Una familia confecciona barbijos para los hospitales y la policía

173

Los Roldán se dedican a fabricar barbijos de manera solidaria desde que comenzó la cuarentena. Son destinados a diferentes personas que trabajan en lugares públicos.

 

A una semana del comienzo de la cuarentena obligatoria, en muchas familias los días dentro de casa se hacen eternos, pero en algunos hay alternativas para pasar el tiempo. En este caso una familia casi completa que se dedica a fabricar barbijos de manera solidaria desde que comenzó la cuarentena y son destinados a diferentes personas que trabajan en lugares públicos.

Son varios los casos que se dan de solidaridad en diferentes aspectos durante estos días, pero la fabricación voluntaria de barbijos es algo más que importante, teniendo en cuenta de que varios quisieron sacar ventaja en los precios hace algunos días por la gran escasez que se pudo apreciar.

Este grupo de mujeres solidarias, familiares entre sí, tuvieron la idea inmediata ni bien comenzó la cuarentena para prevenir la propagación del Coronavirus de confeccionar barbijos para ser donados a los hospitales y a la policía entre otros lugares.  Al ser un trabajo voluntario es necesario de la colaboración de cada uno de nosotros también para poder fabricarlos, por lo cual en las últimas horas estuvieron recibiendo donaciones de telas de distintos tipos para poder ser confeccionadas.

Melisa Roldan, una de las integrantes de la familia de Paraná que también se desempeña como costurera, habló con EL DIARIO y expresó “Somos muchos en la familia y lo hacemos para pasar el momento. Si bien nosotras somos comerciantes, nos dedicamos a la costura también por eso tenemos las maquinas y como tuvimos que cerrar los comercios nos dedicamos a hacer esto”.

 

Sabemos que la fabricación de un barbijo demanda un tiempo importante, aunque con el paso de los días la práctica lo hace cada vez más fácil. De igual manera este grupo de emprendedoras junto con su papá trabajan durante todo el día en la confección pensado en la gran demanda que están teniendo durante estos días. “Lo hicimos porque notamos que hay mucha gente que tiene la intensión de replicar cosas, pero son muy pocas las personas solidarias en este tiempo. Estamos recibiendo llamados desde diferentes lugares públicos y privados que se contactan para donarnos telas y poder llevar sus barbijos” señaló la entrevistada.

TRABAJO. Es  importante aclarar que esto no es un taller de costura, sino que es solo un emprendimiento familiar que se concreto el objetivo de poder ayudar a quienes lo necesitan. “Lo estamos haciendo en la casa de mi papá, porque da la casualidad que la cuarentena nos agarro a todos medio juntos” indicó Melisa.

Todas aquellas personas que acercan sus donaciones al lugar, luego son lavadas como corresponde para ser reacondicionadas y luego comenzar con las demarcaciones, cortes y costuras. Quienes quieran realizar donaciones de telas se pueden comunicar con Melisa, al 342-4 495057.

El consumo de tela diariamente es muy importante ya que en un día normal pueden llegar a confeccionar más de 200 barbijos.

OBJETIVO.  “Los hacemos para los lugares públicos, porque lo que nos enteramos es que no tenían barbijos, tenemos conocidos en el Hospital San Martin, en la Policía, en el Hospital de Salud Mental y la idea es poder colaborar con la mayoría de las personas que trabajan en esos lugares”

Durante la semana se entregaron más de 200 barbijos al Hospital San Martin, al Centro de Salud Mental, policías y otros lugares.

“Si hay alguna persona que lo necesita realmente porque es muy difícil de conseguir uno o dos barbijos se los damos sin inconvenientes, pero tratamos de que sea para los lugares que van a estar en contacto con personas infectadas, que esperemos no sean muchas” finalizó Melisa Roldan en dialogo con El Diario.

El trabajo solidario que vienen realizando desde que comenzó la cuarentena ya lleva una semana con alrededor de 1.000 barbijos fabricados durante estos días que se fueron entregando de manera solidaria a los lugares públicos que mencionábamos anteriormente.

 

NO HAY BARBIJOS. En una recorrida que hizo El Diario por distintas farmacias de la zona céntrica de Paraná, pudo constatar la falta de stock de barbijos, alcohol en gel y guantes en el 95% de las farmacias consultadas.

Según pudimos saber en las próximas horas habría un ingreso importante de estos productos, aunque ninguno de los farmacéuticos consultados se animaron a confirmar nada, teniendo en cuenta la importante demanda que hay por parte de la población. En la mayoría de las farmacias indicaron que los barbijos se terminaron el martes y hasta hoy no recibieron todavía, por su parte el alcohol en gel en algunos lugares se puede conseguir pero solo si se concurre con el embase y los guantes de látex son los más difíciles de conseguir durante estos días porque las fabricas no dan abasto para abastecer toda la demanda.