También las mascotas sufren con el aislamiento por el COVID 19

171

Como con tantos otros temas por estos días, el de las mascotas durante el aislamiento es uno de los abordados no siempre correctamente en las redes sociales. Si transmiten el coronavirus, si se estresan con el encierro, si hay que sacarlos a pasear y en qué condiciones, son temas que se abordan en la siguiente entrevista.

 

Redacción EL DIARIO  / [email protected]

 

El aislamiento obligatorio tiene sus ventajas. De acuerdo a los expertos, la curva de contagio del coronavirus se aplana y el sistema sanitario, al no estar desbordado, puede prestar un mejor servicio a los enfermos más graves.

Pero también tiene su costado negativo. No sólo por los efectos sobre la economía, sino que a nivel personal no es sencilla la convivencia únicamente consigo mismo para los que están solos ni con los otros integrantes de la familia, confinados a manejarse en espacios que pueden no ser generosos.

Hay otros efectos secundarios: la relación con las mascotas, las dificultades para sacarlas a andar, el estrés de estar rodeado de personas más de la cuenta y también la alienación que puede sobrevenir cuando todo vuelva a la normalidad y se encuentren en soledad.

Como se sabe, el aislamiento obligatorio como forma de amortiguar los efectos del coronavirus, se ha convertido en una contienda para las comunidades del mundo.

Así las cosas, el esmero y la inventiva se han puesto manos a la obra para cumplir la restricción sin perder la armonía. Es un problema que, según se nos informa, se presenta a escala global, nacional y regional.

Cada uno de nosotros seguramente podría aportar su propia experiencia. Pero es probable que quienes habitan una vivienda espaciosa acaso tengan más libertad para hacer ejercicio o para seguir trabajando de manera más cómoda y no caer en el aburrimiento. Quienes no, posiblemente hayan tenido que imaginar diversas alternativas para no agobiarse. En un caso u otro, pasar el día adentro de casa sin que ello afecte nuestro estado de ánimo, viene siendo una virtud que todos en mayor o menor medida hemos tenido que desarrollar.

Pues bien, lo que pasa entre las personas, a menudo sucede también con los animales. En efecto, en estos días las mascotas se han visto obligadas a permanecer en casa y salir a la calle lo imprescindible para hacer sus necesidades.

Para conversar sobre estos aspectos, EL DIARIO dialogó con la veterinaria Carla Peust, quien indicó que se recomienda sacar a pasear a los perros lo menos posible, aunque “si se trata de un perro que no puede hacer sus necesidades dentro de la casa o no tenemos  un patio donde lo pueda hacer, hay que sacarlo como mucho dos veces por día (una a la mañana y la otra a la tarde) porque, por lo general, el perro no evacúa más que eso”. Fue entonces cuando añadió que “el paseo debe ser corto” y que “se debe evitar que entren en contacto con otros perros y otras personas durante la salida”.

“¿Hay que tener cuidados extras con nuestros animales?”, preguntó EL DIARIO. “Sí; una vez que se vuelve a la casa es importante lavarles las patas con agua y con jabón blanco, de glicerina, o el shampoo para perros. Es fundamental hacer hincapié en el secado, porque si quedan las patas húmedas pueden desarrollarse enfermedades. Entonces, si se opta por lavar las patas hay que tener en cuenta que hay que secarlas bien”, explicó Peust, para luego decir que “para las personas, la recomendación es lavarse las manos después de tocar los animales”, y que “si tenemos gatos que se van a los techos y a otras casas  a comer comida del vecino porque tiene varios dueños, tratar de evitar que salga, que se quede con un vecino en particular y tratar de que salga lo menos posible”, comentó.

Ante una consulta de EL DIARIO, Peust indicó que “no está científicamente comprobado que el coronavirus humano se transmita a perros y gatos y que estos se enfermen por el COVID 19”, antes de indicar que “lo que sí puede pasar con perros y gatos es que sean transporte del virus”. Fue entonces cuando advirtió que en el caso más extremo, “si yo estoy enferma de coronavirus o estoy portando el virus y le estornudo encima a mi perro y este va y saluda a otra persona que está sana pero toca el perro y luego se toca la cara, puede el perro vehiculizar el virus desde una persona enferma o portadora del virus hacia otra que no lo esté y podría llegar a enfermarse”.

 

CONSULTAS.

–¿Cuáles son las consultas que está haciendo la gente en este período de cuarentena?

–La mayor parte de las consultas en este último tiempo están relacionadas sobre qué cuidados hay que tener con los perros, si se pueden enfermar, y cómo hay que lavarlos. En ese sentido, es importante aclarar que es recomendable no usar alcohol en gel, ni lavandina ya que si son usados de forma indiscriminada o en malas diluciones puedan generar heridas e irritación. El lavado con agua y jabón es más que suficiente tanto para las personas como los animales.

 

–¿Cómo evitar que el encierro estrese a los animales?

–En el caso de los animales que estén acostumbrados a salir y gastar energía de esa manera, se recomienda hacerlos jugar en el patio; y si no contamos con un espacio para ellos, se puede recurrir a Youtube, donde hay muchos videos que explican cómo fabricar juguetes caseros para que a ellos les sea difícil encontrar la comida, es decir que les sea un desafío comer. También se le pueden enseñar trucos como dar la pata y sentarse; lo que no implica que estemos encima suyo todo el día; pero sí es importante para evitar el estrés hacerles gastar un poquito de energía mental, ya que no pueden descargar físicamente. Y respecto a los gatos, con ellos pasa lo contrario, porque generalmente están acostumbrados a pasar mucho tiempo solos, sobretodo el gato de departamento, porque el gato de patio puede salir, pero el de departamento que está más acostumbrado a dormir. En ese sentido, es importante aclarar que no hay que molestarlos; si en la casa hay niños hay que enseñarles que el gato tiene su rutina, es independiente, y dedican gran parte de su día a dormir.

–¿Cómo es la atención veterinaria hoy por hoy?

–Las veterinarias estamos exceptuadas en el decreto de necesidad y urgencia, por lo que la mayoría de los veterinarios estamos trabajando, aunque en horario reducido y atendiendo con turnos. En mi caso, trabajo a domicilio.

 

Para ir a la veterinaria

 

En caso de tener que ir sí o sí a un consultorio, hay que seguir las siguientes recomendaciones:

 

-Las personas que estén en un grupo de riesgo ante el coronavirus, deben pedirle a algún vecino o familiar que lleve el animal.

-Utilizar desinfectante al ingreso y a la salida de la veterinaria.

-La permanencia en la sala de espera deberá ser restringida a un máximo de personas que permita dejar por lo menos 1 metro de distancia de seguridad entre ellas, o dejando una silla vacía de por medio.

-Cada animal debe ser acompañado solamente por una persona. Y es recomendable esperar afuera hasta ser llamado.

-El profesional responsable decidirá cuándo y en qué orden ingresarán las personas que vayan a ver animales internados, con la finalidad de evitar hacinamientos en la sala.

-Se recomienda que las personas diagnosticadas con COVID-19 restrinjan el contacto con perros, gatos y otros animales, de la misma forma que deben hacerlo con otras personas.