17.2 C
Paraná
martes, agosto 4, 2020
  • Nosotros
Más

    Una escuela inclusiva propone otra pedagogía a sus alumnos

    El Instituto Gabriela Brimmer es una escuela inclusiva que brinda a sus estudiantes una educación alternativa buscando despertar el interés y el disfrute por ir a la escuela. La gestión de emociones, el aprendizaje de cuidados personales, como la alimentación, y ambientales, como el reciclado, son los pilares fundamentales junto con la propuesta inclusiva.

     

    Aldana Badano / [email protected]

    El Instituto Gabriela Brimmer es una escuela totalmente inclusiva, dónde el enfoque esta puesto en las emociones y se busca que todas las materias curriculares estén relacionadas. El objetivo es crear en los niños el interés por ir a la escuela, que sea un disfrute. Esta Unidad Educativa de Nivel Inicial (UENI) está ubicada en San Benito y propone una pedagogía diferente a la que comúnmente se encuentra en las instituciones de su tipo.

    En diálogo con EL DIARIO, MarielaMilocco, apoderada legal de la institución y José Bizai, neuroeducador, cuentan sobre la propuesta que busca “que los chicos puedan gestionar las emociones y saber resolverlas hace que sean adultos más seguros y más preparados para tolerar las frustraciones”.

    Una de las formulacionesconsiste en el planteamiento de problemáticas que se convierten en proyectos anuales para los estudiantes. Estos proyectos tienen todas las materias curriculares entrelazadas, es decir se desarrollan matemática, lengua, ciencias naturales y ciencias sociales en un mismo proyecto.Milocco comenta que en la escuela se trabaja “con lo que el niño tiene en el mundo diario. Se lo escucha y se trabaja sobre los intereses de ellos”.

    Bizai explica: “Nuestro proyecto educativo está basado en la neurociencia y es cerebrocompatible, eso quiere decir que los proyectos son situaciones problemáticas que le planteamos a los estudiantes para que vayan resolviendo. Nosotros queremos que no haya diferencias entre el ámbito educativo y la vida real, para que los estudiantes no salgan de la escuela sin saber cómo gestionar problemáticas cotidianas como por ejemplo organizar un cumpleaños”.

    INTROSPECCIÓN

    Otra particularidad del Instituto son las actividades que se proponen como la práctica deyoga que se dicta en nivel inicial y primario y la propuesta de meditar antes de ingresar a la clase. También se fomenta el consumo de agua y frutas durante la instancia áulica y los recreos no tienen un horario particular, sino que cada docente decide cuándo tomarlo y sólo coinciden los estudiantes en un horario con la finalidad de que socialicen. Las clases de ciencias se trabajan en torno al reciclado y la creación de huertas y compost.

    Además, la distribución de las aulas y hasta la arquitectura son particularmente pensadas para que los niños se sientan cómodos, contenidos y en igualdad. José Bizai cuenta que la formación que da inicio al día se realiza en un semicírculo donde la bandera queda ubicada en el medio para que los estudiantes puedan verse. Durante las clases la distribución es la misma y los bancos fueron pensados para que respeten esa idea de igualdad y para fomentar el consumo de agua, tienen un orificio donde los niños pueden dejar sus botellas.

    MarielaMiloccocomenta que la finalidad de este proyecto educativo es “que los chicos puedan gestionar las emociones y saber resolverlas haciendo de ellos adultos más seguros y más preparados para tolerar las frustraciones”. Es por eso que el equipo está compuesto por una psicóloga que trabaja con las familias y los estudiantes acompañándolos en todo sentido.

    Luego comenta que esta Unidad Educativa de Nivel Inicial actualmente tiene 14 niños con discapacidad en 120 alumnos. “Los hacemos conscientes desde el nivel inicial que deben trabajar en equipo, que somos todos diferentes y que ahí está el aprendizaje significativo, la diferencia entre todos y de lo que pueda enriquecerse cada uno”.

    SURGIMIENTO

    La Apoderada Legal de la institución, MarielaMilocco, da cuenta del surgimiento de esta escuela integral que nace con la necesidad personal y familiar de una escuela totalmente inclusiva, dónde el enfoque fueran las emociones.

