El rugby en época de coronavirus

69

El Comité Ejecutivo de World Rugby aprobó 10 reglas opcionales diseñadas para ofrecer a las Uniones, si así lo requieren, variantes para reducir el riesgo de transmisión del COVID-19.

con el fin de reducir las posibilidades de propagación del coronavirus, World Rugby aprobó diez reglas opcionales diagramadas para proveer a las uniones en membresía, si así lo requieren.

Las reglas temporarias relacionadas al scrum, tackle, ruck y maul fueron aprobadas dentro de un paquete de mejores prácticas en medidas de higiene. Cada medida apunta a reducir la exposición individual acumulativa en estas actividades, que son en líneas generales aceptadas como las que presentan riesgos más elevado de transmisión del COVID-19.

Las uniones pueden solicitar implementar una o más de estas enmiendas temporarias como pruebas domésticas tanto a nivel de elite o rugby comunitario según sus necesidades dentro de la Guía de Regreso a la Actividad de World Rugby publicada este mes.

Reconociendo el ámbito fluido y global del coronavirus, la implementación por parte de las uniones debe estar totalmente basada en requerimientos específicos al territorio y las respectivas directivas y consejos de los gobiernos.

Las pruebas están alineadas a las guías de la Organización Mundial de la Salud, que determina que el mayor riesgo de contagio llega con la acumulación de quince minutos de contacto estando a un metro de una persona infectada.

Las consideraciones importantes para el rugby son: se acepta generalmente que el sostenido contacto acarrea mayor riesgo de transmisión de COVID-19 que el de la cercanía; también se acepta generalmente que la cercanía en un ámbito abierto tiene menos riesgo que un ámbito cerrado; como el riesgo de transmisión durante un partido está relacionado tanto al contacto físico como a la proximidad, la reducción basada en evidencia debe enfocarse en las actividades de contacto; mientras que la exposición individual a la actividad de contacto como scrums, tackles, line outs, rucks y mauls está generalmente dentro de esos quince minutos acumulados, es posible reducir esa exposición; se puede lograr la reducción a través de mejores prácticas en la gestión del partido, incluyendo medidas de higiene, monitoreo, testeos y la implementación de la Guía de Regreso a la Actividad de World Rugby; el deporte solo debe regresar cuando sea seguro y apropiado hacerlo, en línea con las directivas del gobierno.

Las pruebas a las leyes fueron definidas por el Grupo de Revisión de las Leyes (Law Review Group – LRG) compuesto por entrenadores, jugadores, referís, médicos y especialistas de las leyes, siguiendo el análisis detallado de 60 partidos. El LRG decidió contra la aplicación obligatoria global de las pruebas a las leyes dada la amplia variante en la presentación y gestión del COVID-19 en los distintos países.

El detallado análisis de partidos permitió el enfoque basado en evidencia para desarrollar pruebas temporarias que limiten el contacto y tiempo en el scrum, reducir la altura del tackle y acelerar la distribución del balón desde rucks y mauls.

Las pruebas ofrecen límites a las opciones de scrum, sin reseteos, limitando la cantidad de jugadores que se unen a rucks y mauls, reduciendo el tiempo del balón en la base de scrums y rucks de cinco a tres segundos, permitiendo un sólo movimiento por maul. Tal enfoque podría reducir la exposición para los primeras y segundas líneas en más del 30%, reducir la exposición en el ruck hasta un 25% y reducir la exposición del maul por al menos 50%.

Al respecto, el presidente de World Rugby Sir Bill Beaumont dijo: “World Rugby está comprometida con medidas de prevención de lesiones e infecciones con base en evidencias; tenemos la suerte de contar con estructuras médicas y de análisis con visión de futuro, sólidas y efectivas.”

“El bienestar y la salud de la familia del rugby es fundamental. Hemos evaluado en profundidad las áreas que se perciben como de riesgo dentro del juego. Esto ha permitido la evaluación en base a evidencias de áreas de riesgo y posiciones de juego, lo que llevó al desarrollo de enmiendas temporarias a las leyes, complementando la amplia guía de regreso a la actividad que publicamos este mes. Las uniones puede solicitar implementar uno a más de estas enmiendas según necesidades domésticas de acuerdo a las directivas de los respectivos gobiernos respecto al COVID-19.”