pospandemia. Por ahora, los protocolos aparecen como un instrumento que orienta y pone estándares para ajustar las prestaciones de servicios, como ya se ha hecho para el sector gastronómico –cuando se habilitó en un 50%-, para el hotelero, para prestaciones al aire libre, rurales, de aventura. “De igual modo, estamos en pleno proceso con el recurso termal que tiene sus particularidades”, reconoció ante EL DIARIO.

    Informó sobre un trabajo conjunto que se viene realizando con los representantes de los 16 complejos termales, incluso con expertos internacionales. A propósito, este año Entre Ríos iba a ser sede de Termatalia, una feria internacional de turismo termal, salud y bienestar, que obviamente, no se hará. De todos modos, es una puerta para la provincia en cuanto a vinculación con universidades, principalmente de España, con un desarrollo importante en las investigaciones. “Nos mantenemos en permanente contacto y a través de las plataformas digitales, en reuniones más ampliadas vamos monitoreando lo que va sucediendo, incluso en el hemisferio norte que por una cuestión de calendario está más avanzados en esto”, señaló.

    En esto de estar atento a otras experiencias, en distintos países “hace pocos días empezaron a abrir algunos centros termales y con muchas dudas en cuanto al comportamiento del virus y los ajustes que hay que hacer además, de los cuidados de distanciamiento, limpieza, los espacios. A partir de este monitoreo con expertos nacionales e internacionales –indicó-, también estamos viendo cuestiones más técnicas vinculadas a las condiciones del agua”.

    En materia de protocolos, se piensan con carácter nacional, ya que “en la Argentina hay una veintena de provincias que tienen algún tipo de explotación termal y, por lo tanto, es un asunto que atraviesa a buena parte del país. O sea que se trabaja con Nación y en conjunto con varias provincias”.

     

    Contar las pérdidas

    En cuanto a la pérdida de ingresos que la inactividad del sector significa para la economía entrerriana, Gastón Irazusta le aseguró a ELDIARIO que “es muy fuerte lo que está impactando en el sector privado y en el público, al que afecta directamente”.
    Frente a los “muchos miles de millones” que se venían generando en años anteriores, ahora “se calcula que se ha dejado de percibir un aproximado de unos 4 mil millones en promedio, atendiendo a la temporalidad que tiene el turismo”, en el que Irazusta incluyó el período de Semana Santa y otros fines de semana entre las “fechas importantes desde el mes de marzo que impactan muy positivamente en nuestro turismo, en nuestra actividad económica, y que no tuvimos” por la cuarentena declarada debido a la crisis sanitaria.

     

    Plan de reactivación

    Recientemente, el ministro del área, Juan José Bahillo, manifestó que el programa estratégico que la provincia tenía para el sector se regenera en un plan de reactivación a partir de esta crisis.

    Con relación a esa afirmación, el Secretario amplió: “En estos momentos estamos en un proceso de validación con los distintos sectores, analizando algunas líneas en el nuevo escenario donde hay ciertos rasgos que se vislumbran de reactivación, asociados a un turismo vinculado a la naturaleza, a la ruralidad, buscando espacios abiertos, contemplando las nuevas necesidades que viene de la mano de la seguridad sanitaria”.

    El escenario pospandemia obliga a pensar “no solo en la oferta que podamos ofrecer como provincia sino en la demanda, porque el que no esté a la altura de brindar ciertas condiciones en materia de seguridad sanitaria no va a poder ser competitivo”, en virtud de las prioridades que tiene hoy la gente.

    En ese orden, aparecen también ciertas herramientas que han tomado un gran protagonismo como la digitalización, razón por la cual “estamos incorporando a turismo -a partir de que se pueda reactivar- en la plataforma Compro en Casa ER”, le anticipó a EL DIARIO.

    Con la mira en la reactivación, otra de las “líneas puntuales de trabajo” es la capacitación en calidad de servicio, en la que “estamos abocados hace meses, para poder acercarle a los prestadores privados, los recursos que les permitan dar ese salto de calidad para cumplir con exigencias que antes no existían y que serán determinantes. Son parte de este proceso”, concluyó.

     

    Al margen

    La colegiación de los profesionales de Turismo, sancionada recientemente por la Legislatura provincial, fue rescatada también por el Secretario de Turismo. “Era un anhelo de mucho tiempo y hoy por hoy es una realidad. Sigue la línea de fortalecer el sector y darle mayores herramientas para generar alternativas”.

     

    Lo más leído