El municipio se hará cargo de los controles a comercios

85
La municipalidad controla los precios y los productos en la ciudad. Foto: Marcelo Miño

La Nación transferirá a las municipalidades la potestad de inspeccionar precios de acuerdo a la Ley del Consumidor. En Paraná se realizan en conjunto con Bromatología y Habilitaciones. En un comercio encontraron hamburguesas a buen precio pero que habían vencido en enero. EL DIARIO dialogó con el titular de la Secretaría Legal y Técnica de la municipalidad, Pablo Testa.

Redacción EL DIARIO / [email protected]

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, adelantó que pondrá en marcha un decreto de necesidad y urgencia con el que descentralizará en los municipios la autoridad de aplicación para sancionar a los comercios que hayan incrementado sus precios durante la emergencia sanitaria desatada por el coronavirus. “El problema que el Estado nacional llegue al negocio de cercanía es detectarlo, y es muy difícil”, admitió el jefe de Estado para agregar: “Espero que ahora sí seamos inflexibles, porque el instrumento que necesitaban (los municipios) para poder actuar, lo van a tener”.

Fernández adelantó que en las próximas horas firmará un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para modificar la Ley de Defensa de la Competencia y poder declarar a los municipios como autoridad de aplicación, con el objetivo de frenar la suba de precios en los negocios de cercanía.

El proyecto se basa en las leyes de Abastecimiento y Defensa de la Competencia. Establecería una delegación de facultades a los intendentes y los autorizaría a multar y hasta clausurar comercios que incrementen de manera ilegal sus precios.

También habilita a los jefes comunales a obligar a los comerciantes a sacar mercadería de sus depósitos si especulan y establece el control de las listas de precios máximos.

“A través de un DNU que se publicará en el Boletín Oficial, la Nación  nos estaría transfiriendo al Municipio la competencia que hoy no tenemos. Lo que hoy hacemos, si bien tenemos un organismo de Defensa del Consumidor que recibe las denuncias, es realizar las inspecciones y después tenemos que elevar esas actas a la provincia, que es quien toma las medidas, aplica multas y demás. Si el DNU es como dicen nos transferirían a nosotros esas competencias”, manifestó a EL DIARIO Pablo Testa, titular de la Secretaría Legal y Técnica de la municipalidad.

OPERATIVO. El viernes la municipalidad, a través de la Secretaría Legal y Administrativa, llevó a cabo un operativo de control de precios y bromatológico en comercios de la ciudad donde se detectaron sobreprecios y también productos vencidos que estaban a la venta.

Sobre el operativo realizado este viernes, el funcionario explicó que “en supermercados y almacenes de proximidad de barrios, se detectó una remarcación de precios que representa casi al doble de lo fijado por el gobierno nacional, además faltante de mercaderías, productos vencidos y en mal estado” y agregó: “Lo grave es que se trata de mercadería vencida que es fraccionada, por ejemplo hormas de queso, donde no se les coloca fecha de vencimiento”. Ante esto, tomó inmediata actuación el área de Bromatología y también se dio intervención al Juzgado de Faltas.

POTESTAD. Con la transferencia de la potestad de control a los municipios, el ciclo de los operativos concluiría en la propia comuna sin que se traslade a la provincia.

“Lo que hicimos el viernes fue salir, junto con el organismo de Defensa del Consumidor Municipal en el mismo operativo que se llevó a cabo en 12 locales comerciales de la ciudad. Eso lleva su tiempo porque hay que controlar los precios con una aplicación de precios máximos. Ahora ese operativo le agregamos inspectores de la Dirección de Habilitaciones e inspectores de la Dirección de Bromatología de la Municipalidad. Así lo abordamos desde tres lugares: abusos de precios, que no vendan productos vencidos y si tienen las habilitaciones en orden”, recalcó Testa.

Lo que advierte el funcionario es que “puede haber buenas ofertas en un comercio pero esos productos tal vez no están en buenas condiciones”. Precisamente eso comprobaron el viernes durante las inspecciones realizadas.

“Eso es lo que encontramos, por ejemplos hamburguesas que habían vencido en enero y que estaban en las góndolas para vender. También había productos fraccionados vencidos, por ejemplo quesos que habían fraccionados en paquetes más chicos y que ya tenían fecha de vencimiento”, recalcó.

PERSONAL.  Por otra parte, con respecto a la infraestructura y al personal con que cuenta la municipalidad para realizar los controles, Testa admitió que es escaso.

“Tenemos dos vehículos y los inspectores de Defensa del Consumidor, los inspectores de Habilitaciones y Bromatología. A todos los inspectores que se ofrezcan a intervenir en estos procedimientos les damos una capacitación y participan de los procedimientos. Pero hay que tener en cuenta que no todos pueden salir a la calle con el tema del coronavirus, porque hay quienes son parte de grupos de riesgo por la edad o por alguna enfermedad como diabéticos o cardíacos. Nos estamos manejando con los más jóvenes y con los que voluntariamente se anotan. La infraestructura que nosotros tenemos está atrasada para una ciudad de 400.000 habitantes, deberíamos tener ocho vehículos con cuatro inspectores por vehículo. Pero nos arreglamos con lo que tenemos”, afirmó.

Al ser consultado por si habían detectado situaciones de desabastecimiento, Testa dijo que esos casos se vieron los primeros días de la cuarentena y en relación a productos farmacéuticos pero que luego se normalizaron esas situaciones.

“Puede haber buenas ofertas y que los productos no estén en condiciones”, advirtió Pablo Testa. Foto Marcelo Miño. EL DIARIO.

“Vimos desabastecimiento los primeros días que arrancamos a hacer los controles en farmacias. Vimos desabastecimiento de alcohol en gel, alcohol común y algunos otros elementos de higiene Hicimos las actas  y pasamos a la semana siguiente por los mismos lugares y estaban abastecidos. Después se corrigió. Nosotros desabastecimiento no vimos, lo que sí vimos algunos precios que están por encima de lo que debe ser. El gobierno nacional tiene una aplicación con un listado de precios. Esa aplicación es la que llevan los inspectores cuando van a hacer los relevamientos. Nosotros vimos algunos precios por encima de eso y productos vencidos. Hay algunos lugares que mantienen el precio con productos vencidos. Tienen productos que vencieron en enero y por eso los venden baratos”, aclaró.

Para denunciar irregularidades

Las irregularidades por sobreprecios deberán denunciarse ante el Organismo de Defensa al Consumidor a través de mensajes de Wathsapp N° 3435025948, indicando nombre del comercio, dirección, teléfono, una breve descripción del hecho y, en lo posible, adjuntar fotografías.

Asimismo, se recomendó exigir el Libro de Quejas habilitado por Defensa del Consumidor para asentar la denuncia; el cual se tomará como prueba al momento de imputar la infracción. La Ordenanza 8466 obliga a los negocios dentro del ejido municipal a disponer de esa herramienta en sus locales, siendo motivo de sanciones su incumplimiento.

Fernández dará a los intendentes el control de precios