Entre Ríos, Home, Paraná, Sociedad

Defensoría de Paraná y Santa Fe unen fuerzas para reclamar ante la Secretaría de Transporte

Representantes de ambas Defensorías, de la Federación Universitaria del Litoral (FUL) y la secretaría de Juventudes, se reunieron en Santa Fe. Analizaron los reclamos al servicio de colectivo por frecuencias, costos y condiciones de las unidades.

 

Redacción El Diario

“Vamos a pedir una reunión con la Secretaría de Transporte de la Nación y que sean convocados los empresarios”, aseguró Eleonora Avilés, coordinadora de relaciones con los ciudadanos de la Defensoría del Pueblo de Santa Fe, tras una nueva reunión que mantuvieron este viernes en la capital santafesina representantes de las Defensorías de Paraná y Santa Fe. El tema en cuestión continúa siendo el servicio interurbano de colectivo que brindan las empresas Fluviales y Etacer, por el que buscarán ser atendidos en el organismo nacional para presentar su reclamo.

Pablo Donadío, Defensor del Pueblo Adjunto de Paraná, resaltó que “el mayor volumen de pasajeros transportados por las dos empresas es de Paraná. Hace dos meses tuvimos una reunión, junto a gran parte de defensores del pueblo de la Argentina, en el Ministerio de Transporte de la Nación donde pudimos exponer el caso con detenimiento”, y agregó que continúan a la espera de ser atendidos: “Nosotros ahora, desde Paraná hace dos semanas volvimos a elevar un requerimiento a la Secretaría de Transporte”.

Al mismo tiempo, Donadío responsabilizó al Estado sobre los constantes conflictos entre usuarios y el servicio que prestan las empresas. “Hay una notoria falta de control por parte del Estado, fundamentalmente lo que tiene que ver con las frecuencias. Lo que figura en la página de las empresas no condice con la realidad. Lo que se avizora en ambas terminales (Santa Fe y Paraná) son colas que superan los 200 metros de extensión”, enfatizó el Defensor Adjunto paranaense, quien también sostuvo que otro inconveniente común en ambas terminales “es que se forma una única fila para ascender a los colectivos. Por ende quien está a unos 150 o 200 metros no ve qué coche le va a tocar y tal vez cuando le llega el turno, no es el recorrido que pretendían. Entonces ahí surge el inconveniente: dónde va esa persona, si inicia la fila desde cero, queda a un costado. Esto muchas veces genera incluso disturbios entre los mismos usuarios”.

Estudiantes representados

Del encuentro también participaron representantes de la secretaría de Juventudes, la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y la Federación Universitaria del Litoral (FUL). Ante los problemas que se repiten casi de manera cíclica se trataron las frecuencias, los costos del pasaje y las condiciones de las unidades móviles, entre otras cosas.

Guillermo Ferrero, presidente de la FUL, indicó: “Sinceramente los estudiantes estamos cansados por este problema que venimos planteando desde un primer momento, en el comienzo de este año. Acudimos a todos los organismos del Poder Ejecutivo, y estamos planteando judicializar la situación porque claramente este sistema no da para más. No podemos seguir haciendo 2 o 3 horas de cola para poder transportarnos no más de media hora. El servicio no es bueno y la tarifa ya va aumentando casi un 150% en lo que va del año. Los estudiantes necesitamos respuestas. Y en este marco quiero agradecer a ambas defensorías que nos están escuchando y que se están haciendo ‘carne’ de este problema”.

En referencia a las empresas, Ferrero comentó: “Se justifican con que ellos cumplen un contrato y que están haciendo más que eso. Pero es gracioso e irónico, porque el servicio es malo. Y necesitamos que si hay un contrato se revea el mismo, o el proceso de licitación porque no está a la altura ni de los estudiantes ni de las personas que trabajan”.

La frecuencia, sin dudas, es uno de los grandes problemas que continúan sucediéndose. “Probablemente sea algo que se agrave el año que viene, porque esto cada vez que sale de agenda pública, las empresas vuelven a hacer la vista gorda porque no hay control en las terminales de lo que hacen, que es lo más grave. Ahora seguramente regularizarán la situación un par de semanas y después vuelve todo a fojas cero”, aseguró el presidente de la FUL.

Falta de control

Avilés plantea que la situación se agravó porque “el órgano de contralor, que es la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT), achicó sus delegaciones: hay una en Rosario, una subdelegación en Santa Fe y ninguna en Paraná. Esto también implica una política pública respecto de lo que es el traslado de personas en el transporte”.

A diario son más de 2 mil personas (entre estudiantes y trabajadores) que se trasladan entre Santa Fe y Paraná y viceversa. Las muchas de las quejas tienen que ver con las condiciones en las que se encuentran las unidades. “Y esto también da cuenta de la peligrosidad que implica, atento a las altas estadísticas que tenemos en nuestro país de accidentes viales. Sin dudas que vamos a seguir acompañando estos reclamos y tenemos que exigir que se cumpla con la frecuencia horaria para que todos puedan cumplir con sus obligaciones”, comentó la coordinadora de relaciones con los ciudadanos de Santa Fe.

Valores actuales

Con la tarjeta Sube ahora los coches con servicio directo prestan el servicio a un valor de $ 24,90 y si es por recorrido, $ 22,80. Sin la Sube, el boleto tiene un valor de $ 40.

El precio de los pasajes en lo que va del año:

-Enero: $ 11,50

-Febrero: $ 15,50

-Abril: $ 17,20

-Junio: $ 19,10

-Agosto: $ 21

-Septiembre: $ 23

-Octubre: $ 24,90