13.9 C
Paraná
miércoles, julio 8, 2020
  • Paraná
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    #Gimnasios: al menos un 5% habrían cerrado definitivamente

    Piden volver a trabajar con un protocolo sanitario estricto.

     

    Redacción / EL DIARIO 

    Son 220 establecimientos los que funcionan habitualmente en la ciudad, pero desde que se desató la pandemia están sin poder abrir sus puertas. Desde la Cámara que los agrupa expresaron preocupación por los puestos de trabajo y la continuidad de sus salones pero, sobre todo, por la salud de quienes concurren que no pueden realizar actividad física.

    [email protected]

    Muchas actividades económicas, sociales, profesionales han reiniciado sus trabajos a medida que las autoridades han ido permitiéndolo, en el marco de las restricciones sanitarias a partir de la pandemia de COVID 19.

    Hace un par de días volvieron a abrir bares, restaurantes y hoteles, aunque con algunas restricciones. Anteriormente, lo hicieron otros negocios y comercios de proximidad.

    Entre los rubros que aún permanecen inactivos y a la espera de una medida que les permita volver a trabajar con algún protocolo sanitario están los gimnasios.

    Por no poder afrontar gastos de alquileres o sueldos de sus empleados, muchos de esos establecimientos han cerrado sus puertas definitivamente. Según la Cámara que agrupa al sector, aproximadamente un 5% de gimnasios han cesado sus actividades para siempre y estiman que la misma suerte correrán otros salones en los próximos días.

    Proponen que se vuelva a la actividad con un protocolo de funcionamiento que establezca un aforo limitado, con turnos estrictos y una declaración jurada de los clientes donde conste que no han presentado síntomas y no han tenido contacto con personas contagiadas.

    Desde la Cámara aclararon en diálogo con EL DIARIO que, además de la preocupación por el futuro laboral de sus empleados, está el tema de la salud de quienes concurren que han abandonado la actividad física.

     

    ALARMANTE. “La situación es alarmante y angustiante en Paraná y en toda la provincia porque hay gimnasios cerrándose a diario. No es estadístico, es con nombre y apellido”, definió en declaraciones a EL DIARIO, Diego Scocco, de la Cámara de Gimnasios de Paraná.

    “Hemos hablado con el secretario de Deportes de la Provincia (José Gómez) y le presentamos una propuesta de protocolo de trabajo que cada una de las agrupaciones de gimnasios del interior elaboró. Se lo acercamos y nos pusimos a disposición. Lo mismo se hizo hace 20 días en la Municipalidad. Estamos a la espera de una respuesta, hasta ahora no ha habido ningún avance, ni perspectiva alguna. Es lo más angustiante de todo, no tener una fecha. Es imposible mantener una empresa, el empleo de la gente, el trabajo que venimos sosteniendo en relación a la salud de las personas”, remarcó.

    “Lo que más nos angustia es que estamos enfrentando una pandemia y nosotros somos gente que trabajamos con la salud. Nuestro trabajo no es de entretenimiento ni estético, es para mantener la salud de nuestros clientes. Hace 77 días que estamos cerrados, que estamos intentando llegar a la gente con distintas alternativas digitales. Salimos a la calle y vemos toda la ciudad en movimiento. Los bares están abiertos, los kioscos, los negocios y nosotros estamos cerrados”, lamentó Scocco.

    Ante la consulta sobre cuáles son las medidas sugeridas como para que puedan reabrir con seguridad sanitaria respondió: “El protocolo que proponemos tiene un montón de medidas.

    Pero básicamente, es la reducción del aforo en los gimnasios o los salones. Esa concurrencia de gente que sea controlada por turnos. En nuestro gimnasio tenemos una APP que tiene registrada la firma de una declaración jurada, el turno, y un código QR que verifica si el alumno es de esa clase o turno. Las clases van a durar 45 minutos para tener tiempo para vaciar los salones y hacer una limpieza profunda de los lugares y que no se cruce la gente en la puerta. También, establecer barreras sanitarias, espacios designados para guardar mochilas y otros elementos que se traen de afuera, además de lo básico como alcohol en gel y elementos de higiene”.

    Con respecto a la declaración jurada indicó: “Propusimos una declaración jurada que diga que la persona no estuvo en contacto con ningún paciente con COVID19, que no ha estado en el extranjero, que no ha tenido síntomas. Eso se está pidiendo en otros rubros y actividades”.

    ALQUILERES. Scocco dijo que la gran mayoría de los gimnasios de la ciudad trabajan en salones alquilados, lo que incrementa los gastos fijos.

    “La gran mayoría paga alquileres. En mi caso, uno de los salones es nuestro y en el otro alquilamos. La mayoría de los casos es insostenible. Se estima que ha habido un cierre del 5% de los gimnasios. En junio va a ser el doble. En el país han cerrado 400 y acá en Paraná, varios. Cada vez va a ser peor. La mayoría tenemos empleados. Tenemos empleados en blanco y otros que tienen monotributo. Hay empleados que tienen monotributo pero a la vez, trabajan en escuelas y entonces no pudieron recibir los 10.000 pesos. El Estado pagó el 50% de los sueldos pero no llegamos a pagar el otro 50% porque hace casi 80 días que estamos cerrados”.

    Destacó luego que se van haciendo algunos acuerdos individuales con los propietarios de los locales: “En algunos casos, los dueños de los locales dicen que se pague la mitad y después se verá. Es un arreglo. Lo mismo pasa con los servicios y los impuestos. La luz llegó como si estuviésemos trabajando porque no hubo medición. Pero sé que después se hace un cálculo”.

    En cuanto al pago de las cuotas mensuales, Scocco dijo que ha ido disminuyendo a causa de la inactividad. De la misma manera, ha decaído el interés por las clases virtuales.

    “Al principio, todo el mundo colaboraba. Pero la enorme mayoría de los gimnasios cobra la cuota mensualmente, entonces no hay una proyección económica. Nosotros cancelamos todos los cobros por débito automático y ofrecimos un plan virtual, que es lo que estamos haciendo. Pero no alcanza porque la gente ya no quiere entrenar en su casa con los materiales que no son los adecuados, no tiene para salir a comprar las cosas que habitualmente tenemos en los gimnasios. Eso es un problema para que la gente siga haciendo actividad física. La actividad virtual hace mucho que está, no es una novedad. Pero no es lo mismo una clase que tuvimos que improvisar en cada una de las casas de nuestros colaboradores con las que ofrece el mercado, que están grabadas en un estudio. En el mundo hay gimnasios que se dedican a las clases virtuales, pero nosotros nos tuvimos que adaptar en menos de una semana. Al principio la gente lo aceptó, pero ahora ya no”, destacó.

     

    “Las personas no están haciendo actividad física”

    Además de la preocupación por el futuro de los gimnasios, desde la Cámara plantearon la inquietud en relación con la salud de la población debido a que se dejó de realizar ejercicios.

    “Lo principal es que la gente no está haciendo actividad física. Ahora se habilitó algo, pero permitir a la gente que salga sola a hacer actividad física, sin tener algún control no es lo ideal, no es lo que nosotros hacemos. Lo que queremos es poder volver a brindarle salud y actividad física a la gente. Proteger los puestos de trabajo. Y un tercer eje sería el tema de impuestos, servicios. La poca plata que entró decidimos dársela a los empleados, pero estamos generando un pasivo gigantesco y que habrá que ver cómo enfrentamos cuando retomemos la actividad. En Paraná, hay alrededor de 220 gimnasios y un 5% ya ha cerrado”, concluyó Scocco.

     

    Lo más leído