En Paraná, el dengue no para

201
“La gente nos pide que fumiguemos pero eso no sirve. Lo importante es la descacharrización”, insisten las autoridades sanitarias.

Ya es una epidemia. Las autoridades sanitarias dicen que a pesar de las recomendaciones siguen encontrando en las casas recipientes con agua donde hay criaderos de mosquitos, aún en los hogares que ya han visitado más de una vez.

 

Redacción EL DIARIO / [email protected]

Silenciosamente, el dengue continúa generando nuevos casos de personas infectadas en Paraná. Todos los días, la Municipalidad realiza bloqueos sanitarios, que son los operativos que se llevan a cabo en los barrios donde viven los nuevos contagiados. Ayer hubo dos de esos procedimientos y hoy habrá otros dos más.

A pesar de la profusa información que se distribuye a través de diversos medios, en la que se recomienda como primera medida de prevención que no haya en las casas recipientes en los que se acumule agua, los agentes sanitarios continúan encontrando criaderos de mosquitos en los hogares que visitan.

“La gente nos pide que fumiguemos pero eso no sirve. Lo importante es la descacharrización”, insisten las autoridades sanitarias.

Bloqueos

“Todos los días estamos teniendo bloqueos. Hoy (por ayer) tuvimos uno en Barrio Paraná I, otro por Avenida Ramírez en zona sur. Mañana será por Blas Parera y otro por San Agustín. Los casos se dan en toda la ciudad”, recalcó Vanesa Zehnder, responsable del área de Ambiente de la Municipalidad de Paraná.

“Seguimos notando la falta total de acciones de los vecinos en relación a la descacharrización. Incluso en barrios a los que hemos idos varias veces por casos en la misma zona y se vuelven a visitar domicilios que ya se visitaron, que se dieron recomendaciones, volvemos a encontrar recipientes con agua, plantas en agua. Realmente, parece que los vecinos no terminan de entender el tema, que la fumigación no es la solución al problema. Nos damos cuenta cómo la expectativa de los vecinos es la fumigación. La semana pasada, por el calor y la humedad, la ciudad se llenó del mosquito común, el culex. Los pedidos de las comisiones vecinales es que se fumigue por el dengue. Explicamos que la invasión que hubo es del mosquito común y el mosquito que transmite el dengue es el Aedes Aegypti”, recalcó la funcionaria.

Por otra parte, ya en otras oportunidades EL DIARIO ha publicado las aclaraciones de los agentes sanitarios sobre que la fumigación no tiene un efecto residual y solo mata al mosquito que está volando en ese momento. Por eso, lo más efectivo es evitar que se formen criaderos en los hogares.

“Con el dengue las precauciones que hay que tomar tienen que ver con no acumular recipientes con agua. Eso que parece algo tan sencillo, que lo hemos repetido infinidad de veces en medios, a través de las redes y puerta a puerta no siempre es tenido en cuenta”, lamentó.“No nos deja de sorprender cómo el vecino no toma nota de esto y solamente nos pide que vayamos a fumigar”, advirtió.

Frío

Por otra parte, Zehnder hizo notar que a pesar de que en los últimos días ha bajado un poco la temperatura todavía no han llegado los fríos intensos que podrían poner un límite a la propagación del mosquito.

“Muy probablemente volvamos a tener calor. Estos días de viento fresco ayudan mucho, pero muchas veces el mosquito queda adentro del domicilio porque tiene esos hábitos domiciliarios. Si el vecino no toma conciencia de la gravedad del problema, va a persistir. Estamos teniendo dengue en muchas ciudades cercanas. El problema es grave. En provincias vecinas están teniendo muchos problemas. El año pasado hasta junio hubo calor. Hay años con inviernos muy suaves que no caen heladas hasta el final del invierno y eso hace que el mosquito siga sobreviviendo y nosotros mismos somos los que les damos refugios en nuestras casas”, continuó diciendo.

“La doctora y empidemióloga Silvina Saavedra, que tiene una gran experiencia en el tema, nos dice que no deja de sorprenderse que visitando dos, tres o cuatro veces los mismos domicilios vuelven a encontrar criaderos de mosquitos. Es muy difícil que podamos controlar esto si no hay una participación activa del vecino que haga la parte de trabajo que le corresponde. Después de una lluvia, si nos descuidamos, después de dos o tres días vamos a tener nuevamente el mosquito en nuestras casas”, señaló luego.

Además, la titular de Ambiente Municipal recordó las graves consecuencias que pueden tener los casos de reinfección por dengue: “Ya tuvimos un brote grande en 2016 con otro tipo de dengue, que fue el dengue 1. Ahora tenemos circulando el dengue 4. Ya hubo personas muertas en Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, en Rosario porque tuvieron reinfección. Por eso empezamos este año con la campaña patio limpio en los lugares donde hubo casos en 2016, para decirles a los vecinos que tengan precaución porque ese año hubo muchos casos. Porque el peligro es que se contraiga dengue hemorrágico que puede ser mortal, como ha sido mortal en estos últimos días, hubo casos de muerte en ciudades cercanos”.

Hubo cuatro casos de dengue  esta semana en Paraná