El gobierno provincial inhabilitó la matrícula del médico Moyano

80
Moyano deberá cerrar su consultorio y abstenerse de ejercer la profesión en toda la provincia de Entre Ríos.

Años atrás la Justicia Federal de Paraná condenó el médico Hugo Moyano por delitos de lesa humanidad a través de una sentencia que fijó una pena de 10 años de prisión con más la inhabilitación absoluta por el doble tiempo de la condena.

 

El Ministerio de Salud de Entre Ríos a través de la resolución 1369, suspendió la matrícula de médico a Hugo Mario Moyano, mientras y hasta que se cumpla la pena de inhabilitación absoluta por el doble tiempo de la condena de lesa humanidad impuesta por la justicia Federal de Paraná. Deberá cerrar su consultorio y abstenerse de ejercer la profesión en toda la provincia.

En su momento la justicia Federal de Paraná, condenó el médico Hugo Moyano, por delitos de lesa humanidad a través de una condena que fija una pena de 10 años de prisión con más la inhabilitación absoluta por el doble tiempo de la condena.

Deriva de ello como consecuencia, que tampoco podrá ejercer la medicina en ningún rincón del territorio provincial, y naturalmente deberá cerrar su consultorio.

Moyano fue condenado por crímenes de lesa humanidad en siete casos tipificados como privación ilegítima de la libertad y torturas en su función de médico de las unidades penales Unidad Penal 1 y 6 y también como médico de la Base Aérea guarnición Paraná.

En ese marco y habiendo tomado conocimiento de la situación, Velázquez inmediatamente denunció dicha situación e impuso una serie de medidas tendientes a realizar las investigaciones preliminares del caso sin perjuicio de las medidas preventivas o de fondo que el Ministerio pudiese tomar ajustadas a derecho en el marco de sus atribuciones.

Fue así que luego de efectuadas las tramitaciones de rigor, el Ministerio llegó a la conclusión de suspender la matrícula de dicho profesional tal como lo dejó establecido por resolución 1369 puesta en vigencia en el día de ayer.

Los considerandos de la resolución enfatizan, (en el contexto de la medida dispuesta) que “la Administración Pública siempre tiene que actuar teniendo en cuenta las exigencia y las necesidades del interés público” ya que caso contrario, “si este principio fuera transgredido, los actos dictados con violación del mismo aparecerían como viciados e injustificados como resultado de un sustancial desviación del poder”.

La inhabilitación -junto a la condena de prisión- advierte la resolución, tiene por objeto de privar al inculpado de evitar que ponga su profesión al servicio de ulteriores actividades criminales. De ahí, que la sanción recaiga comúnmente en cargos profesionales susceptibles de un riesgo general como los de carácter público, sanitario o de transporte.

El artículo 2° de la resolución rubricada por la titular del Ministerio de Salud, hace referencia a la necesidad de oficiar ante el Tribunal Oral Federal, información sobre la situación procesal de Moyano.

El artículo siguiente establece finalmente que, además de notificar tanto al profesional como al Círculo Médico de Paraná y a la justicia Federal de Paraná, de lo resuelto por el Ministerio de Salud, Moyano deberá cerrar su consultorio médico y abstenerse de ejercer la medicina en el ámbito provincial.

“El silencio cómplice no es salud”

La Subsecretaría de Derechos Humanos difundió un comunicado donde expresó “nuestro compromiso con el avance de los juicios de lesa humanidad y la condena a los responsables de cometer los delitos más aberrantes”.

“Celebramos la Resolucióndel Ministerio de Salud de Entre Ríos que dispone suspender la matrícula de médico Nº 4426 del Sr. Hugo Mario Moyano para el ejercicio de la profesión, quedando inhabilitado para el ejercicio de la misma mientras y hasta que se cumpla la pena de inhabilitación absoluta por el doble del tiempo de la condena impuesta por la Justicia Federal de Paraná en la causa Nº 13007824/2003 por los delitos de severidades, vejaciones y apremios ilegales”.

Además, apuntó que “el genocida Hugo Moyano es parte del pacto de silencio porque compartió la tortura usando su conocimiento científico al servicio del horror. El fundamento de esta posición es el testimonio de las víctimas en sede judicial y la sentencia de un tribunal del Poder Judicial de la Nación en la megacausa conocida como Área Paraná”.

“Sostenemos como un valor de nuestro país el rechazo a la metodología al terrorismo de Estado. La lucha de los familiares, víctimas y sobrevivientes, de los organismos de derechos humanos, el acompañamiento de gran parte de la sociedad y el juzgamiento a los responsables con todas las garantías del Estado de Derecho”.

Señala también la subsecretaría que “aún hoy, pasados 44 años de la última dictadura cívico – militar, las secuelas del terrorismo de Estado las seguimos viviendo, porque todavía no conocemos el destino de miles de personas, entre ellas la del joven oriundo de la ciudad de Concordia, Jorge Emilio Papetti. La investigación de este caso continúa sin ser juzgada, en esta causa también está imputado Moyano. Reafirmamos la consigna del Nunca Más a la persecución de ideas, al secuestro, la tortura, los asesinatos, el robo de bebés y la desaparición forzada de personas”.

“Asimismo, expresamos nuestra preocupación en relación a la comunicación de la información de parte del Poder Judicial Federal a la Provincia, ya que la notificación de la condena a Moyano no había llegado al Ministerio de Sa

Moyano: apuntan a la Justicia por no informar antecedentes penales