Juicio por jurados: el juez Garzón dialogó con EL DIARIO

214
LEY. Se elegirá al azar a 2.400 entrerrianos de un padrón depurado

En junio se sorteará a los ciudadanos que integrarán los juicios por jurados.

 

Redacción EL DIARIO 

Los casos de los femicidios de Fátima Acevedo y de Julieta Ricle, por ejemplo, serán resueltos por un jurado integrado por ciudadanos comunes, de acuerdo a la ley sancionada el año pasado. ¿Quiénes están habilitados para integrar un jurado popular?

 

[email protected]

 

El 5 de noviembre del año pasado, la Legislatura de Entre Ríos sancionó la Ley de Juicio por Jurados, e inmediatamente fue promulgada por el Gobierno de la Provincia.

De esa manera, se cumplió con el  mandato de la Constitución Nacional en sus artículos 24 y 75 (incisos 22 y 118) respectivamente, y en el artículo 122, inciso 23 de la Constitución entrerriana, reformada en 2008. En su articulado establece que los delitos graves con penas de 20 años o más sean juzgados por un jurado popular compuesto de 12 personas.

Ya son ocho las provincias que cuentan con ley de juicio por jurados: Córdoba (fue la pionera, en 2004), Buenos Aires (en 2013), Mendoza (se estrenó en mayo de 2019), Chaco, Río Negro, Neuquén, San Juan y Entre Ríos.

De acuerdo a esa ley, los últimos casos más resonantes de femicidios ocurridos en Paraná serán definidos por jurados populares. Por ejemplo, un jurado de 12 ciudadanos entrerrianos deberá decidir si Nicolás Martínez (acusado del femicidio de Fátima Acevedo) o Jorge Julián Christe (del femicidio de Julieta Ricle) son culpables o inocentes.

Los jurados son elegidos al azar entre un padrón de ciudadanos que cumplen con una serie de requisitos establecidos por la ley.

Precisamente, en junio se realizará el sorteo en la sede del IAFAS para seleccionar quienes oficiarán como postulantes a jurados durante un año.

Para tener mayores precisiones sobre ese proceso, EL DIARIO dialogó con el juez Elvio Garzón, quien es el delegado del Superior Tribunal de Justicia (STJ) en la organización del sistema.

El juez, Elvio Garzón, fue entrevistado por El Diario.

SORTEO

—¿Cuándo está previsto el sorteo?

—Resta definir la fecha concreta pero puede ser entre la primera y segunda semana de junio. Se hace a través del IAFAS.

—Se sortearán 2.400 jurados. ¿Cómo se llega a ese número?

—Hemos sacado esa proporción de acuerdo a la cantidad de juicios por jurados que puede haber en la provincia durante un año. Calculamos entre 20 y 25, más o menos. Eso se  multiplica por 48 que son los jurados potenciales que van a intervenir en cada juicio. Porque de esos 48 van a quedar seleccionados 16. Los 48 van a ser citados para la audiencia de selección de jurados. Así nos dan 1.200. Lo multiplicamos por dos, para no tener otros problemas e imprevistos que se puedan presentar. Por eso la cantidad de 2.400 entrerrianos que van a estar habilitados para ser potenciales jurados.

—¿Cuáles son los requisitos de selección?

—El primer requisito es la paridad de género porque de esos 2.400 la mitad son varones y la otra mitad mujeres. La edad va de 18 a 75 años. Tienen que saber leer y escribir. No tienen que tener ningún tipo de capacidad diferente. No tienen que tener ningún tipo de vinculación con las ciencias del derecho. No tienen que ser funcionarios públicos que ocupen cargos de director para arriba. No pueden ser miembros de fuerzas de seguridad. No pueden ser miembros del clero. Cuando se realiza el sorteo se extraen bolillas correspondientes a los tres últimos números del DNI. Una vez que se extraen, el sistema señala cuántos varones y cuántas mujeres hay de acuerdo a ese número, jurisdicción por jurisdicción. Después se hace el sorteo de otro número porque seguramente con uno solo no alcance para cubrir esa cantidad. Estuve en un sorteo en el Chaco y con tres números alcanzó.

—¿Qué implica resultar sorteado? ¿Es una carga pública?

