Caso Nahiara: pidieron perpetua para Cristo y Lescano

162
La sentencia se conocerá el jueves 14 a las 8.

Fiscalía y querella coincidieron en que el padre fue el autor de las lesiones que terminaron con la vida de la beba y que la madrastra no hizo nada para evitarlo. Las defensas pidieron la absolución.

 

El tribunal integrado por Gervasio Labriola, Alejandro Cánepa y Carolina Castagno dará a conocer el jueves 14 si decide hacer lugar al pedido de los fiscales Juan Malvasio y Santiago Brugo, y del querellante, Eduardo Gerard, y condena a prisión perpetua a Miguel Ángel Cristo y Yanina Soledad Lescano por el crimen de Nahiara Luján Cristo, hija bilógica del primero e hijastra de Lescano en virtud del acreditado vínculo de pareja que los unía al 7 de febrero de 2019, cuando la niña falleció como consecuencia de un severo cuadro de desnutrición y torturas, situaciones que habría sufrido durante casi tres meses. O si resuelve inclinarse por los argumentos de las defensas, la de Cristo en manos de Carlos Antico, y la de Lescano en las de Miguel Cullen y Patricio Cozzi, y los absuelve.

Cada defensa descargó la responsabilidad del brutal crimen en el otro coimputado. Antico pidió subsidiariamente que si se lo encuentra culpable, se considere subsumir la calificación en una conducta culposa por omisión imprudente. Cozzi y Cullen, solicitaron la absolución lisa y llana por el contexto de violencia de género que vivía su defendida y rechazaron por inconstitucional la pena de prisión perpetua. También rechazaron el cambio de la modalidad de cumplimiento de la prisión domiciliaria.

Cristo y Lescano están imputados del delito de Homicidio triplemente agravado por el vínculo, alevosía y ensañamiento. Las acusaciones también instaron que hasta que la condena quede firme, Lescano, que cumple prisión preventiva en la modalidad de arresto domiciliario, sea alojada en la Unidad Penal N°6 de Paraná, en virtud del riesgo de fuga ante la alta pena que podría recaer sobre ella.

En este sentido, Fiscalía consideró que el posible embarazo que estaría cursando la imputada, que en tiempos de pandemia la ubicaría entre la población de riesgo, no sería impedimento para sea alojada en la cárcel. Se señaló que el Servicio Penitenciario observa los protocolos de seguridad sanitarios y en Entre Ríos no se han registrado casos de Covid-19 en las unidades penales. El Tribunal resolvió prorrogar las preventivas tal como se venían cumpliendo.

Al cierre de sus alegatos, los fiscales manifestaron: “La pena es única, prisión perpetua por Homicidio triplemente agravado por el vínculo y por ser cometido con alevosía y ensañamiento”. Fiscalía evaluó que se trató de “hechos independientes vinculados entre sí”. En el caso de Cristo por ser el autor material de las lesiones que le causaron la muerte a su hija, y Lescano por no realizar un comportamiento tendiente a evitar el resultado muerte. En este sentido aseguraron que la niña falleció “por la violencia inusitada de Cristo y por la omisión deliberada de Lescano” y destacaron que actuaron sin ningún riesgo para sí mismos.

Fiscalía desarrolló con más amplitud la conducta de Lescano porque consideró que “tiene más recursos, y en parte porque se defendió en los medios de comunicación, siempre con la misma mentira, siempre demostrando su capacidad manipuladora” y también porque entendió que Cristo “está casi confeso”. Destacaron que de un análisis cronológico de los hechos surge la “capacidad de manipulación (de Lescano) y mendacidad, ubicándose en el lugar de víctima”.

Fiscalía consideró que la imputada “se acopló a la violencia de Cristo y de manera deliberada no evitó el resultado muerte. Un solo acto lo hubiera evitado, alimentándola, dándole un vaso de agua, un llamado, hubiera puesto coto a la violencia de Cristo”. Los fiscales sostuvieron que “la niña comenzó a ser víctima de malos tratos cuando comenzó a vivir con la pareja, el 17 de agosto de 2018”, añadiendo que “la pareja comienza a convivir el 8 de agosto de 2018 y la niña muere el 7 de febrero de 2019 por falla multiorgánica en contexto de maltrato”. También consideraron que “luego del 25 de diciembre de 2018 se intensificaron las torturas”. Éste día la víctima fue filmada jugando con sus hermanos en una fiesta de Navidad, en aparente buen estado.

Fiscalía consideró “fundamental relato de los médicos, que fueron contundentes en afirmar que las lesiones tenían data de 45 a 60 días sin perjuicio de las lesiones cicatrizada que se ubicaron en tres meses previos. Luis Moyano, con 42 años de forense, se quebró, dijo que nunca vio nada parecido”. Para los fiscales, Moyano “proporcionó datos muy importantes, tuvo acceso a las fotos de la casa que compartían los imputados, y dijo que era imposible que los que vivían allí no pudieran observar las lesiones, dijo que se podían percibir por el olor nauseabundo que emanaban por la putrefacción. Dijo que la desnutrición empezó al menos cinco meses antes del fallecimiento, habló de tortura y del sufrimiento de la niña, lo que muestra ensañamiento para terminar con una vida de dos años”. También destacaron que el forense manifestó que “la vivienda era tan chica que no era posible no ver cómo se producían las lesiones”.

