14.6 C
Paraná
domingo, mayo 31, 2020
  • Paraná
Más

    Se extiende el conflicto que afecta a los trabajadores y a las empresas

    Finaliza la semana sin solución para el conflicto que mantienen los trabajadores nucleados en la Unión Transporte Automotor. En nuestra ciudad, ayer hubo asamblea frente a la empresa ERSA Mariano Moreno. En el marco de la situación, si bien lejos está de saldarse la deuda que reclaman, los empleados recibieron un pago parcial. Los empresarios hablan de “empresas al borde del colapso”.

     

    Redacción El Diario / [email protected]

    Si bien en el gremio aseguran que mantienen informados a los trabajadores, el sector quería escuchar información de propia voz de los empresarios. Así fue que ayer llegaron hasta la empresa ERSA Mariano Moreno, donde lograron hablar con personal de la gerencia.

    “En la asamblea se les informó a todos los trabajadores una vez más la situación. También pudieron hablar con la gerente de la empresa Ersa Mariano Moreno, se sacaron dudas, necesitaban escuchar cierta información de boca de los empresarios”, contó el secretario Gremial de UTA a EL DIARIO.

    Sergio Groh confirmó que “la medida de fuerza sigue. Lo único bueno es que la empresa entregó a cuenta de los sueldos 8 mil pesos más. Pero estamos muy lejos todavía de la solución”, dijo el dirigente a esta Hoja, al evaluar los acontecimientos de la víspera. Las inquietudes de los trabajadores que trasmitieron a la funcionaria de la empresa estaban relacionados con el funcionamiento en general de la firma, el pago de sueldos y las deudas.

    El secretario General por su parte, precisó que «entre lo que es Ersa y Mariano Moreno, a los choferes se les deben 8 mil pesos del año pasado, correspondiente a un reajuste de haberes; más cuatro mil pesos que corresponden al decreto nacional 1420; que no sabemos si (la empresa) lo cobró, pero nos consta que los trabajadores no lo percibieron».

    En ese sentido la deuda es 12 mil pesos, más la mitad de los haberes del mes de abril; además de sumar los días descontados por el paro. «Nos preocupa sobremanera. Nosotros somos los representantes directos de los compañeros y hoy estamos soportando la autoconvocatoria creyendo que no estamos haciendo nada, y hemos agotado la instancias en todos los niveles y, tristemente, no hemos podido resolver esto», aseveró Juan Carlos Dittler, en declaraciones a medios locales.

    Sobre la falta de pago a choferes de media y larga distancia, Dittler comentó que «se firmó (a nivel nacional) que a cada trabajador le debían otorgar un ATP de 32 mil pesos, pero en nuestra provincia muchas empresas no lo cobraron».

    «Nosotros hicimos un reclamo la semana pasada por el tema de cobro, porque muchos trabajadores no habían percibido nada y otros muy poco. Entre el miércoles y el jueves las empresas le depositaron 10 mil pesos a cuenta de futuras liquidaciones», declaró. Más adelante agregó un pedido a las autoridades provinciales, municipales y a distintos funcionarios, “si pueden reclamar ante Anses, que haya celeridad para que los compañeros puedan cobrar los ATP».

    LA EMPRESA. “Es un problema bastante delicado lo que ocurre con el transporte en todo el país. La pandemia ha agravado algunas situaciones que se venían profundizando y al no haber recaudación, esto empeora” manifestó al ser consultado por EL DIARIO, Marcelo Lischet.

    El empresario recordó que gran parte de los ingresos a las empresas, alrededor del 70% es por la recaudación, en tanto que un 30% es lo que aporta el gobierno y que en este momento, “es lo único que disponemos”, remarcó.

    Insistió en que “es preocupante porque a otros sectores los problemas se les han podido solucionar con el pago de salarios a cargo del Anses, por un lado, y por el Ministerio de Trabajo, por otro. En este caso, -acotó- por tratarse de un servicio esencial carecemos de ese apoyo, lo que hace muy difícil hacer frente a las obligaciones”.

    Lischet dijo que en la empresa “entendemos la situación del personal”. En ese sentido, aseguró que “hemos volcado todos los recursos que ingresaron de la Nación a principios de mes, para pagar el 50% del salario”. En lo que respecta a la mitad que está pendiente, explicó que “el gobierno nacional había pedido tiempo para analizar la situación y si bien hubo un principio de solución, el Ministro de Transporte deslindó en las provincias la solución”. Comentó que fue en esa misma reunión donde las provincias informaron que no estaban en condiciones de hacer frente a la situación del transporte, por lo que “quedamos en un punto intermedio donde el Estado nacional responsabiliza a las provincias y las provincias, dado la pandemia sostienen que volcaron todos sus recursos a la sanidad”. En definitiva, Lischet advirtió que “se genera una situación muy difícil que lleva al borde del colapso a las empresas”.

    El empresario insistió en que “es entendible la situación del personal que ha cobrado solo el 50%”. Coincidente con la información del gremio, comentó que ayer, “en Paraná y en otros lugares, ingresó un dinero que nos estaba debiendo la Nación por boletos de fines de febrero, principios de marzo, y se volcó a los trabajadores que están atravesando por un problema de inseguridad alimenticia ya. Se depositó en cada cuenta 8000 pesos a la espera de ver si la semana que viene, desde Nación se puede solucionar algún problema”.

    En el análisis no dejó al margen a los que menos ingresos tienen que son los que utilizan el servicio que, aclaró, “es una obligación del Estado ya sea nacional, provincial o municipal buscar una solución. Nosotros estamos dispuestos a poner todo de nuestra parte para que se encuentre una solución”.

    Caída del 90%

    La recaudación por pasajeros que implica el 65% de los ingresos a la empresa, tuvo una fuerte caída como consecuencia de la pandemia.
    Marcelo Lischet estimó que “previo a la pandemia teníamos 90 mil pasajeros (diarios) y con la pandemia y trabajando, estábamos en el mejor de los casos llevando unos 8 mil o sea, nuestra recaudación cayó en un 90%”. Pensando que las disposiciones relativas al aislamiento social se van a mantener, los ingresos por recaudación propia van a seguir afectados.

     

     

     

    Lo más leído