Colectivos: UTA continúa con el paro total de actividades

130
Trabajadores agremiados en la UTA realizaron ayer una ruidosa manifestación en el centro de Paraná.

A los colectiveros se les sumaron los transportistas escolares que piden poder realizar otros traslados y viajes, además de exenciones de impuestos y tasas. El intendente Adán Bahl mantuvo una teleconferencia con sus pares de otras ciudades por el transporte urbano.

Redacción EL DIARIO / [email protected]iario.com.ar

Choferes de colectivos agremiados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) realizaron este jueves una ruidosa manifestación en el centro de Paraná y se concentraron frente al Palacio Municipal, primero, y en Casa de Gobierno, después, en reclamo de una intervención estatal ante la falta de pago de salarios.

El gremio mantiene una medida de fuerza desde hace 17 días para exigir el pago de los sueldos del mes de abril. La misma situación se vive en el resto del interior del país y eso motivó que ayer a la tarde, el intendente Adán Bahl mantuviera una reunión por teleconferencia con sus pares de otras capitales provinciales.

A la protesta de los choferes de colectivos se sumaron los propietarios de transportes escolares que hicieron una caravana con sus combis y reclamaron que se los habilite para realizar otro tipo de transporte de personas mientras dure la cuarentena y hasta tanto se retomen las clases.

FONDOS. “Le pedimos (al intendente Bahl) que todos los fondos que vengan tanto de la Nación como la Provincia sean destinados al pago de salarios de los trabajadores”, manifestó Juan Ditler, secretario general de la UTA al término del encuentro mantenido este jueves al mediodía con el jefe comunal.

Luego, los representantes de UTA se trasladaron a Casa de Gobierno para reunirse con el secretario de Transporte de la provincia, Néstor Landra, a quien le plantearon la situación de los choferes de larga distancia.

“Fuimos recibidos por el secretario y le volcamos la preocupación que la mayoría de los ATP que aún no han llegado a las empresas y la mayoría, alrededor de un 70 % de los trabadores de larga distancia, no hay percibido los haberes”, dijo Ditler y describió la situación de los empleados de ese sector como “preocupante” y de “mucha incertidumbre”, ya que “hace más de dos meses que no perciben sus sueldos”.

“Es preocupante la situación económica de los trabajadores, porque hace dos meses que los choferes de larga distancia, no tienen ingresos y tienen que llevar un plato de comida a sus familias”, dijo Ditler y agregó: “Esperemos que alguien o el Presidente, brinde una solución”.

ESCOLARES. También los transportistas escolares se movilizaron el jueves en horas de la mañana a la Municipalidad de Paraná y luego a Casa de Gobierno a fin de reclamar medidas que les permita una reconversión y continuar trabajando en otros rubros mientras dure la cuarentena, además de exención de impuestos y tasas.

“Presentamos ante la Municipalidad hace tres semanas un pedido de reconversión de nuestra actividad. Nosotros somos pura y exclusivamente transportistas escolares. Para poder ajustarnos al decreto del Presidente y poder llevar gente a su trabajo u otro tipo de transporte necesitamos una autorización de la Municipalidad que hasta ahora no nos han contestado nada. Lo pedimos hasta que termine la pandemia. Luego volveremos a nuestra actividad que es lo que siempre hemos hecho”, explicó a EL DIARIO Silvina Calas de la Asociación de Transportistas Escolares.

Según señaló, los alrededor de 90 transportistas escolares que trabajan en la capital entrerriana están teniendo serios problemas para poder subsistir.

“Lo único que nos está manteniendo es el aporte de algunos padres que pueden seguir pagando la cuota, que la cobramos al 50%, que son empleados y siguen depositando pero hay otros que ya no pueden hacerlo porque están en la misma situación que nosotros”, afirmó Calas.

Asimismo, indicó que están reclamando algún tipo de aporte económico por parte del Estado: “Estamos pidiendo un subsidio para paliar esta situación; también una excepción de impuestos porque se están acumulando y tenemos facturación cero. Pedimos que el Gobernador interceda ante la Nación por el tema de los impuestos”, remarcó la representante de los transportistas escolares.

“Nos hemos dirigido por nota pero no ha habido ningún contacto. Presentamos una nota la Vicegobernadora, a la AFIM, a AFIP. La mayoría se rige por lo que decide el Ejecutivo por eso venimos a pedirle al Gobernador interceda”, recalcó.

Pero uno de los principales reclamos es que la Municipalidad los habilite administrativamente para poder realizar otros tipos de viaje que no sean exclusivamente con escolares a fin de volver a tener actividad: “Hay empresas que necesitan transporte. También personal de salud, o de otros rubros y nosotros podríamos dar ese servicio. Sería una reconversión pero solamente por este período para poder tener un ingreso que ahora no estamos teniendo. Nosotros no estamos acostumbrados a pedir, somos todos trabajadores independientes que hemos apostado a esta actividad. Hay gente de más de 30 años en transporte escolar y ahora estamos sumergidos en esta situación. Por eso pedimos una herramienta que nos permita trabajar”.

Recalcó que en Paraná hay alrededor de 90 licencias de transportes escolares para dar una magnitud del problema que los afecta: “Tenemos vehículos que mantener, el pago a choferes, patentes, impuestos. Lo último que cobramos fue el mes de marzo. Luego, redujimos la tarifa al 50% pero solamente la pagan algunos padres que pueden hacerlo”, describió.

Intendentes reclaman un nuevo esquema a la Nación

El intendente Adán Bahl se reunió por teleconferencia con sus pares de Santa Fe, Córdoba, Rosario, Bariloche y Salta, además de representantes de la FATAP (Federación Argentina del Transporte) y dirigentes de la UTA para analizar la crisis en el transporte público en la mayoría de las capitales provinciales.

Del encuentro surgió la coincidencia de reclamar al gobierno nacional un nuevo esquema de distribución de subsidios al transporte que consideran disparar en relación a los fondos que se destinan a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, con respecto al interior del país.

«Es una continuidad de las reuniones que hemos mantenido durante la semana. Ya no solamente con los intendentes de la Región Centro como Santa Fe, Córdoba y Rosario, sino también se han incorporado otros intendentes de Bariloche y Salta», manifestó Bahl.

«El inconveniente de transporte público actual en el marco de la pandemia y también post pandemia es una preocupación, prácticamente, en todo el país; a excepto de Capital Federal y el AMBA», recalcó luego.

«Lo que se está trabajando concretamente es mirar el transporte público, una federalización de los recursos para atender la sustentabilidad del transporte público en el interior del país. En esos términos se discute, se habla, se ven distintas alternativas», señaló el intendente.

«Ya el sistema de transporte venía con muchos inconvenientes desde el año pasado y ahora en el marco de la pandemia la situación ha sido cada vez más crítica. Entonces tenemos que tener soluciones especiales para estas contingencias especiales», agregó.

Finalmente, el jefe comunal expresó: «Mi principal preocupación en esta situación crítica del transporte urbano de pasajeros son las personas que menos tienen, quienes son justamente las que más necesitan en el día a día el servicio esencial del transporte público para poder trasladarse. Eso se repite en la mayoría de las capitales del interior del país y lo que nos moviliza es buscarle la sustentabilidad del transporte público».

Transportistas escolares explicaron su reclamo a El Diario

Transporte Urbano: reclamo de trabajadores en Paraná