Pandemia: Festram alertó por la situación de trabajadores municipales

675
"La emergencia económica familiar de los trabajadores municipales lleva varias décadas", advirtió Mario Barberan, secretario general de la Federación Entrerriana de Sindicatos de Trabajadores Municipal.

La Federación Entrerriana de Sindicatos de Trabajadores Municipal (FESTRAM), mediante su secretario general, Mario Barberan, expresó la preocupación respecto a la situación económica de los municipales.

 

EL DIARIO / Aldana Badano

En el contexto de emergencia sanitaria, a la precarización económica se le suma la falta de recursos para la seguridad e higiene de los trabajadores en muchos municipios de Entre Ríos.

 

[email protected]

 

Mario Barberan, secretario general de la Federación Entrerriana de Sindicatos de Trabajadores Municipal (FESTRAM), manifestó su preocupación y la de toda la Federación por la situación social de la provincia en virtud de la acuciante realidad de muchos municipios entrerrianos.

El dirigente municipal agrego que “la FESTRAM, que tiene representación activa en más de 40 municipios de la provincia, realiza un seguimiento de estas situaciones que hoy se ven contenidas por las limitaciones a realizar asambleas y medidas de fuerza, sino esto no se vería tan tranquilo y silenciado en los medios de comunicación, pero no podemos soslayar los niveles de creciente conflicto que se están generando y que tarde o temprano van a estallar”.

Inmediatamente agregó que “observamos atónitos que se publicitan correctamente protocolos de cuidados ante el COVID 19, hasta como pasear un perro, pero casi ninguna municipalidad tiene un protocolo para el desarrollo de las tareas en los propios municipios, desde el administrativo, construcción, choferes, inspectores, etc”.

Sabemos de la ayuda del Gobierno Provincial adelantando las coparticipaciones, pero en el ámbito nacional y provincial las soluciones del déficit muchas veces son con fondos frescos, no adelantos ni préstamos, hasta las empresas privadas reciben créditos a varios meses”, afirmó el dirigente.

Con respecto a las diferentes realidades de los municipios, Barberán manifestó que “hay municipios que se manejaron correctamente y otros no tanto; algunos con nuevas autoridades y otros reelectos. Al trabajador con la emergencia, le caen recortes de sueldos, adicionales, aplazamientos de paritarias, no cumplir con el mandato constitucional de provincia, pagos parciales y fuera de fecha de sueldos, persecución gremial y laboral, etc”.

Además, destacó que “las familias de los trabajadores municipales reciben menos ingreso en un marco de inflación creciente y más aún en alimentos, la pegunta es: cómo piensan que va a terminar este estado de situación”.

Luego advirtió los problemas que se avecinan si no se toman cartas en el asunto. “Ni hablar de lo que será junio con el aguinaldo, que siempre se espera para tapar agujeros de cuentas pendientes”.

Sobre la actual situación económica expresó que “para los municipales en general, que están en línea de pobreza, siendo generosos con el calificativo, al igual que la mayoría de empleados públicos, acá y en casi el 95% del país, para nosotros la emergencia económica familiar por los ingresos, tiene varias décadas y por eso el nivel de aguante es mucho menor y alertamos sobre esa condición, que llevará a que no importe la pandemia si no le das de comer a tu familia”.