Desde su casa, remaron con éxito

52

Se llevó adelante con éxito la 1º Regata virtual de Remo Indoor, denominada «9º Aniversario de la Asociación de Clubes de remo de Entre Ríos». Más de 150 deportistas de distintos países fueron de la partida.

Con pleno suceso se desarrolló durante el fin de semana la 1º Regata virtual de Remo Indoor denominada «9º Aniversario de la ACRER». La cita, contó con la participación de más de 150 deportistas y adquirió el carácter internacional por la participación de remeros de Paraguay, Uruguay, Brasil, México y España.

Con esta iniciativa la Asociación de Clubes de remo de Entre Ríos demostró que a pesar de la situación actual que vive el país y el mundo, no se queda quieta y lanza nuevos proyectos.

En este año la entidad se propuso como sede de los Campeonatos Argentino y Sudamericano Máster, pero por razón de la pandemia quedaron todos suspendidos.

En lo que respecta los remeros del Paraná Rowing Club, los representantes paranaenses que tuvo la prueba, tuvieron una destacada actuación ya que consiguieron 20 podios al lograr 11 preseas de oro, cinco de plata y cuatro de bronce.

Uno de los fines de la iniciativa, fue motivar a los participantes para seguir entrenando y esperar del mejor modo el ansiado momento de volver al agua.

SENSACIONES

«La verdad que me sorprendió la convocatoria porque no pensamos que iba a haber tantos inscriptos. Fue una gran prueba. Porque, si bien se hacen otras regatas virtuales, no se realizan con esta modalidad, ya que habitualmente son individuales. Esta es individual pero también tuvo duplas y cuartetos. Fue con el mismo formato de una regata real, pero se hizo a través de simuladores: los remeros no se ven entre ellos y hacen la misma distancia que en el remo real pero desde sus casas», comentó Ricardo Álvarez, presidente de la Asociación de Clubes de remo de Entre Ríos.

La inactividad provocada por el COVID-19 hizo que desde la ACRER se plantearan la posibilidad de organizar esta regata virtual, con la misión de sacar del tedio a los deportistas, afectados sensiblemente por el aislamiento social preventivo y obligatorio desde mediados de marzo. “Había un bajón de los chicos que venían entrenando a full en marzo y de repente se les cortó la actividad. Era una forma de mantener el espíritu de competición», contó el dirigente.

Más allá de la cantidad de participantes que hubo, los pergaminos de quienes intervinieron en la competencia fue para destacar. «Hubo un campeón panamericano de Lima, una remera española clasificada a Tokio, campeones argentinos y sudamericanos. No sorprendió tanto la cantidad sino la calidad», resumió Álvarez.