Transportistas escolares preocupados por la situación que atraviesan

362
En diálogo con EL DIARIO, la presidenta de la Asociación de Transportistas Escolares de Paraná, Silvina Salas, adelantó que enviaran un comunicado a los padres para informar sobre la situación. Foto ilustrativa, archivo.

La cuarentena trae preocupación en diferentes sectores, uno de ellos es el de los transportistas escolares, teniendo en cuenta de que no se sabe cuándo volverán las clases para volver a trabajar. En Paraná trabajadores del sector piden la colaboración del gobierno y de los padres para poder seguir manteniendo el servicio una vez que se reanude la actividad.

 

Teniendo en cuenta de que fueron muy pocos los días de clases que se dictaron en el comienzo de este año, los transportistas vienen muy preocupados analizando la situación que por el momento tiene un futuro incierto de cuándo volverán a trabajar. La realidad es que la mayoría de quienes se dedican a este servicio, es su única fuente de ingreso y durante estos días los impuestos y gastos fijos de mantenimiento siguen llegando por lo que se complica el sostenimiento.

La presidenta de la Asociación de Transportistas Escolares de Paraná, Silvina Salas, habló con EL DIARIO y expresó: “De todas las medidas que se establecieron desde el gobierno nacional, casi ninguna nos favorece a nuestro sector por la categoría de monotributo que tenemos. La mayoría somos todos desde la categoría C en adelante hasta responsable inscripto”. señaló Salas, analizando la ayuda económica establecida por el gobierno nacional hacia los monotributistas con categorías más bajas.

El trabajo de un transportista escolar muchas veces pasa por desapercibido en lo cotidiano de cada día, pero es una responsabilidad muy importante la que tienen cada uno de quienes están a cargo de un vehículo, es nada más ni nada menos que la responsabilidad diaria de trasladar a gran cantidad de chicos desde sus casas hasta la escuela, cumpliendo con los horarios establecidos para el ingreso y la salida de cada establecimiento.

“Lo único que nosotros estamos ahorrando durante estos días es el circular por las calles. Después estamos como expectantes que se reinicien las clases y que los padres sean comprensibles frente a esta situación y nos sigan reconociendo nuestro trabajo”,  indico Silvina Salas, una de las referentes del sector en Paraná.

La situación es muy difícil entendiendo que varios de los padres de los chicos están en la misma situación de los transportistas sin poder trabajar. Es importante resaltar también que hay distintos tipo de padres con los cuales también habrá distintos tipos de respuestas sobre la situación que se plantea.

PEDIDO. La presidenta de la Asociación de Transportistas Escolares de Paraná, destaco que ya tienen todo encaminado para presentar distintos pedidos a las autoridades municipales y provinciales.

Uno de los puntos principales sin dudas que tendrá que ver con la prorroga que se estableció por parte del ministerio de economía para el pago de los impuestos que al fin deberán ser abonados de igual manera.

“Marzo fue un mes muy complicado, pero la mayoría de los transportistas habían cobrado el mes, entonces se pudieron cubrir los gastos fijos del mes pasado”,  señaló Silvina Salas como algo positivo. Ahora la preocupación esta de aquí en adelante pensado en posibles fechas para que puedan volver los chicos a las escuelas.

La asistencia que ofreció el Gobierno para los monotributistas fue para los de las categorías A y B, siendo que este sector contempla a autónomos desde la categoría D en adelante, por lo que será también uno de los pedidos para que se pueda analizar la situación particular de un sector que hoy está paralizado.

TRANSPORTISTAS. “Nosotros pensamos que en este momento tenemos que enviar un mensaje a los padres porque son nuestros clientes, para que ellos también entiendan que estamos en una situación similar. Somos trabajadores independientes y estamos viendo que si bien el estado ayuda a gran parte de la sociedad, la gran mayoría de quienes trabajamos en transportes escolares estamos por fuera de lo que será la ayuda económica”, señaló Javier, un transportista de la ciudad con más de diez años en el rubro.

Por su parte otro de los choferes de la ciudad indicó: “Estamos prácticamente desamparados, teniendo en cuenta que es nuestro trabajo y nuestra principal fuente de ingreso estar en la calle trabajando. Al no tener clases y no tener la posibilidad de trabajo estamos con la actividad suspendida y postergada”.

Cabe señalar que en la parte impositiva se le quiso dar una ayuda al sector, pero sin embargo no es una eliminación de los impuestos sino que es una prorroga. En general la mayoría de los transportistas consultados por EL DIARIO resaltan de que en estos momentos lo fundamental es poder mantener su servicio, teniendo en cuenta de que a pesar de no estar trabajando hay gastos fijos que se deben cubrir.

“Vemos que el sector está muy desamparado y lo que hacemos es informar y comentar a los padres cual es nuestra situación actual. En ese sentido le pedimos una colaboración a los padres que puedan para el mantenimiento del lugar para el chico, lo que sería un porcentaje mínimo que rondaría alrededor del 50 por ciento de la tarifa normal”, finalizó Javier en diálogo con EL DIARIO.

Comunicado

En el comunicado del sector se indica: “Lamentablemente, en el contexto suscitado, nuestra actividad se vio afectada. Sobre todo debido a que todos nosotros somos trabajadores independientes y que, por el momento, ninguna de las medidas implementadas por el gobierno nos ampara. Por ello, formamos parte de los sectores más golpeados de la economía, lo cual nos genera gran preocupación e incertidumbre. Nuestra actividad posee innumerables costos fijos mensuales que debemos afrontar sin excepción.  Ejemplo de ello son seguros, patentes, empleados, tasas, impuestos, etc. También debe considerarse que realizamos una reserva de lugares a los niños transportados y programamos nuestros horarios y recorridos en función de ello. Por esto, apelamos a la buena voluntad de los padres de los niños transportado haciendo una reducción en  la cuota mensual  del 50 % del importe pautado hasta que se normalice dicha situación”.