—Ser jurado es una carga pública. Hay muy pocas excepciones por las cuales el juez lo puede dispensar de eso. Por ejemplo, una mujer que acaba de dar a luz y está amamantado a su hijo; una persona que esté en un cuadro de una enfermedad grave. Pero son muy pocas las dispensas que se pueden dar. En la ley está prevista la salvaguarda de los derechos laborales que tiene la persona que es jurado. El Poder Judicial le debe notificar al patrón de que tal persona ha sido seleccionada para jurado y por lo tanto los días que tenga que faltar no pierde ni el presentismo, ni ningún tipo de derecho que tiene acordado por ley.

—¿Qué tipo de delito debe ser juzgados por este sistema?

—Teniendo en cuenta el artículo 2 de la ley 10746, que es la Ley de Juicio por Jurado, los delitos son: aquellos cuya pena en abstracto tenga un máximo de 20 o más años de prisión. Por ejemplo el homicidio, cuya pena en el caso de homicidio simple es de 8 a 25 en abstracto supera esos 20 años. Los homicidios calificados que tienen perpetua; abuso sexual con acceso carnal agravado; abuso sexual con acceso carnal seguido de muerte; homicidio en ocasión de robo; corrupción de menores agravada. También las tentativas de estos delitos. Esto sin perjuicio de que las partes puedan llegar a un juicio abreviado.

—¿Qué es lo que decide el jurado?

—El jurado decide si la persona que es imputada de un determinado hecho es culpable o no culpable. Hay que tener en cuenta que a los jurados que van a intervenir los eligen las partes: el fiscal y el defensor. Cuando son citados los posibles jurados se les envía una especie de cuestionario con preguntas generales. Por ejemplo, ocupación, si hay alguien en la familia que tenga conocimiento de derecho, si hay alguien que haya sido policía, etcétera. Todo para saber más o menos el perfil de ese posible jurado. Cuando se va a esa audiencia de selección de jurados las partes les pueden hacer preguntas a esos jurados. La ley prevé recusaciones, apartamientos, que son cuatro para cada parte sin causas. Es una cuestión estratégica porque es muy importante elegir el jurado. Es una reselección del jurado. Una vez que queda seleccionado el jurado, el juez les da instrucciones. Qué pueden hacer y qué no. Por ejemplo, que no pueden hablar sobre ese tema con nadie, cuando comience el juicio no pueden deliberar con sus pares hasta tanto comience el período de deliberación. No pueden ver noticias en los medios que tengan que ver con ese tema. Siempre va a estar el juez poniendo las pautas con las cuales el jurado tiene que analizar y llegar a un veredicto. El fiscal le puede pedir que les explique en qué consiste la alevosía, o que el defensor solicite que explique qué es la legítima defensa.

—¿El juez sería el garante del proceso?

—Exactamente. El juez se transforma en un juez de garantías. Va a dar todas las explicaciones del proceso. Luego, el jurado se retira a deliberar. No van los 16 sino 12. Es una deliberación secreta. Tienen prohibido contar luego lo que allí se habló, es una protección para ellos.

—¿Cómo llegan al veredicto?

—El veredicto debe ser unánime, tanto para el de culpabilidad como para no culpabilidad. Eso implica que tanto la fiscalía como la defensa deben llevar pruebas contundentes y categóricas para que el jurado realmente llegue a una conclusión categórica.

—¿El juez establece la pena?

—Llegado al veredicto de culpabilidad, el juez da por concluida la tarea del jurado. Fija una audiencia para discutir la pena a aplicar. Fiscalía y defensa pueden llevar pruebas y el juez fija la pena. En este procedimiento hay dos jueces: los jueces de los hechos, el jurado popular, y el juez técnico, que es el juez del derecho. El juez lo único que hace es aplicar la pena. Es el jurado el que hace la calificación del hecho.

La remuneración a los jurados

—¿Cómo es el pago a los jurados?

—Si hay un juicio que dura por ejemplo dos días, a los jurados se les da de comer, merendar, etcétera, durante el tiempo que dure el juicio. Pero además de eso, la ley prevé el pago a los jurados de un mínimo de 2 JUS (unidad de valor de honorarios judiciales) por día. Hoy el JUS está a 720 pesos. No significa que vayan a cobrar dos JUS, pueden cobrar más. Eso queda a reglamentación del Superior Tribunal cómo se va a pagar. La ley asegura dos JUS por día. Los jurados cobran desde la audiencia de selección.