Pescadores proponen alternativas para poder vender en Semana Santa

367
Los pescadores y vendedores proponen llevar a domicilio pescados a los clientes. Foto Gustavo Cabral.

La Semana Santa es un período clave para la venta de pescados, pero debido a la cuarentena obligatoria las ventas disminuyeron notablemente durante estos días. Pescadores de Puerto Sánchez proponen alternativas para que todos sus clientes puedan tener los diferentes cortes de pescado sin salir de su domicilio.

 

Redacción EL DIARIO / [email protected]

En el comienzo de esta semana EL DIARIO hizo una recorrida por el principal barrio pesquero que tiene la ciudad, ubicado a las orillas del río Paraná, en donde más de un centenar de personas se dedican exclusivamente a la pesca y venta de pescados frescos.

La realidad es que la cuarentena obligatoria impuesta por el gobierno nacional para prevenir la propagación del coronavirus afecta directamente a quienes se dedican a la venta de pescados en esta zona, teniendo en cuenta de que el tránsito es muy restringido para llegar a los lugares de ventas, ya que se encuentran en inmediaciones a la playa del Thompson. En este sentido e intentando poder tener algo de ventas durante estos días, la mayoría de los vendedores plantean distintas alternativas y propuestas para que sus clientes puedan realizar el pedido desde sus casas y luego son enviados por medio de servicios de cadeterías.

 

RECORRIDA. En la zona se aprecian varias propuestas exhibidas en los carteles intentando facilitar la atención, no sólo con ofertas sino que en varios casos mostrando el número de contacto para poder realizar los encargues. En cuanto a las ofertas, en diálogo con EL DIARIO, Leandro, uno de los pescadores del lugar, señaló que “se puede encontrar una variedad de pescados para freír, la mayoría de los clientes buscan llevar el armado para hacer chupín, ya que es un pescado que se lo aprovecha entero”. En otro de los puestos de venta, Sebastián destacó que “si bien hay pocos pescados, muchos eligen solamente comprar surubí por preferencia”.

Una de las personas responsables de la pescadería Sebastián indicó que “durante estos días es muy poco el movimiento y las ventas son muy bajas, aunque recién comienza la semana”, no descartan que en los próximos días las ventas repunten para poder salvar la semana que es muy importante porque varios de quienes se dedican a la preparación de distintas especies de pescado vienen trabajando hace un tiempo largo para esta fecha.

PESCA. Durante estos días de cuarentena los pescadores tienen horarios establecidos que son controlados por la Prefectura para poder salir al río a pescar. Si bien los horarios están dentro del día no varían demasiado a lo normal, pero la bajante que está teniendo el río en los últimos días hace que se complique la pesca.

Si bien en el inicio de la semana las ventas fueron muy bajas, los pescadores continúan saliendo al río todos los días con la esperanza de que durante los próximos días las ventas puedan aumentar.

“Está saliendo de todo un poco, pero está muy bajo el río y se complica. Lo que más sale en estos días es armado, pero cuesta”, resaltó Leandro, uno de los pescadores que además de pescar realiza las ventas en su local.

En cuanto a los precios comentó que “se mantienen”, aunque siempre en esta época del año suelen aumentar por la escasez, en este caso particular en Puerto Sánchez la mayoría mantiene los precios del último tiempo con el objetivo de poder vender durante estos días porque es para muchos la única fuente de ingreso económico.

Algunas de las ofertas que se pudieron observar este lunes en los carteles son: sábalo despinado: $150 cada uno; sábalo $200 la pieza; dorado $150 pesos el kilo; surubí $220 el kilo; pescado para freír patí o mandubé $150 el kilo; armado entero $100 el kilo; bogas y dorados despinados $220 el kilo; filet de tararira $250 el kilo.

 

A DOMICILIO. En busca de distintas estrategias para poder vender, la mayoría de los comerciantes de variedades de pescados, implementaron la comunicación telefónica con sus clientes, como así también las redes sociales y la solución para que la gente no tenga que salir de sus casas fue la implementación de motomandados para el envío a domicilio.

“La gente no está acostumbrada a que nosotros trabajemos con envíos a domicilio, por eso cuesta bastante todavía. Además los clientes están acostumbrados a venir acá y elegir ellos los pescados o cortes que quieren llevar”, señaló Leandro a EL DIARIO, y agregó que “sin dudas que el pescado, como cualquier tipo de carne, necesita un tratamiento especial y se debe conservar para no perder su estado. Es muy difícil elegir una pieza por teléfono, pero es la única alternativa que se puede brindar a los clientes para que puedan comprar pescados durante estos días”.

 

Preocupación por la bajante

El río Paraná continúa en su bajante y no sólo preocupa a los pescadores, sino también a todos quienes tienen relación directa con el río, como las embarcaciones y hasta incluso las mismas bombas que extraen el agua para la ciudad.

Según los reportes de Prefectura Naval, ayer el río estuvo por debajo del metro de altura, alcanzando sólo 0,90 aproximadamente en el puerto local, cifra que supera la marca de 2009 y se acerca a la bajante de 1989, que llegó a 0,86 metros.

De esta manera, en el río se observan importantes bancos de arena que, incluso, podrían ampliarse en los próximos días porque en el norte de nuestro país y países limítrofes continúan las sequías y bajante de los ríos que desembocan en el Paraná.

 

Puerto Sánchez y la costanera concentran a miles de turistas

Puerto Sánchez, todo aquello que el río generosamente da