Exequiel Bastidas: «Mi objetivo es poder vivir del automovilismo y todos los días trabajo para lograrlo»

67

Cuando Exequiel Bastidas pretendía iniciar la temporada del TC 2000 junto al equipo del Toyota Young, intermedió el parate obligado por la cuarentena. Sin embargo, las expectativas del paranaense se mantienen en alza. En diálogo con EL DIARIO, el piloto dio cuenta de su presente y habló del año que se viene.

Gabriel Baldi | [email protected]

De alguna u otra manera, el coronavirus afectó a todas las disciplinas deportivas. En el caso del paranaense Exequiel Bastidas, el aislamiento preventivo obligatorio recayó sobre el comienzo de una temporada especial, que disponía afrontar con la flamante estructura del Toyota Young en el TC 2000, a bordo del Corolla de la marca.

No obstante, el joven de 19 años que presenta una actualidad notable en el automovilismo nacional y un futuro sumamente promisorio, mantiene la calma y aprovecha estos días para estar junto a su familia. Sin pausa, pero sin prisa.

“En estos días, estamos remodelando un poco la casa junto a toda mi familia, pintando y haciendo cosas que durante el año por cuestiones de tiempo se nos complican. De esa manera tratamos también de pasar lo mejor posible y amenizar un poco esta cuarentena”, le contó a EL DIARIO, en el inicio del diálogo.

-¿Cómo fue para vos el comienzo de este año tan particular?
-Comenzamos el año en la Clase 3 del Turismo Nacional. En la primera fecha, compitiendo en Bahía Blanca terminamos en el puesto 18. Y después, por una cuestión económica nos tuvimos que bajar de la segunda jornada, con la carrera que tuvo lugar en La Pedrera, en San Luis. De todos modos, semanas más tarde recibí una propuesta muy buena del Toyota Young para volver a correr en TC 2000 y no lo dudé ni un segundo.
A partir de la próxima fecha que se desarrolle me sumaré a la actividad con este gran equipo. Lo haré además en este sistema nuevo que tiene el TC 2000 con tres fechas de descarte, que dan a su vez mayores chances de pelear por el campeonato. Talvez para un piloto regular, no sirva mucho este tipo de formato pero si, da la posibilidad a los que se sumen a la categoría de pelear por el título con mayor accesibilidad que en otras temporadas.

-¿Tu anhelo para esta temporada era poder regresar al TC 2000?
-El TC 2000 es quizás, la categoría más difícil en la que me tocó manejar y sí, quería volver. Tiene autos con características muy complejas, con mucha potencia y aerodinámica. Son vehículos difíciles de entender.
El año pasado hubo un gran nivel. La mayoría de los pilotos veníamos de la Fórmula Renault pero nos logramos adaptar rápido. Obviamente, son carreras. Por ahí, el que presente un mejor auto puede marcar la diferencia. Hoy por hoy, lo único que le faltaría sería ampliar el número del parque automotor.
En la primera fecha fueron confirmados 14 autos y para la segunda, nos agregábamos dos o tres vehículos más, lo cual no estaba nada mal.
Obviamente, no es como correr en el Turismo Nacional, donde por cada final hay más de 40 rivales… ¡Una locura! En este caso, el TC 2000 no refiere a la cantidad de autos pero sí a la calidad.
El año pasado para mí fue muy bueno, incluso con un auto que no estaba del todo competitivo y también desde lo personal, dado que me faltaba experiencia y conocer más la categoría. Creo que estábamos un paso atrás de Renault, Toyota, Honda y Citroën, que eran los equipos más fuertes. Pero por suerte pude aprender mucho, adquirir muchísima información por parte del equipo del que fui parte el año pasado. Eso, será fundamental para el campeonato de este año. Creo que podré ser candidato y algo que me da mucha tranquilidad en cuanto a eso, es saber que estaré en un gran equipo.

-¿En cuánto te afecta este receso?
-La realidad es que este receso complica un poco todo. Muchas de las empresas que nos apoyan están paradas y considerando eso, es difícil poder solicitar un respaldo. En mi caso, ya tengo un compromiso desde principios de año, más allá de que si no hay carrera, tampoco hay aporte. Teniendo en cuenta la situación, conseguir nuevos patrocinantes es prácticamente imposible. Incluso, hoy en día se hace cuesta arriba acercarse a firmas con las que veníamos conversando en la previa a este parate. Pero esto es así, siempre nos costó y nos seguirá costando. Hay que pelearla.
Hasta ahora, siempre y cuando todo vuelva a la normalidad, tenemos previsto correr en la tercera fecha del TC 2000, que iba a ser en Rosario el 10 de mayo. Tengo muchas ganas de correr.

-¿Qué hacés para sobrellevar estos días de aislamiento?
-Particularmente lo que hago es entrenar en casa. Tengo un equipo de entrenamiento multifunción y sigo la rutina que me manda mi entrenador, Santiago Tepsich vía WhatsApp. Si bien no se puede hacer tanta variedad de ejercicios, trato de aprovechar al máximo lo que más pueda hacer estando encerrado.
Además entreno mucho con el simulador de carrera que tengo. Considero que sirve muchísimo. Yo me lo tomo muy en serio. Me pongo en modo carrera cada vez que me siento y me agarra una bronca bárbara como si estuviera corriendo en serio.   En mi caso estoy corriendo el campeonato de Súper TC 2000 Sport, con Agustín Canapino y todos los chicos de la categoría. Con pilotos de esa talla, la competencia misma te pone una presión extra porque hace parecer como si estuvieras corriendo de verdad.

Por último y más allá de la situación que se vive por estos días, Bastidas no ocultó su entusiasmo por el calendario que afrontará, más allá de cómo la organización estructure la competencia. “Este año será muy importante, porque estaré en un gran equipo. Trabajaré para ganar en presupuesto, que es lo más complicado dentro del automovilismo”, dijo y concluyó: “Mi objetivo es poder vivir del automovilismo y todos los días trabajo para lograrlo. Ojalá que en algún momento pueda alcanzar ese anhelo. Sé que debo ir paso a paso. Mi gran objetivo es llegar al Súper TC 2000.