Paraná: otro récord, el río bajó a 0,16 metros

232
En el Puerto de Paraná el panorama es desolador. Foto Gustavo Cabral.

El nivel del río volvió a marcar un nuevo récord en el puerto paranaense.

 

 

La medición realizada este lunes al mediodía registró que la altura era de 16 centímetros, es decir, cuatro menos que en el mediodía del domingo y 13 por debajo de lo medido el sábado.

La bajante del río Paraná es alarmante y no se vive una situación similar desde hace 50 años. Ayer al mediodía los niveles en el puerto de la capital entrerriana llegaron hasta los 0,16 metros, tras bajar tres centímetros más.

El nivel del río volvió a marcar un nuevo récord en el puerto de la capital entrerriana, se confirmó desde Prefectura. La medición realizada al mediodía registraba que la altura del río en Paraná era de 16 centímetros, es decir, cuatro menos que en el mediodía de este domingo y 13 por debajo de lo registrado el sábado.

De esta manera, desde la primera medición realizada el pasado sábado, hasta la llevada a cabo ayer al mediodía, el nivel del río Paraná descendió 19 centímetros frente a la capital entrerriana.

Controles de navegación

El titular de la delegación Paraná de la Prefectura Naval Argentina, prefecto Eduardo Esquivel, confirmó que «continúan las restricciones a la navegación deportiva y recreativa, debido al asilamiento obligatorio, dispuesto por el Gobierno Nacional», dijo y agregó que «solamente, pueden navegar los pescadores, areneros y barcos comerciales».

Mientras tanto, desde el Instituto Nacional del Agua ratificaron que «las condiciones que determinan la bajante en curso persisten en las cuencas que aportan al caudal en el río Paraná en territorio argentino».

La histórica bajante, que comenzó en febrero, continuaría al menos por un tiempo. Los especialistas sostienen que la causa principal del fenómeno es la falta de lluvias.

La evolución de los niveles «en este tramo del río dependerá fuertemente de la distribución espacial y montos de las lluvias. La tendencia climática sigue siendo desfavorable».

Según datos de Prefectura Naval Argentina, el descenso en los últimos cinco días fue marcado:

– Jueves 14 a las 12: 0.39 Mts

– Viernes 15 a las 12: 0.34 Mts

– Sábado 16 a las 12: 0.29 Mts

– Domingo 17 a las 12: 0.20 Mts

– Lunes 18 a las 12: 0.16 Mts

Ante esta situación, hay expectativas por la apertura a partir de ayer de las compuertas de la represa Itaipú, en el marco de un acuerdo conjunto entre Brasil, Paraguay y Argentina. La intención es garantizar la salida al mar de las exportaciones de granos, fundamentalmente.

La cifra del río es más baja incluso que la de 1971, cuando el Paraná había descendido hasta los 0,50 metros. De todos modos, para este mes de mayo, esta bajante pronunciada no se vivía desde 1884.

Puntualmente, en un informe del Instituto Nacional del Agua -INA- señalaron que la histórica bajante actual del río Paraná no tiene correlato contemporáneo y solo se registraron valores similares durante mayo hace más de 130 años.

Las alarmas se encendieron este domingo, luego de que el río bajara 9 centímetros en apenas 24 horas y ya supera las nuevas previsiones oficiales. Según estimaciones, se esperaba que llegara a mediados de mayo a 0,30 metros, pero el fin de semana ya bajó a 0,20 metros y este lunes descendió hasta los 0,16 metros.

Ante este escenario, cada vez son más las ciudades que tienen problemas para obtener agua para potabilizar y brindar a las comunidades, además de que dificulta la navegabilidad de los buques que transportan mercadería por el río.

 

Bahl supervisó las acciones para garantizar el servicio de agua

El intendente Adán Bahl visitó la Toma Nueva para monitorear las labores frente al descenso sin precedentes del río. “Estamos analizando la situación y trabajando para brindar un eficiente suministro en toda la ciudad”, indicó el mandatario.

En la recorrida se corroboró el funcionamiento del muelle 1 que capta agua para ser potabilizada en la planta de avenida Ramírez y del muelle 2, que lo hace para la planta ubicada en avenida Echeverría. Bahl estuvo acompañado por el secretario de Obras Públicas, Maximiliano Argento; el subsecretario de Obras Sanitarias, Oscar Silva, y demás funcionarios del área.

Sobre las obras planificadas a mediano y largo plazo, Bahl afirmó: “Hemos articulado tanto con Provincia como con Nación grandes proyectos de inversión en obras capaces de dar solución definitiva al problema del agua”.

En relación a este punto agregó: “Paraná fue incluida en un plan de obras que incluye la puesta en valor y refuncionalización del muelle en la toma de agua, la planta de avenida Ramírez y los conductos, lo que nos permitirá un ahorro importante tanto de agua como de energía. Estamos en proceso de incorporación de esa obra al plan de obras públicas de la provincia, y aspiramos que en muy poco tiempo podamos licitarla”.

 

El río tuvo otro marcado descenso y ya está en los 20 centímetros