10 C
Paraná
martes, mayo 26, 2020
  • Paraná
Más

    Aumentan los casos de vandalismo y robo de propiedades municipales

    El Centro Cultural Gloria Montoya, el Anfiteatro, los baños del Thompson y el Municipal, la oficina de Turismo de la costanera son algunos de los lugares que han resultado dañados en hechos de vandalismo. También se han robado grifería, herramientas, luces LED, equipos de música y ventiladores.

     

    REDACCIÓN EL DIARIO

    [email protected]

     

    En los últimos meses, los robos y hechos de vandalismo contra propiedades de la Municipalidad de Paraná en oficinas y espacios públicos se han incrementado. En algunos casos pareciera que el objetivo más que alzarse con un botín fuese destruir y dañar infraestructura del Estado. En otros, se trata claramente de robos en pequeña escala aunque con un perjuicio a bienes que son de la ciudad. Lo que se advierte es que en muchas ocasiones los robos son perpetrados por personas que conocen esos lugares y saben dónde dirigirse para buscar ciertos elementos.

     

    LOS HECHOS

    A pesar de la cuarentena y de las restricciones para circular los hurtos y atentados se han sucedido casi sin interrupción.

    Por ejemplo, entre febrero y marzo en el Anfiteatro Héctor Santángelo ocurrieron hechos que dejaron como saldo destrozos y hurtos de algunos elementos. En cuatro oportunidades los baños fueron vandalizados, se destrozaron bachas, azulejos, ventanas y también se robaron griferías. Además, ingresaron a los depósitos de herramientas para llevarse palas y otros elementos de trabajo.

    Otro lugar que ha sufrido numerosos ataques son los sanitarios del balneario Thompson y los sanitarios del Balneario Municipal, donde se sustrajeron duchas y se produjeron destrozos de todo tipo.

    A eso hay que agregar el robo de cableado y luminarias LED en la zona de Parque Varisco, Parque Urquiza y costanera.

     

    Lo que no se puede hurtar, se rompe; aunque a veces ambas acciones van de la mano.

     

    CENTRO CULTURAL

    A mediados de febrero de este año, el Centro Cultural Gloria Montoya, en la Costanera Alta, sufrió dos robos en sus instalaciones en menos de una semana. Inclusive, en uno de los hechos los ladrones agredieron a la persona que estaba trabajando allí.

    “Atacaron al sereno y robaron elementos. Nuestra solidaridad con los trabajadores municipales. Es el segundo hecho de robo y agresión que sufren en menos de una semana”, publicó entonces la secretaria de Coordinación Estratégica, Camila Farías.

    Pero hace menos de una semana volvió a suceder un ilícito similar. Mientras la Policía realizaba un operativo de control por allí, un transeúnte alertó a los uniformados que había visto a gente que salía del Centro Cultural llevándose algunos elementos. A media cuadra lograron detener una pareja que huía con un equipo de música, un ventilador y otras pertenencias del centro cultural. Para ingresar, habían roto una ventana del edificio enclavado en la barranca, al borde de calle Los Vascos. Debido a la inactividad obligatoria impuesta por la cuarentena, el Gloria Montoya permanece durante mucho tiempo sin personal que trabaje allí y queda expuesto a ese tipo de ilícitos.

     

    SERENO

    Cuando EL DIARIO consultó sobre si todas las dependencias municipales cuentan con sereno o personal de seguridad, desde la Comuna señalaron que no: “La mayoría no cuenta con la infraestructura acorde para que se establezca una guardia durante la noche”, explicaron. Pero destacaron que, en algunos casos, como el Anfiteatro Municipal, hay una garita policial permanente que está ubicada aproximadamente a 100 metros.

    Por otra parte, tampoco cuentan con un sereno o personal de seguridad la oficina de Turismo, en la Costanera Baja, y los baños de los balnearios Municipal y Thompson.

    En otras dependencias donde sí hay empleados que cuidan durante la noche, en algunos casos se han dado situaciones de inasistencias reiteradas por las dificultades del personal para llegar a su trabajo debido a la falta de transporte. Esas circunstancias dejan sin protección a algunas oficinas municipales.

     

    MÁSTIL

    “El Parque Varisco, hasta diciembre de 2019 contaba con una garita policial. Luego fue quitada de la zona del mástil. Allí fue que se incrementaron notablemente los episodios de robo y vandalismo”, indicaron desde el Municipio. Como ejemplo se mencionó que la Oficina de Tránsito que está emplazada en ese parque sufrió robo y vandalismo durante la semana pasada. Los maleantes, tras barretear la puerta de entrada se alzaron con sillas, una computadora, una impresora y hasta un inodoro.

    “En esa zona sólo falta que se roben el mástil”, comentaron con sorna desde la Municipalidad.

    A veces llama la atención la precisión de los movimientos de quienes delinquen, como si supieran dónde está lo que buscan.

     

    Detenidos y elementos recuperados

    “En el caso de robo en las farolas que están cerca del Monumento a Urquiza se hicieron allanamientos en Puerto Viejo y se recuperaron varias. Eran 10 y se recuperaron 8. También se recuperaron motoguadañas que habían sido robadas en otros hechos. En el robo que hubo en el Gloria Montoya, se detuvieron dos personas y se recuperaron las cosas robadas”, informó a EL DIARIO Raúl Menescardi, jefe departamental de la Policía ante la consulta sobre el accionar de la fuerza en relación a esos ilícitos.

    En los casos de vandalismo en los baños del Anfiteatro Municipal, donde fueron mayores los daños que los robos, no ha habido detenido hasta ahora.

    Por otra parte, Menescardi indicó que en algunos casos es difícil determinar con precisión cuándo sucedieron los hechos. Es que, debido a la cuarentena, los serenos o los trabajadores municipales no van todos los días a trabajar y toman conocimiento de los hechos luego de un tiempo y es cuando se da aviso a la Policía.

    “Cuando se toman conocimientos de los hechos se interviene. En algunos se han localizado las cosas y en otros se está trabajando”, remarcó

    Con respecto a las acciones preventivas, Menescardi manifestó que se refuerza la presencia de personal policial, ya sea con recorridos de patrulleros o de motos, sobre todo en los horarios de la siesta y de la noche.

    Al ser consultado puntualmente sobre la guardia policial que se encuentra en la zona del anfiteatro, el policía remarcó que los baños donde ocurrieron los hechos están ubicados cerca del escenario, en la parte baja y desde allí hay salida hacia el Club Rowing, sin necesidad de hacerlo por el frente. “Si bien hay una garita policial cerca, en la parte de arriba, desde ahí no se ve. Es un punto fijo y (el efectivo policial) recorre más o menos un radio de 50 metros pero para ver la zona de los baños el efectivo debería bajar. Lo que se hace es recorrer con patrulleros, con las motos. Lo que hacemos es marcar más presencia en los horarios nocturnos o la siesta”, confirmó.

    Indicó además que se trabaja en conjunto con el Municipio y sobre todo con la Dirección de Investigaciones de la Policía. “Cuando surgen datos, información, se van volcando a Investigaciones. Nosotros hacemos una tarea de prevención y ellos hacen los allanamientos y demás y a las causas las siguen ellos. Cuando hay serenos nos avisan si pasa algo, nos llaman y nosotros intervenimos inmediatamente. Eso sucede también en las obras de construcción”, remarcó.

     

    Lo más leído