Talleres virtuales para jubilados

364
Foto archivo talleres 2019.

La Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) continúa brindando talleres gratuitos para sus afiliados jubilados en toda la provincia.

 

Aldana Badano / [email protected]

 

La seccional de Agmer Paraná Susana “Peta” Acevedo brinda, a través de la secretaría de jubilados, talleres culturales para jubilados en Paraná y filiales. En la capital entrerriana se desarrollan talleres de Dibujo y pintura, Tejido, Yoga, Teatro y Estimulación de la memoria. Mientras que en las filiales distribuidas en el departamento, se ofrece: DisfrutArte (Viale), Creando mis adornos (Tabossi), Espacio creativo (María Grande) y Agmergym (Hasenkamp).

Estos talleres están dirigidos a los jubilados afiliados a Agmer, para quienes se ofrecen sin costo. Mientras que los jubilados que no son afiliados pueden participar abonando un monto mínimo.

Rina Blanco, encargada de la coordinación de los talleres comentó a EL DIARIO que “los encuentros virtuales surgen de la necesidad de dar continuidad a los talleres, muchos se vienen brindando hace varios años, y otros recién arrancan. Debido a la situación de aislamiento tuvimos que buscar otras maneras de encontrarnos, para no perder el vínculo entre talleristas y quienes vienen a aprender, en estos tiempos tan difíciles para todos”.

Respecto a la dificultad que puede presentarse en el manejo de plataformas para el encuentro virtual en los jubilados, Rina precisó que “no hemos podido brindar capacitación previa en el uso de las tecnologías, ya que esta situación nos tomó por sorpresa, estamos aprendiendo sobre la marcha. En este sentido, hay que destacar la doble tarea de las talleristas, ya que para concretar el encuentro pedagógico, deben encontrar la manera que les resulte más accesible al grupo con el que trabajan. No hay nada previamente estipulado, la idea es que cada tallerista pueda acordar con su grupo la manera que les resulte más práctica y que contenga a todos. Partimos de lo que más usado, el Whatsapp, se crea el grupo y en función de las posibilidades que ofrece se utilizan desde llamadas, filmaciones, fotos, video llamadas, etc. Hay talleres que utilizan Facebook, Instagram, e-mail, etc. Todo es válido si apuntamos a encontrarnos y aprender, aunque nada sustituya el encuentro presencial, al que volveremos cuando esta situación de pandemia pase”, aseguró.

TEATRO. Respecto a la cantidad de inscriptos para todos los talleres, Rina indicó que ya superaron los cien, “aunque el número no está definido todavía, ya que la gente sigue consultando para inscribirse. Hay quienes se interesan por un taller y quienes se inscriben en varios”.

Por su parte, Antonella Fernández Pabón, profesora de Teatro, señaló que brindar clases de teatro de manera virtual “requiere de muchísima elaboración tanto pedagógica como creativa ya que es una expresión artística que está íntimamente ligada a lo vivencial, a lo emotivo y sobre todo a la presencia de los cuerpos en un espacio donde conviven y se modifican”.

Particularmente el taller de Teatro para jubiladas/os de Agmer aún tiene unas pocas inscriptas que se animan a probar esta nueva modalidad por primera vez. Antonella reflexionó que “es un hermoso desafío que tanto ellas como yo llevamos adelante lo mejor que podemos, con nuestros días mejores o peores y con nuestros hogares funcionando de manera paralela a los encuentros. Estamos compartiendo mediante pantalla las intimidades de nuestras casas y familias y eso requiere de un esfuerzo doble para poder aprovechar las clases lo mejor posible, haciendo prueba y error de los lugares con mejor señal de internet, mejor luz, mejor acústica y espacio para poder despegarnos de las pantallas y movernos por el espacio para no olvidarnos del cuerpo, nuestra herramienta de trabajo esencial”.

Antonella se desempeña como profesora de teatro en distintas instituciones con diversidad de estudiantes, que van desde los más pequeños con apenas 4 y 5 años hasta los jubilados de Agmer. Actualmente está explorando en esta nueva modalidad pedagógica y de encuentro que se volvió obligatoria dada la crisis sanitaria y el aislamiento vigente en nuestro país. Al respecto, comentó que “esta modalidad, nos abre una página en blanco sobre lo que tenemos que ofrecer a los alumnos, y lo que debemos poner en juego como docentes para asemejarnos lo mejor posible a un encuentro vivencial pero esta vez con una pantalla de por medio. Independientemente de las edades, muchas veces existe un prejuicio sobre la tecnología y la accesibilidad que esta ofrece para con nuestros adultos mayores, pero la realidad demuestra que no es imposible adaptarse”.

Respecto a la dificultad de enseñar, aprender y vivenciar expresiones artísticas mediante clases virtuales, Fernández Pabón señaló que “las grupalidades en torno a un taller de cualquier expresión artística comienzan a exigirle al espacio momentos de fortalecimiento de vínculos y sobre todo poder articular lo mejor que se pueda con el contexto y es el desafío que, creo, varios docentes tenemos por delante, más allá de las especificidades. Que las pantallas traten de acercarnos de la forma más verdadera y sana que se pueda”.

Respecto a la vuelta a las aulas, a los encuentros presenciales, adelantó que “cuando podamos tomar cercanía con los cuerpos, veremos si el trabajo a distancia sirvió para algo y qué hacer con ello. Pero ahí comenzará otro capítulo que, espero, podamos seguir analizando”.

Para recordar: 

Entre la oferta en Paraná se encuentran talleres de teatro, tejido, pintura, estimulación de la memoria y yoga. Actualmente, debido al Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, los talleres se desarrollan de manera virtual.