Hubo cuatro casos de dengue  esta semana en Paraná

592
El dengue sigue siendo un riesgo sanitario en la capital entrerriana.

Muchos vecinos se han olvidado de las medidas de prevención que consisten principalmente en evitar que haya objetos con agua acumulada donde nacen las larvas.

 

Redacción El Diario / [email protected]

 

La pandemia de coronavirus ocupa la atención de los medios de comunicación y también de los usuarios de redes sociales. Los comentarios y recomendaciones tienen que ver con el aislamiento social o las medidas de higiene y prevención. Día a día se produce el conteo de casos y se esperan los números que dan una perspectiva de la evolución de la enfermedad entre la población.

Hasta unos días atrás, similar interés despertaba el dengue.

Sin embargo, las infecciones provocadas por la picadura del mosquito Aedes Aegypti no se han detenido. Por el contrario, en lo que va de la semana en Paraná se han producido cuatro nuevos casos y son autóctonos, es decir que los infectados contrajeron la enfermedad sin haberse movido de la ciudad.

Las autoridades sanitarias advierten que muchos vecinos han dejado de sostener medidas de prevención, como la descacharrización en las viviendas para evitar la proliferación del mosquito. Y además, advierten que el dengue en una segunda infección tiene altos índices de mortalidad. Por ejemplo, en los lugares donde se hacen bloqueos y operativos de descacharrización se sigue encontrando floreros con agua o plantas en recipientes con agua en los que hay larvas de mosquitos. A pesar de la profusa información que circula sobre el tema, los vecinos siguen sin tomar conciencia de la gravedad de continuar con esas costumbres.

EL DIARIO dialogó con Silvina Saavedra, encargada del Área de Epidemiología de la Municipalidad de Paraná.

 

SIGUE ACÁ. “El dengue nunca se fue, estamos teniendo dos o tres bloqueos por día, aunque el coronavirus haya tapado informativamente el tema”, aclaró la especialista precisamente durante uno de los operativos realizados ayer en Paraná.

“La gente se olvidó del dengue. Todas las semanas estamos haciendo bloqueos. El lunes hicimos dos bloqueos, ayer otro y hoy otro. En los lugares en los que hicimos los bloqueos en los cuatro había recipientes con agua, plantas en agua, fuentes con plantas y agua. Todas con larvas y presencia de mosquitos”, recalcó.

“No quiero minimizar una enfermedad como el coronavirus —aclaró—. Lo que la gente tiene que saber es que quien se enferme de dengue, a futuro se tiene que cuidar muchísimo porque queda predispuesto a tener un dengue hemorrágico. El dengue hemorrágico no es como el que se puede contagiar por primera vez, que puede pasar sin síntomas o con un cuadro de fiebre y malestar. Sino que el dengue hemorrágico tiene un índice de mortalidad mucho más alta”.

—¿Es decir que una persona que tuvo dengue y vuelve a infectarse corre un serio peligro?

—Esa es la preocupación que tenemos, que se olvidan porque la población piensa que no va a pasar más que un cuadro gripal, que en una semana se pone bien. Quizás la primera vez lo supera pero esa persona que se enfermó una primera vez se tiene que cuidad para siempre porque si llega a infectarse nuevamente puede derivar en un cuadro hemorrágico.

—Una persona que se enfermó de dengue, ¿no queda inmunizada?

—Queda inmunizada al virus que está circulando. En este momento, la mayor cantidad de casos que tenemos es de dengue 4. Las personas que se enferman ahora quedan inmunizadas para dengue 4. Pero cuidado: quedan tres virus más. Y en una segunda enfermedad tienen más predisposición de tener un cuadro más grave.

—¿Cuántos casos ha habido hasta el momento?

—Alrededor de 50 casos en Paraná. Son casos que nos informan desde Provincia. Nos informan con el caso confirmado y es complicado para hacer un bloqueo. Cuando comienza un brote autóctono es muy difícil hacer un control. La mayoría son casos autóctonos, salvo dos o tres. Los primeros fueron importados. Donde tenemos los focos más grandes son en el Barrio Mercantil y aledaños, una zona más grande por calle Galán. En Barrio El Sol también hubo casos. La que se traslada es la gente no es el mosquito. Un paciente que esté enfermo de dengue se traslada de un barrio a otro y en ese barrio hay mosquitos que lo pican. Esos mosquitos se infectan y ahí contagian a su vez a quienes pican. Así continúa el ciclo de infección.

—¿La gente dejó de tener medidas de prevención con el dengue?

—Es una decepción porque repetimos mil veces lo mismo, que no hay que tener la planta en agua, que la recomendación es no tenerla porque por más cuidado que se tenga siempre va a quedar algo. Y hoy vamos y en una de las casas de donde hicimos el bloqueo tenía una planta en agua y había larvas. La persona nos dijo que le echaba lavandina pero le aclaramos que la lavandina no hace nada. Lo que hay que hacer es no tener la planta en agua, ni los floreros, ni la fuente de feng shui. Encontramos tarros boca arriba. Después de estas lluvias se llenan con agua los recipientes. Mientras le sigamos dando lugar el mosquito seguirá estando.

—Es decir que la mejor prevención es evitar que haya lugares donde se pueda acumular agua…

—Claro. Hay gente que nos pide que fumiguemos pero la fumigación solo mata al mosquito que está volando, no llega a todos los lugares. Fumigamos solamente en los lugares donde hay casos. No estamos fumigando casa por casa en toda la ciudad porque eso no sirve porque si hay criaderos en las casas no sirve de nada. Hay que eliminar los criaderos. Una vez que hicimos el control les decimos que revisen y den vuelta todos los objetos que puedan acumular agua. Y después de una lluvia hay que volver a revisar. Hay que aprovechar la cuarentena que no se puede salir y revisar. Si no los pueden sacar a la vereda por lo menos que los den vuelta para que no acumule agua, las cubiertas por ejemplo. Revisar que a veces hay cosas arriba del techo. Si bien al mosquito no le gusta la altura si no encuentra otra cosa va a ir a ese lugar.

Entre Ríos: ya son 79 los casos de dengue