Río Paraná: la bajante origina problemas en la toma de agua

299
La bajante del Paraná origina problemas en la toma de agua. Foto: Gustavo Cabral.

El bajo nivel del río afecta seriamente la navegación y la provisión de agua potable a las ciudades costeras.

Redacción EL DIARIO / [email protected]

La histórica bajante del río Paraná, que llegó a un nivel en el puerto de la capital entrerriana a menos de 15 centímetros, es la mayor en medio siglo y está produciendo graves problemas. A los serios inconvenientes que deben afrontar algunas ciudades costeras para lograr proveerse de agua se suman las pérdidas millonarias en las industrias agroexportadoras debido a la imposibilidad de navegación.

Desde febrero, las lluvias en la cuenca del Paraná se mantienen por debajo del promedio histórico y las precipitaciones inferiores a las normales excede el territorio nacional y eso genera que tampoco entren afluentes importantes en los tramos paraguayos y brasileños de la cuenca.

Pero en las próximas horas llegará un alivio ya que luego de casi un año de permanecer cerradas, la represa Itaipú Binacional reabrió las compuertas del vertedero con el fin de aportar caudal de agua que permita recuperar navegabilidad en el río Paraná.

Brasil accedió al pedido de Paraguay y de Argentina debido a que la producción hidroeléctrica de esa represa disminuyó en los últimos meses debido a la menor demanda de electricidad en el país vecino, a raíz de la caída de la actividad económica por la pandemia global de coronavirus.

En ese sentido, Carlos Víctor, director de Hidráulica de la Provincia de Entre Ríos, calculó que el aumento del flujo de agua desde la represa internacional podría llevar al río a una altura de entre 40 y 50 centímetros lo que traería aparejado un alivio para la navegación y la provisión de agua.

Con respecto a la extracción de agua cruda para la potabilización, Víctor dijo a EL DIARIO: “Hasta ahora tenemos alertas en Victoria y en Paraná. Por lo menos, con esta liberación de la represa no se va a empeorar más la situación y esos 40 centímetros nos vendrían bien para esperar que llegue la lluvia”.

ITAIPÚ. La dramática situación que se vive en distintas zonas, sobre todo en las portuarias, llevó a que este lunes la empresa Itaipú Binacional finalmente abriera las compuertas de la represa hidroeléctrica ubicada entre Brasil y Paraguay.

Según afirmó la empresa a través de las redes sociales, el caudal vertido promedio fue de 474 metros cúbicos por segundo, con un máximo de 1.376 metros cúbicos por segundo. El agua fue liberada durante 8 horas y media, entre las 0.45 y 9.15 del lunes.

Si bien los especialistas aseguran que la reapertura de las compuertas no será suficiente para que el caudal del río vuelva a su nivel normal, el accionar pretende facilitar la navegación y posibilitar la reactivación del dinamismo comercial en la hidrovía Paraguay-Paraná, afectada por la crisis hidrológica.

“El acuerdo es solamente por la represa de Itaipú —aclaró Víctor en diálogo con EL DIARIO— Es un arreglo entre las tres cancillerías de los países”.

De acuerdo a lo precisado por el funcionario provincial, se trata de “un alivio de 1.200 m3 por segundos que se liberarán hasta el 31 de mayo para tener más centímetros de altura y mejorar las condiciones del río, especialmente para la navegación. Beneficiaría la navegación de los puertos de Paraguay y Rosario para la salida de las exportaciones”, consignó después.

De acuerdo a lo estimado, la mejoría en los niveles del río llegarían más o menos en 15 días.

En cuanto a las perspectivas de lluvia, no son muy promisorias al menos en los próximos días. Hay algunas posibilidades al norte del país y en la zona del río Uruguay, pero tampoco implican grandes volúmenes de precipitaciones.

“Hasta ahora, llovió algo, apenas una cola de agua, en la zona de Iguazú y en la cuenca del Uruguay, no el Paraná. Hay pronóstico en la misma zona, y se suman probabilidades de lluvia al este de Corrientes, en la cuenca del Uruguay y una zona del norte uruguayo. En esa zona se esperan lluvias de entre 60 y 70 milímetros. Pero no en el Paraná donde seguiría complicado, por lo menos en los próximos días”, manifestó Víctor.

Más adelante, aclaró: “Esas son las perspectivas y pronósticos, no quita que pueda llover un poco más. En la alta cuenca del Paraná hay posibilidades de unos milímetros de lluvias. Pero en la media cuenca, en la zona de Itaipú no hay perspectivas”.

Lo que se espera es que en los próximos días la liberación del volumen de agua de la represa Itaipú mejore la situación.

“La perspectiva nuestra es que a la liberación de caudal por parte de Itaipú se sumen algunas lluvias para tener algo de alivio. Lo que se prevé es que con esa liberación de 1.200 m3 por segundos se llegaría a unos 40 o 50 centímetros, no más de eso”.

Triste paisaje por la bajante del río Paraná

Paraná: otro récord, el río bajó a 0,16 metros