Los catalanes ganaban gracias a un doblete de Suárez, pero Aspas lo empató de tiro libre en el cierre y fue 2-2, por lo que Real Madrid puede ser único líder si le gana hoy a Espanyol. Por su parte, Leo sigue sin poder gritar el gol 700.

Barcelona puso en riesgo la punta y la chance de revalidar su título en La Liga de España, luego de empatar este sábado en su visita a Celta de Vigo 2 a 2, en un partido que marcó la vuelta al gol del uruguayo Luis Suárez, dos veces asistido por el argentino Lionel Messi, quien por tercera vez consecutiva no pudo alcanzar la marca personal de los 700 tantos.

El equipo catalán, que lidera provisoriamente con 69 puntos, puede quedar desplazado hoy al segundo lugar si Real Madrid (68) vence a Espanyol (24), último del torneo, que afrontará ese compromiso con un técnico interino (Joaquín Pérez Rufete) tras despedir a Abelardo Fernández.

Una maravillosa asistencia de tiro libre de Lionel Messi, que no pudo hacer el gol 700 de su carrera, pero logró romper una disposición especial de barrera, le dejó servido el 1-0 al uruguayo Luis Suárez de cabeza, a los 20 minutos del primer tiempo. Sin embargo, ya en el complemento, el local reaccionó y lo empató el ruso Fedor Smolov, a los cinco minutos.

Después de la polémica y la revisión del VAR por un supuesto penal sobre el argentino, no cobrado finalmente, el goleador charrúa volvió a aparecer, de nuevo asistido por la Pulga a los 22 minutos: aguantó en el área, le metió el puntazo de zurda y gritó el 2-1, pero sobre el final Iago Aspas tuvo una pelota parada inmejorable y no perdonó. A los 43 minutos, el español le pegó por afuera de la barrera y metió el 2-2 final.

En el descuento, incluso pudo ser victoria para el dueño de casa de no ser por Marc André Ter Stegen, que desvió un mano a mano a quemarropa de Nolito, aunque la igualdad dejó sabor a mucho en Celta, que pelea por evitar el descenso (está 16º, ocho puntos arriba de la zona roja), y a muy poco en Barcelona, que puede pagar muy caro el tropiezo.

Si Barça pierde la punta hoy tendrá sólo seis fechas para intentar recuperarla, con los siguientes rivales por delante: Atlético de Madrid (próximo martes en el Camp Nou), Villarreal (5/7), Espanyol (8/7), Valladolid (12/7), Osasuna (15/7) y Alavés (19/7).