21.1 C
Paraná
martes, mayo 26, 2020
  • Entre Ríos
  • Política
  • Economía
Más

    Bancarios cuestionan que las decisiones se toman para CABA y Gran Buenos Aires

    Mientras resuena el eco de lo ocurrido el viernes pasado con la atención a jubilados en las entidades bancarias, cuando miles de personas incluidas en el grupo de riesgo de la pandemia llegaron a los bancos a cobrar su jubilación, se instala el debate sobre incluir o no a esas entidades en el grupo de servicios esenciales. La mirada del secretario General de la Asociación Bancaria, Juan Carlos Navarro, quien fue entrevistado por EL DIARIO.

     

    Redacción EL DIARIO / [email protected] 

    Sencillamente, el secretario general de la Asociación Bancaria repasó los acontecimientos que involucraron a este sector de trabajadores en la polémica que se desató el viernes en el país cuando con miles de personas en la calle, se ponía en jaque la severa cuarentena impuesta desde la medianoche del jueves 19 de marzo. “El gobierno tomó la determinación que los bancos abrieran para el pago de jubilados; los bancos acataron la decisión y por ende, convocaron a los trabajadores, que fueron a trabajar. Lo que el gobierno no tomó en cuenta es cuántas personas estaban en condiciones de cobrar” para “tomar recaudos y que esa gente no tuviera que pasar situaciones límites como las que pasó”.

    Aclaró que esa información estaba disponible porque “los bancos tienen todos los registros, en cada cronograma, de cuántas personas cobraron y cuántas no lo hicieron. Si Anses hubiera consultado a los bancos hubiera tenido un panorama muy aproximado sobre la cantidad de personas que estaban en condiciones de cobrar y a partir de ahí, diagramar un mecanismo que permitiera hacerlo sin generar la situación que todos conocen”.

    “Van de un extremo a otro”, es otra afirmación de Navarro. Ocurre que luego del viernes, se dispuso que los bancos abrieran sábado y domingo y la situación fue “mucho más calma”, al punto que en el caso de Entre Ríos, hubo sucursales bancarias que abrieron para pagar a una persona y en otros casos, ya no quedaban pagos pendientes de jubilaciones y pensiones no contributivas. “El Banco de Entre Ríos, el día sábado, en toda la provincia, pagó 1100 jubilaciones”, precisó a EL DIARIO.

    Con el paso de los días, “el gobierno no asumió mucho la responsabilidad” por lo ocurrido, “los banqueros, menos y los responsables de esto, fueron los bancarios”, dijo Navarro, naturalmente en disidencia con esa interpretación.

    El dirigente aseguró que siempre desde la organización, inclusive, más allá de esta cuarentena, han planteado que tienen que estar escalonados los cronogramas de pago, de modo que no generen cuellos de botellas en unos días. Y no para lo inmediato, pero si para pensar a mediano plazo, planteó que todos los bancos paguen. “En Entre Ríos el 90% del pago de jubilaciones y pensiones, planes y otras disposiciones de la seguridad social, se concentran entre el Banco de Entre Ríos y el Banco Nación. A eso se agrega que además hay planes especiales por esta pandemia”, dijo al dejar la duda sobre cuántos serán los que finalmente cobren los $10.000 en concepto de Ingreso Familiar de Emergencia.

    A propósito de ese bono que pagará Anses, “no se sabe cuántos bancos lo pagarán o si van a caer en el Banco Nación y aquellas entidades privadas que son agentes financieros. Tampoco, cómo se va a programar el pago porque si se quiere pagar en pocos días y se asigna a los más de 10 millones de solicitantes, se estarán volcando a las calles unos dos millones de personas por día. Y, adentro en el interior de los bancos solo pueden estar aquellos que están cobrando, por lo que el tránsito es lento”, señaló anticipándose a lo que podría ser una nueva complicación.

    EL INTERIOR. Las situaciones que ya se presentaron y las que puedan ocurrir pueden tener su raíz en el modo en que se toman las decisiones. Navarro consideró que no es acertado que “las medidas se tomen en función del país cuando las realidades son distintas”. Argumentó que “la Capital Federal y el Gran Buenos Aires es lo que repercute hoy en el interior”. Dio el caso de una localidad entrerriana, como puede ser “Seguí, donde el día sábado se abrió y creo, que no fue nadie”.

    Destacó que cuando se extendió la apertura de los bancos a sábado y domingo se agregó el cronograma de pensiones no contributivas entonces había gente en condiciones de ir a cobrar aunque no son muchos. Pero, relató, “en el interior, caso de Entre Ríos, todos los que tenían que cobrar el viernes, lo hicieron. En cambio en el Gran Buenos Aires el viernes a las 3 de la tarde, los bancos cerraron las puertas y hubo gente que quedó sin cobrar. Entonces esa gente tenía que ir al otro día, por eso ampliaron”.

