Choferes: aún les resta cobrar otras sumas y un bono

65
Ayer les depositaron el porcentaje adeudado a los choferes del transporte urbano, quienes decidieron levantar la medida de fuerza.

Los choferes terminaron de cobrar marzo y levantaron el paro. Aún les resta cobrar otras sumas relacionadas con descuentos de paros anteriores y un bono. Pero decidieron levantar la medida de fuerza. La empresa dice que la cantidad de pasajeros se redujo un 90% a causa de la cuarentena y no tienen ingresos.

Redacción EL DIARIO / [email protected]

Tras el pago de las sumas adeudadas de los sueldos del mes de marzo, los choferes afiliados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) levantaron el paro de actividades que mantenían en el transporte urbano de Paraná. A partir de las 14 de ayer, las líneas de colectivos retomaron el servicio de acuerdo al esquema de frecuencias diagramado durante la cuarentena obligatoria.

Desde el 25 de abril, la UTA venía sosteniendo un paro de colectivos con dispar acatamiento con el que reclamaba no sólo el pago de la totalidad de los haberes de marzo sino también otras sumas adeudadas, como el aumento de sueldo correspondiente al mes de diciembre de 2020, la suma establecida por el decreto 14/2020 y la totalidad de los días descontados por las medidas de acción sindical, adoptadas por exclusiva culpa de las empresas. Si bien ayer, lunes 4 de mayo, sólo se depositó el porcentaje que completa marzo y no hay ninguna novedad con respecto a las otras sumas o qué va a ocurrir con el sueldo de abril, los choferes resolvieron volver a trabajar mientras continúan las negociaciones a nivel nacional entre la UTA y la cámara que agrupa a las empresas del transporte.

 

Gesto

 

“Hoy (por este lunes) depositaron lo que faltaba de marzo. Es un gesto más que hacemos los trabajadores y vamos a levantar la medida de fuerza. Vamos a ver cómo seguimos porque la empresa sigue con deudas. Se ha podido resolver esto. Veremos qué pasa de acá en adelante”, manifestó a EL DIARIO Sergio Groh, secretario gremial de la Unión Tranviarios Automotor (UTA)

“El jueves pasado se firmó un compromiso a nivel nacional. En principio era que se pagaba hoy (por ayer) y que íbamos a seguir trabajando. Mañana hay otra reunión en el Ministerio de Trabajo de la Nación para ver cómo se sigue. El jueves nos van a deber el sueldo de abril”, manifestó luego.

Es que dado que el transporte urbano de todo el interior del país prácticamente padece los mismos problemas en cuanto al atraso de pagos de los sueldos, las tratativas se llevan adelante a nivel del Ministerio de Trabajo de la Nación.

“El resto de lo adeudado se está negociando a nivel nacional porque es todo el interior del país que está teniendo este problema”, confirmó Groh.

En cuanto a la situación en la que se encuentran los choferes, el dirigente gremial describió: “La llevamos como se puede. Es muy complicada la situación de los trabajadores. La empresa está adeudando bastante dinero y viene atrasada en el pago. Este pago fue de la empresa. Con respecto a abril no tenemos nada confirmado todavía, con el transcurso de los días vamos a ir viendo cómo evolucionan los acontecimientos. En Buenos Aires se sigue discutiendo cómo se sigue y nosotros nos enteramos acá cuando está resuelto”, señaló.

Por otra parte, Groh indicó que las decisiones se toman en conjunto con los afiliados aunque no pueden reunirse personalmente a causa del distanciamiento social impuesto por decreto desde el Gobierno Nacional.

“Todos estos días estamos en diálogo con los trabajadores, escuchándolos. En grupos de Whatsapp porque no se pueden hacer asambleas a causa de la cuarentena pero sí se va dando información, se habla con todos y se toma una determinación”, concluyó.

 

Crítica situación

Para la empresa concesionaria, Buses Paraná Agrupación, la situación en la que se encuentra es crítica y se agravó a partir de la drástica reducción de los viajes a partir de la cuarentena dispuesta el 20 de marzo.

En ese sentido, cuando se anunció el paro a fines de abril, Buses Paraná se refirió a “la crisis económica y financiera de la actividad, que fuera expuesta en reiterados planteos realizados por las empresas concesionarias en diferentes ámbitos y jurisdicciones, y que hoy impide cumplir con normalidad con una obligación básica como es el pago de los salarios de los trabajadores, es el antecedente directo del paro de actividades que anunciara hoy la seccional local de la Unión Tranviarios Automotor”.

Destacaron que ya habían advertido sobre esa crisis a través de la Federación Argentina del Transporte Automotor de Pasajeros: “En las actuales circunstancias es imposible cumplir con el pago total de salarios del personal afectado al servicio”.

Según hicieron notar, “el volumen de pasajeros transportados ha caído en más del 90% como consecuencia de las medidas adoptadas por las diferentes autoridades en el marco del aislamiento social preventivo y obligatorio”.