El técnico de Boca, considerado dentro de los grupos de mayor riesgo ante la pandemia de coronavirus, está en su casa de la ciudad santafesina. “El fútbol volverá cuando corresponda, hay otras prioridades”, aseguró.

El entrenador de Boca, Miguel Ángel Russo, transitó por una severa enfermedad un par de años atrás que lo llevó a valorar la existencia de otra manera, y por eso en el marco de la cuarentena que está cursando en Rosario por la pandemia de coronavirus es palabra autorizada cuando reseña que la vida le “enseñó que no hay nada más importante que la salud”.

“Rosario es la ciudad que elegí para vivir porque tengo muchos amigos y estoy muy cómodo en un barrio tan lindo como Alberdi, y no me preocupa tanto el regreso del fútbol porque no hay nada más importante que la salud de los argentinos”, indicó Russo.

“El fútbol se volverá a jugar cuando el gobierno y los médicos lo indiquen, porque hoy en día hay otras prioridades y se debe tener paciencia. Personalmente estoy obedeciendo a las indicaciones médicas y fundamentalmente disfrutando los momentos compartidos con la familia, algo que no es habitual para quienes habitamos el mundo del fútbol profesional”, confió.

Russo atravesó en 2017 por un cáncer de próstata cuando estaba dirigiendo en Colombia (a Millonarios, de Bogotá) y logró recuperarse, por lo que a partir de esa experiencia su enfoque sobre la vida adquirió otros parámetros.

“Estamos en una situación inédita por esta pandemia de coronavirus y es lógico que haya incertidumbre, pero hay que cumplir al pie de la letra con las medidas que dictó el gobierno nacional, porque no hay nada más importante que la salud. Y de eso sí puedo hablar porque mi vida así me lo enseñó. Por eso el fútbol volverá cuando corresponda, pero en este momento hay otras prioridades”, remarcó.

“Personalmente no estoy viviendo esto con miedo, pero sí respeto esta situación. Por ejemplo hablo permanentemente con amigos del fútbol que viven en España e Italia y la verdad que los escucho con mucha angustia, lo que me fortalece la convicción de que hay que quedarse en casa, porque este virus produce muchas muertes”, destacó.

El fútbol

En otro tramo de la entrevista, Russo se refirió al aspecto futbolístico: “Y en cuanto al regreso de la actividad, si bien será necesaria una etapa de preparación, como estamos en un nuevo escenario, no veo viable la concreción de las pretemporadas tradicionales, porque eso supone varias semanas compartiendo un mismo espacio, algo que justamente no se recomienda por el contagio del coronavirus”.

Y alertó: “Por eso es que en el caso de Boca daré cada paso de acuerdo a lo que indiquen los médicos del club, respetando a rajatabla el protocolo que establezcan”.