El primer vocal de San Agustín contó que están trabajando en un protocolo para transitar del mejor modo posible esta nueva etapa, una vez que se reanuden las actividades. “En este contexto quedamos como todos los clubes, parados”, lamentó. Además contó de las dificultades para realizar los entrenamientos bajo la modalidad virtual.

La emergencia sanitaria suscitada por la pandemia y la imposibilidad de realizar actividades físicas en espacios cerrados, obligó a los clubes afiliados a la Asociación Paranaense de Básquet Femenino (APBF) a reinventarse en la práctica de la disciplina y adaptar su día a día a una delicada situación económica y deportiva.

En este marco, el dirigente del Club Atlético San Agustín, Daniel Bustos, reflejó la actualidad de la institución en tiempos de Coronavirus y aseveró que están trabajando en un protocolo para encarar, cuando las condiciones sanitarias y los entes gubernamentales lo permitan, esta etapa de nueva normalidad de la mejor manera posible.

Bustos, el primer vocal de San Agustín y uno de los responsables del básquet de la entidad del populoso barrio paranaense, expresó que “lamentablemente todo lo proyectado para este año se nos cayó. Habíamos armado dos categorías para jugar la Liga Provincial; una categoría U13 con muchas mini para que tengan un buen tiempo de rodaje y de experiencia, y la U17 con jugadoras que volvieron al club y que ya tuvieron experiencia en 2017 y 2018, a cargo del equipo de trabajo conformado por los entrenadores Carina Rosales y Sebastián Martínez, y Pablo Guerrero en la preparación física”.

A lo que añadió: “Por otra parte, también había tenido comunicaciones telefónicas con Santiago Losada por una participación del CASA en la Liga de Mayores y veníamos muy bien encaminados, con la contratación en la banca de Gastón Lanzi, quien estaba en el armado de un equipo competitivo para afrontar el Dos Orillas y el certamen federativo. Pero en este contexto quedamos como todos los clubes, parados”, añadió.

Además, comentó que hay algunas dificultades para realizar los entrenamientos bajo la modalidad virtual: “A diferencia de otros clubes, nuestra conectividad con las jugadoras es menor y los trabajos son más difíciles de hacérselos llegar, pero se intenta mandar videos tanto de trabajos físicos como algo de básquet con todas las limitaciones que uno puede tener en su lugar de hábitat. Ahora desde el club vamos a participar del primer torneo virtual creado por la Asociación Paranaense de Básquet Femenino (APBF), lo que nos parece una idea distinta y que puede tener mucha llegada en estos tiempos de aislamiento”.

Las labores

Por otra parte, Bustos indicó que están trabajando en la elaboración de un protocolo para cuando se reanude la actividad. “Desde hace un tiempo a la fecha venimos trabajando y teniendo contactos con delegados de otros clubes en la busca de un protocolo para cuando se habilite la actividad. Desde la comisión directiva ya tenemos nuestro protocolo para el club, trabajamos con los profesores de todas las categorías en la búsqueda del protocolo específico para básquet”.

Para el final, el directivo manifestó: “Con la APBF venimos teniendo reuniones semanales por Zoom buscando poder dar respuestas a todas las cuestiones que trajo aparejada esta pandemia, como por ejemplo los asuntos económicos que en nuestra institución sufrimos una disminución de los ingresos de más del 80 por ciento. Así y todo, gracias al trabajo de los integrantes de la comisión directiva, subcomisiones y colaboradores tratamos de saldar cuentas y poder seguir haciendo algunas refacciones para cuando llegue el momento de volver”.