Fiscalía, querella y la defensa de Cristo desarrollaron argumentos para refutar que Lescano estaba en una situación de violencia de género. Las acusaciones lo hicieron en función de una serie de comunicaciones entre los imputados y por un proceso que promovió Lescano contra una ex pareja que terminó con la condena del acusado.

En este sentido, los acusadores señalaron que la imputada contaba con conocimiento del “sistema jurídico, sabía donde concurrir, tenía dominio institucional, conocía sobre deberes y derechos”. Fiscalía resaltó que “ningún profesional de la salud dijo que estuviese sometida” y añadió que “nadie habló de sometimiento. Todas (las profesionales que la abordaron) advirtieron su capacidad de manipulación porque aportaba los datos que quería aportar”. También señalaron que “testigos desmintieron que estaba incomunicada”.

Antico sostuvo que Lescano “nunca manifestó estar en situación de violencia o estar con una persona violenta o tóxica”, señaló que “pidió fecha de casamiento para el día de los enamorados” y agregó que “durante el embarazo (del hijo que tuvo con Cristo y nació dos días antes que muriera Nahiara) iban juntos a hacer los estudios”. El defensor de Cristo calificó a Lescano como una “mujer de vida bastante desordenada”, añadiendo que “quedó demostrado que nunca tuvo a Nahiara en cuenta, que hacía diferencias notables respecto de sus hijos biológicos”.

Para Antico “los roles se encuentran invertidos y contrapuestos, no hay certeza de quién fue el autor de los hechos aberrantes de los que fue víctima la hija de Cristo”. Pero a paso seguido planteó la hipótesis de que “las lesiones las habría realizado Lescano cuando Cristo no estaba, la autora material de las lesiones graves que tuvo la niña fueron producidas por su madre. Por eso considero que Cristo no es el autor material de las lesiones que provocaron el deceso de la niña, tampoco se le puede imputar el estado de deshidratación y desnutrición”.

En aquella hipótesis, planteó que las quemaduras con cigarrillos las pudo producir Lescano, puesto que Cristo no fumaba o prendía cigarrillos y sí lo hacía Lescano porque “era devota de un santo pagano San La Muerte”. El letrado investigó el rito y se informó que en “los ritos que se tributan a este santo, se prenden velas, cigarrillos y hasta habanos”.

Las acusaciones insistieron en que “sin el aporte omisivo (de Lescano), hoy Nahiara estaría con vida, por eso tiene la misma responsabilidad que Cristo”. También se destacó que en distintas manifestaciones “ella se coloca en posición de garante, ella se ubica en el rol de madre” y se añadió que “incumplió un deber que la hace responsable. La muerte no se produjo de manera instantánea, Lescano tuvo numerosas oportunidades de pedir auxilio”.

Fiscalía resaltó que Lescano resistió contar cómo y en qué circunstancias se produjeron las más de 28 lesiones que se constataron en el cuerpo de la víctima. “¿Cómo puede omitir en el ejercicio de su defensa la manera en que se produjeron las lesiones?” se preguntaron. También señalaron que “de los cinco convivientes la única agredida fue Nahiara, la única que no comía y la tenían deshidratada”

La defensa de Lescano cuestionó lo que consideró “estereotipos y preconceptos a la hora de valorar la prueba” y solicitó que “debe considerarse el contexto de violencia de género”. En este sentido, sostuvo que “no fue una decisión libre de Yanina quedarse en esa casa, no pudo ser una elección libre, se quería ir y no podía”, y especuló en que “suponiendo que sea libre o autónoma, fue en un contexto de riesgo que no son controlables por la mujer. Yanina “no tenía el control” de nada dentro de esa casa. Hay elementos que lo prueban”. También cuestionaron “todo el proceso se focalizó en cómo vivía y cómo ejercía la maternidad, cómo se arreglaba, cuestiones que nada tienen que ver con el hecho”.

Los defensores de Lescano entendieron que “no hay forma de justificar la falta de perspectiva de género del Ministerio Público Fiscal” que “esconde una violencia institucional gigantesca. No hay forma que pueda tener cabida esta posición”. Así, solicitaron que se privilegie un “enfoque y perspectiva de género de todo lo que pasó en el juicio. Yanina hizo lo que pudo. El Estado no valoró con perspectiva de género” y tomaron como un “agravio” la “acusación sesgada” del MPF.

Cullen cuestionó que “no puedo defenderme de que la autora de los golpes no fue Lescano” y felicitó a Antico por su “sagacidad” al subirse al discurso de Fiscalía que habría postulado que “Cristo es bueno con Lescano, pero mata a golpes a su propia hija”. Para Cullen “el absurdo es tan grande que llevó a Antico a pensar que fue Lescano”. A ésta se la acusó por la omisión, es decir, no haber realizado actos tendientes a salvar la vida de la niña, y no por los golpes. Así, sostuvo que “debe ser absuelta porque el contexto de violencia de género le nubló la capacidad de acción”.

Caso Nahiara: transmisión en vivo del juicio

 

El juicio por el crimen de Nahiara ingresó a etapa de definiciones