6.9 C
Paraná
lunes, julio 6, 2020
  • Deportes
Más

    Carlos Rodríguez: “Cuando estuve, defendí a muerte la camiseta”

    POR: Juan Manuel López

    Carlos Rodríguez era un distinto. Cuando la pelota pasaba por sus pies, podía pasar cualquier cosa. En dos oportunidades vistió la camiseta de Patronato y al recordar junto a El Diario su paso el club, da la sensación de que hay una espina clavada. A Pele le tocaron las malas, cuando transitó por los pasillos del estadio Presbítero Bartolomé Grella, pero en la institución entrerriana guardan un grato recuerdo de sus partidos con la casaca Santa.

    El volante nacido en Sportivo Urquiza está radicado en Carlos Pellegrini, lugar que eligió para criar a sus cinco hijos. Allí llegó en el 2007, tras su último paso por Patringa, para jugar en San Martín, uno de los dos equipos del pueblo. Ya son 13 años viviendo en la localidad santafesina, donde lo adoptaron como propio y donde se quedará a vivir.

    “Es un pueblo tranquilo”, comentó el Carli, en el comienzo de la charla con esta hoja. “Me retiré en el 2018”, prosiguió diciendo para luego contar que “Estoy entrenando inferiores, dirijo la Séptima de San Martín”. “Es igual a Paraná Campaña, una liga similar”, destacó el ex volante ofensivo, a la hora de describir como es la competencia que jugó durante casi once años.

    Al momento de comentar como está pasando la pandemia por el Covid-19, Rodríguez expresó:

    “Estoy trabajando aparte del fútbol en una fábrica de sillas y mesas, durante las primeras tres semanas estuvo todo cerrado, pero luego se pudo comenzar a trabajar seis horas y luego ocho horas. En el fútbol aún no comenzamos a practicar”.

    “Yo me vine en el 2007, antes estuve en Sportivo Las Parejas, volví a Patronato y luego vine para acá, desde ahí siempre jugué en Pellegrini”, comenzó diciendo el hombre surgido de la V azulada, para luego expresar que: “Siempre jugué en San Martín. Los primeros dos años llegué a préstamo y luego me compraron el pase, así que ya me quedé acá”.

    PATRONATO. Al recordar su paso por el conjunto de barrio Villa Sarmiento, Carlitos manifestó: “Estoy muy agradecido con el club. A mí no me tocó poder ganar un ascenso, tener buenos resultados en el club o poseer la chance de jugar en una categoría importante. Pero me fui conforme, porque nos tocó pasar muchas cosas malas y la gente me trató muy bien, no tengo nada para decir. Recuerdo que hubo momentos muy duros y estuve para poner el pecho, jamás me borré, siempre di la cara”.

    “El primer año que jugué en Patronato fue un Argentino A, con la Vieja Reynoso (Gerardo). Ahí era pibe, tenía 21 años y era mi primera experiencia luego de haber quedado libre de Colón. Jugué seis meses en Sportivo y luego me fui a Patrón. Era un plantel con mucho pibes, la Vieja duró dos fechas y se tuvo que ir, a los pibes nos tocó dar la cara y tuvimos la mala suerte ese año de descender”, recuerda Pele sobre el descenso al Argentino B, en un plantel repleto de pibes y jugadores que llegaron como refuerzo desde La Rioja y no estaban a la altura de las circunstancias.

    Cuando fue consultado porque nunca regreso, el antecesor a Jorge Valverde con la casaca diez de Patronato, contó: “Siempre tuve chances de volver, pero me tiró quedarme tranquilo acá, aposté a la familia y su comodidad. Los compañeros insistieron y en el club me conocían bien, querían que vuelva, pero priorice la tranquilidad de este pueblo, mi señora ya no quería viajar más a ningún lugar, habíamos andado por todos lados. Nos gustó el pueblo, como nos trataron. Yo tenía 27 años y estaba cansado de luchar y luchar, así que me quedé”.

    Desde El Diario se hizo mención a un gran partido que jugó en cancha de Chaco For Ever, ante el dueño de casa. Cuando se le preguntó se fue su mejor partido con la casaca del Negro, destacó: “Recuerdo muchos partidos buenos con la camiseta de Patronato. En el Argentino A tuve un gran torneo, pero los resultados no acompañaron. Luego llegó Alcides Merlo, con él no empecé jugando. Cuando llegó me dijo que no jugaba con enganche y me preguntó si quería jugar de volante por izquierda o delantero. Yo le dije que solo lo hacía de enganche y él me repitió que no jugaba con ese tipo de jugadores. Así que esperé mi oportunidad en el banco de suplentes, seguí entrenando y a las cuatro o cinco fechas me puso y terminó jugando como enganche (risas). Luego llegó Amador Sánchez, tuvimos un gran torneo, pero con muchos pibes cometíamos errores infantiles que nos costaron caro”, expresó Carlitos sobre al año del descenso, para luego agregar: “Jugaba Gabriel Graciani, el Cuco (Ramiro Santamaria), Matías Zapata, éramos todos jóvenes, nadie nos pasaba por encima, pero te equivocabas una vez y la pagabas caro”.

    LA ACTUALIDAD. Al momento de marcar la sensación que lo acompaña a ver a Patronato en primera división, el ex organizador marcó con angustia: “Tengo sentimientos encontrados. A veces pienso que yo pude estar ahí, logrando todo eso. Pero me quedó con que cuando estuve, defendí a muerta la camiseta y la gente me trató muy bien. Agradezco al club, a sus dirigentes, porque cada vez que necesite algo, trataban de brindármelo. Muy contento por el presente y por los chicos que de grande les tocó, como el Seba (Sebastián Bértoli), Gabi Graciani y el Negro Andrade (Walter). Con ellos pude jugar en Patronato y contento por lo que lograron”.

     

    Se hizo querer

    “Acá desde el primer día me trataron bien, pasa con todos los jugadores. Siempre me decían que era de los únicos futbolistas que las otras hinchadas no puteaban, creo que me lo gané con humildad y trabajo. Sobre todo con respeto al rival y la gente de afuera. Acá me quieren bastante, soy un agradecido por ello, como respetan a mi familia. Hay dos clubes muy enfrenados y los que son hinchas de Americano me tratan con mucho respeto, como cuando jugaba los clásicos”, contó sobre cómo logró ganarse el cariño de los hinchas de San Martín y el respeto de los rivales.

     

     

     “Me hubiera gustado retirarme en Sportivo”

    Cuando se le consultó por el club que lo formó y lo que significa para él, Carlitos no dudó en decir: “Soy hincha de Sportivo. Me crié ahí. Al lugar donde vaya siempre voy a decir que soy hincha de Sportivo Urquiza, sin importar donde esté jugando. Me hubiera gustado retirarme con esa camiseta, no se dio la oportunidad, pero estoy muy agradecido al club”

     

    Lo más leído