El sector hotelero y gastronómico es uno de los más perjudicados en la cuarentena

576
“Esta situación es total y absolutamente inédita”, resaltó Hugo Permayú, referente del sindicato que agrupa a hoteleros y gastronómicos. Foto: Marcelo Miño

La situación comienza a ser preocupante porque fue uno de los primeros sectores comerciales que se vio interrumpido en su trabajo durante el aislamiento social obligatorio y seguramente será uno de los últimos en retomar sus actividades con normalidad. Paraná no escapa al panorama que reina a nivel nacional e incluso internacional.

 

REDACCIÓN EL DIARIO / [email protected]

 

Producto de la precaución ante el avance del coronavirus y la vigencia de medidas restrictivas, la ocupación hotelera y los servicios dedicados a la gastronomía se ven afectados directamente sin tener ningún tipo de ingreso económico durante estos días que permanecen con las puertas cerradas.

En una recorrida realizada por EL DIARIO por algunos de los lugares que se dedican a este rubro, se corroboró que hay restaurantes con persianas bajas desde hace más de dos semanas y hoteles que perdieron todas sus reservas actuales y a futuro, aunque en algún hotel puede haber alguna excepción atendiendo a aquellas personas que se dedican fundamentalmente al reparto de mercaderías y necesitan sí o sí el hospedaje durante la noche. Sin dudas que se trata de dos de los rubros más afectados por la pandemia de coronavirus, sin saber con certeza cuándo volverán a trabajar.

El secretario general en la seccional Paraná de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra), Hugo Permayú, habló con EL DIARIO y ratificó que “somos uno de los sectores más perjudicados porque fuimos los primeros a los que nos obligaron a cerrar los establecimientos y seguramente vamos a ser los últimos que vamos a poder abrir. Esta situación es total y absolutamente inédita, es algo nuevo en donde no sabemos para dónde disparar porque los establecimientos de nuestra actividad viven de la gente y esta situación nos acorraló de tal manera que es muy difícil poder sostener ciertos costos y evidentemente siempre los que más sufren son los trabajadores”.

 

RESTRICCIONES.

Hoy en día la actividad hotelera está cerrada al 100% y la actividad gastronómica se encuentra restringida en un 90%, teniendo en cuenta de que los únicos que están trabajando son algunos establecimientos más pequeños con servicio de delivery, donde en muchos casos las ganancias son mínimas y tampoco les alcanza para pagar la mayoría de los gastos.

“Este es un periodo que recién se inicia, en lo que fue marzo la mayoría pudo cumplir con el pago de los salarios, pero al mes de abril lo vemos con muchísima dificultad y la preocupación es grande, no solamente de los trabajadores sino también de los empresarios y nosotros sabemos que ellos dependen de nosotros y nosotros de ellos”, resaltó Permayú.

 

ESTRUCTURA.

Los costos para poder mantener en condiciones ya sea un hotel como también un local gastronómico son muy elevados y más aun sin generar ingresos. Si bien hay establecimientos grandes que tenían un pequeño colchón porque venían trabajando bien en los últimos meses, son muy pocos y esos ahorros en el plazo de un mes se terminan. El turismo es una de las fuentes principales para generar movimiento económico en hoteles y restaurantes y se especula que este año prácticamente no habrá actividad turística teniendo en cuenta que luego de que pase el coronavirus la situación económica será muy difícil de recuperar rápidamente. Los casinos, por ejemplo, que es donde se mueve la mayor cantidad de dinero, en algunos casos ya plantean la reducción de personal.

“Un establecimiento que hoy cierra equivale a cinco o diez familias que se ven afectadas y va a ser muy difícil que después esos trabajadores se puedan reinsertar en un puesto laboral. La hotelería será uno de los sectores al que mayor tiempo le llevará recuperarse siendo el sector que mayor mano de obra ocupa y va a ser lo último seguramente que se va a restablecer; en cuanto a la gastronomía seguramente irán de apoco reabriendo las puertas”, reflexionó el dirigente sindical.

La situación se hace cada vez más compleja y preocupa a propietarios, encargados y trabajadores en general. Sabemos que en un hotel, una habitación que no es ocupada es plata perdida y acá hace mucho tiempo que no se están ocupando y es mucho el dinero que se pierde y no se recupera, según indicaron algunos trabajadores del sector a EL DIARIO.

“Nosotros somos totalmente consientes de que a una empresa que no le ingresa dinero no puede pagar salarios y no puede mantener trabajadores. Vamos a intentar en conjunto con los empresarios revertir esta situación que es totalmente anómala y acompañarlos en el caso de los pedidos frente al gobierno provincial y nacional”, remarcó Hugo Permayú y agregó que “nuestro sector es el que más lo sufre; la recuperación va a ser muy lenta y calculamos que después de mitad de año esto recién se podría empezar a revertir parcialmente”, adelantó.

Obra social

La seccional Paraná de Uthgra continúa trabajando vía telefónica en todo lo que es obra social atendiendo todas las necesidades de los afiliados mediante los teléfonos 343-4607569 y 343-4712879.

Por otra parte es importante remarcar que se ha dictado el Decreto N° 329/2020 que prohíbe las suspensiones o despidos por fuerza mayor, falta o disminución de trabajo. El plazo de la presente medida es por 60 días y es nula de nulidad absoluta cualquier medida que se disponga en contrario por parte de los empleadores. “Esta medida necesaria e imprescindible tiende a dar tranquilidad a los trabajadores y trabajadoras y sus familias en este duro momento de crisis y aislamiento social, preventivo y obligatorio ante el temor de la pérdida de su fuente de trabajo o el cercenamiento de su salario”, aseguró Hugo Permayú, secretario general del gremio de hoteleros y gastronómicos.