    Mañana, miércoles 8, aparece un nuevo desafío porque comienza un nuevo cronograma de pagos de jubilaciones más otras no contributivas, por lo que el dirigente habló de un “porcentaje importante” que podría convertir al tercer día hábil de la semana el más álgido, pero descartó que vaya a asemejarse al viernes pasado.

    En cuanto a la decisión de agregar atención el día jueves, volvió a cuestionar. “En el interior no tiene razón de ser porque ese día no hay cronograma. Puede ser para pagar lo que no se hubiera pagado el miércoles. Otra vez están pensando en el Gran Buenos Aires”. Navarro estimó que el miércoles en el interior se va a alcanzar a pagar a la totalidad. En todo caso, consideró que podría extenderse al jueves la atención en las capitales de provincia, pero la decisión adoptada para el jueves “obliga a que el Banco de Entre Ríos y el Banco Nación tengan que abrir en todas las localidades”.

    Para el titular de la Asociación Bancaria local, se debería consensuar una posición entre el gobierno de la provincia y las conducciones de los bancos más importantes que operan en esa jurisdicción e informar al Central que hasta ahora ha emitido una circular para todo el país. Sostuvo que “podría ser más aconsejable, hacer una para Capital Federal y Gran Buenos Aires y dejar en la facultad de las provincias si se justifica trabajar el jueves, cuando no hay cronograma de pago”, para ese día.

    EN LA PROVINCIA. Este martes, continúa también el pago a activos y pasivos de la Provincia, pero la mayoría tiene para operar la tarjeta de débito.

    No obstante, comentó que un gran número de las personas que se acercaron a cobrar el viernes pasado en la sucursal de calle La Rioja en Paraná, tienen tarjeta de débito. “No la quieren usar porque no les gusta o nunca la habilitaron”, afirmó. Además, “todos los meses, el banco abre sus puertas para pagar las pasividades, entonces quienes no se quieren adaptar al sistema de la tarjeta, hicieron un hábito ir a cobrar mes a mes” y de hecho tanto el Bersa en la sucursal mencionada o el Banco Nación, sobre calle España tiene cajeros (humanos) habilitados para ese fin” y si no, el jubilado o pensionado se acerca a una sucursal cercana a su domicilio y también se lo pagan.

    A propósito, de hábitos y costumbres, los beneficiarios de planes sociales nacionales son los más reacios a usar las tarjetas, según el dato que aporta el dirigente.

     

    Los bancarios exigen medidas de protección para volver a trabajar

     

    En cuanto a pasar a formar parte del lote de actividades consideradas servicios esenciales, los bancarios se disponen a aceptar lo que disponga el gobierno nacional en ese sentido, a través del Banco Central.

    Lo que Navarro recuerda es que un estudio que se había hecho a principio de la cuarentena, “los especialistas sanitaristas no aconsejaban que las entidades bancarias como una tarea esencial porque iba a producir concentración de personas, y podía generarse el no cumplimiento correcto del aislamiento”. Así, quedar excluidos hasta ahora de ese sector “no obedece a que los bancarios no queríamos trabajar”.

    Advirtió que los que consideran que debería atender, señalan la experiencia de Europa -Italia y España- donde los bancos no cerraron, pero “cuando ponen esos casos de ejemplo, lo que no miden son los efectos de la pandemia en esos países”.

    “De acuerdo a todo lo que vemos, creo que la semana que viene la actividad bancaria pasará a ser una tarea esencial, para lo que se tendrán que tomar todos los recaudos adentro y afuera porque no se va a poder entrar masivamente como ingresa normalmente la gente a los bancos”, dijo a EL DIARIO.

    Desde la Bancaria están reclamando a los bancos y van a exigir a partir de lunes otras medidas de protección para asegurar el aislamiento físico.

    “Los oficiales de negocios que son los que brindan los informes y atienden a la gente no tienen ninguna mampara como si la tienen los cajeros. Exigimos que en el caso que haya alguna modificación a partir del lunes, que existan las mamparas que impidan la proximidad. Deben darse condiciones para que el empleado no quede expuesto. Si no es así, el empleado no va a trabajar. Eso es lo establece la circular del Banco Central que ordena tomar medidas de higiene y seguridad”, expresó.

     

    Al margen

    Hay bancos privados que pagan jubilaciones pero han obligado al beneficiario a operar con la tarjeta de débito, ante la negativa a pagarle en la caja. En los bancos más regionales, Nación o Banco de Entre Ríos, con un universo muy grande de clientes, muchos recurren al cajero humano y como se le paga, la gente mantiene la costumbre. En definitiva son cambios culturales que no se pueden modificar inmediatamente, a pesar de la crisis sanitaria.

     

     

     

    Lo más leído