    “La escuela nace a partir de la escolaridad de mi hijo con discapacidad. Alan tiene hoy 14 años y cuando empezó su escolaridad fue discriminado en 3 instituciones. Terminó su escolaridad en la escuela San Martíin. Empezó ahí segundo grado y hasta quinto grado tuvimos innumerables conflictos”. Luego agrega el malestar cotidiano que enfrentaba cuando su hijo “llegaba a la puerta de las escuelas y no quería entrar”. En ese contexto, Mariela comenzó a redactar un proyecto de lo que su hijo necesitaba: una escuela integral.

    Más tarde es que comenzó a dar los primeros pasos para darle vida a su sueño de una escolaridad distinta. “En el 2017 abrí un jardín privado particular que abarcaba desde 45 días a 4 años y paralelamente presente el proyecto en el Consejo General de Educación. En el 2018 habíamos alquilado una propiedad que fuimos reformando para continuar la Escuela Primaria. En marzo de 2019 la dueña de la casa nos ofrece mudar el jardín a un galpón detrás de la casa que le alquilábamos. Lo reformamos entero e hicimos 7 salas de jardín con baños y cocina. Le colocamos cámaras y aire acondicionado con calefacción a todas las salas. En mayo del 2019 nos mudamos y empezamos a construir adelante las aulas del nivel primario. En febrero del 2019 sale la resolución del reconocimiento pedagógico del Nivel Inicial, ya teníamos sala de 5 años y 80 alumnos”. Luego obtuvieron el reconocimiento pedagógico de la escuela primaria y actualmente desarrollan clases de 1ro y 2do grado también.

    La entrevistadaseñaló que esta institución está ubicada en San Benito porque la consultora realizó un estudio de mercado y la zona que más necesitaba una escuela era San Benito o Colonia Avellaneda. “El intendente de Colonia Avellaneda nunca me atendió el teléfono y el de San Benito dos veces en el tiempo que está la escuela ahí, no la conoce personalmente porque nunca fue”. De esta manera, Milocco deja ver que el interés de las autoridades municipales en la construcción de una escuela integral es mínimo o nulo.

    A propósito del aislamiento social

    Debido al aislamiento social, preventivo y obligatorio vigente en todo el país que imposibilita el encuentro presencial para brindar clases, se planeó una alternativa pedagógica que atienda a la coyuntura. Es por eso que actualmente brindan clases virtuales de media hora por día a través de la plataforma zoom en un aula virtual. José Bizai, neuroeducador y miembro del equipo directivo comentó de qué se trata esta propuesta inspirada en investigaciones de neurociencia. «Basándonos en diferentes estudios diagramamos un método pedagógico en donde dividimos en bloques de 10 minutos por temática para sostener la atención de los niños”, dijo. Las clases van más allá del uso de la plataforma de video llamada grupal, sino que también incluye otras vías de comunicación como whatsapp.

    Esta metodología se puede usar en estudiantes secundarios y en algunas escuelas primarias, pero una de las novedades de esta institución es que lo están implementando en nivel inicial y primero y segundo grado.

    El neuroeducador resalta que el trabajo se realiza de manera conjunta entre el equipo de la escuela con los padres y los estudiantes. El acompañamiento de los padres es fundamental porque desde la escuela se recomienda que se siga una rutina. Pese al aislamiento y no poder salir de las casas, los profesores les piden a los padres que los niños lleven puesto el uniforme en las clases virtuales para que se predispongan a la situación educativa.

    Luego Bizai aclara que la propuesta busca “no estresar ni cargar con más estrés a las familias, sino brindarles educación a distancia” incentivando el contacto virtual como algo que trasciende lo académico para convertirse en un lugar de encuentro.De esta manera ofrecieron capacitaciones a padres sobre nutrición y educación física para revisar las rutinas y reforzar los hábitos saludables como el buen descanso, el consumo de agua, la buena alimentación, la socialización y el contacto con animales domésticos. Los profesores también reciben capacitaciones en neuroeducación, robótica y practican yoga.

     

     

     

    Lo más leído