Analizan si un interno de la Unidad Penal de Paraná contrajo dengue o Covid-19

373
El joven cometió tres delitos en una semana; con juicio abreviado, terminó en la cárcel.

Fuentes consultadas indicaron a El Diario que el interno presentó el miércoles a la noche fiebre alta y dolor de estómago.

 

[email protected]

Fue trasladado al hospital San Martín donde se analiza si los síntomas son compatibles con dengue o Covid-19. Ayer fue trasladado al pabellón 7 y luego a una celda solo, en aislamiento. Familiares advierten que allí no se cumple con las reglas básicas de sanidad.

Valeria B -se resguardará la identidad para evitar la estigmatización y los prejuicios- es hermana de un interno de la Unidad Penal N°1 de Paraná que se encuentra cumpliendo una condena de dos años y medio de prisión. Fuentes judiciales precisaron a El Diario que el miércoles a la noche fue trasladado al hospital San Martín con un grave cuadro de salud, compatibles, en un primer abordaje, con un cuadro de dengue o Covid-19, conocido como Coronavirus. El caso, según de añadió, activo el protocolo de salud en todas las unidades penales de la provincia.

Conocimiento

Valeria B dialogó con El Diario y explicó que “lo que le dije a Boris Cohen, mi abogado, es que tomamos conocimiento como familiares por los mismos internos porque desde el Servicio Penitenciario (SP) nunca nos llamaron, siempre pasa que si ocurre algo no se le avisa al familiar hasta que se sepa bien qué pasa. En este caso él (por el hermano) estuvo con fiebre alta, dolor de estómago, todos los síntomas que se puede tener, porque se dice que puede ser un dengue”. El interno es abordado por dos posibles cuadros: dengue o Coronavirus.

La mujer expresó que con su abogado analizaban solicitar una medida de reclusión morigerada en virtud del contexto mundial por la pandemia generada por el virus Covid-19 y las medidas de seguridad adoptadas por el Estado nacional para prevenir la propagación, más allá de lo abordable por el sistema de salud, de la pandemia. En este sentido señaló: “Hablé con mi abogado, porque mi hermano tiene una condena muy simple, son dos años y medio, hasta sería excarcelable, no es un preso de alto riesgo, para que pueda hacer la cuarentena, por así decirlo, en su domicilio, buscar la manera humanitaria, porque todos tenemos este problema hoy en día”.

Situación

Valeria B resaltó que la situación que está viviendo su hermano “va servir para que la gente esté alerta porque no se sabe nada, nosotros nos enteramos por los mismos internos y no por el Servicio”. En este sentido indicó que se enteró de la delicada situación que atraviesa su hermano por los internos que están recluido con aquel: “Esto lo sé por los compañeros, ayer (por el miércoles) fui al hospital y no me quisieron dar información. Estuve en la guardia y pregunté si me iban a dar un informe como a todos los demás pacientes y me dijeron que no, porque le tienen que avisar al Servicio Penitenciario y no a otra persona, aunque sea familiar directo. En la guardia no sabían bien el nombre, no tenían datos de documento, era un paciente casi NN”.

Contexto

El caso generó alarma en el penal. Los internos vienen realizando reclamos por la implementación de medidas sanitarias desde que se adoptaron las de seguridad mediante el Decreto de Necesidad y Urgencia 260/20 del Poder Ejecutivo Nacional. En este sentido, Valeria B señaló que “los compañero de pabellón estaban preocupados porque lo habían llevado y no lo regresaron, lo sacaron alzado porque no podía moverse por los síntomas que tenía. Ellos vieron que lo sacaron muy mal. Ayer se escuchó ruido, golpearon la reja como se dice para saber información. Uno de los guardias les dijo que podía ser dengue, es decir que ya se sabía más o menos”.

La mujer añadió que “los compañeros están muy preocupados por el cuadro que él llevó, quedaron alarmados, lógicamente que al estar aislados se sentían mal, tenían los síntomas, tal vez era algo mental” y añadió con criterio que “si es dengue también tienen que hacer una limpieza y un montón de cosas”. En este sentido, señaló que la información es importante para que los familiares que tienen internos en ese pabellón “pidan por la sanidad, ya sea gripe o dengue”.

Espera

Valeria B precisó que llamó varias veces al hospital, donde le informaban que aún no estaban los resultados que determinarán el cuadro que padece su hermano. Al igual que con el traslado al nosocomio, Valeria B precisó que se enteró que el SP lo regresó al penal y que lo llevaron a un calabozo “por cuestiones de protocolo tiene que estar aislado”, a través de los compañeros de pabellón. Respecto de las medidas de sanidad e higiene que requeriría su hermano, dijo que en el calabozo no se estaría cumpliendo con “ninguna”. “No sé si se pudo bañar, si tiene cosas de higiene, no sé nada de la medicación, no sé el diagnóstico, sé que están esperando el resultado, es me dicen desde el penal, que esperan los resultados y que lo aislaron por protocolo de sanidad, que de sanidad no tiene nada. Comprendo que en el hospital no debe haber lugar y tampoco que una persona común hubiese conseguido un lugar, no sé”.

Hasta ayer al mediodía la mujer no sabía en qué estado se encontraba su hermano. “No sé si está bien, si está mal si tiene síntomas, si sigue con fiebre, el diagnóstico sé que si no está en laboratorio no va haber diagnóstico, lo que no sé es el cuadro de él, si siguió con síntomas, se supone que ahí no hay colchones, baño, jabones, eso quiero saber, y cómo está anímicamente”.

Habeascorpus colectivo de internos de la cárcel