Transitar o salud: dos derechos en pugna en tiempos de Covid-19

210
El derecho a transitar libremente se ha visto restringido en estos días. Foto Sergio Ruiz. EL Diario.

Apenas seis días después de la puesta en vigencia del DNU 297/20 que instaló un estado de excepción extraordinario en el país, por la pandemia generada a niel global por el virus Covid-19 o coronavirus, algunos ciudadanos continúan circulando en violación a aquella norma. En algunos sectores de Paraná se vio un crecimiento del tránsito vehicular. Un fallo que pone en blanco sobre negro el estado de excepción. La mirada de un abogado de Paraná.

“Compartimos la decisión adoptada por el juez a quo por cuanto los agravios expuestos por el presentante, Patricio Kingston, a la luz de los motivos de salud pública que motivaron el dictado del Decreto de Necesidad y Urgencia n° 297/2020 a fin de evitar la propagación del Covid-19, permiten descartar las restricciones a la libertad ambulatoria que se señalan”.

Así lo entendieron los camaristas Rodolfo Pociello Argerich y Ricardo Matías Pinto, que integraron la Sala de Turno de Habeas Corpus de la Cámara del Crimen porteña que rechazó las objeciones que Kingston formuló contra el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 297/20 porque, argumentó, significaba “restricciones a la libertad ambulatoria”.

El DNU entró en vigencia el viernes 20 de marzo y se mantendrá vigente hasta el martes 31 de marzo, inclusive, si es que no se lo prorroga. La Cámara del Crimen porteña señaló que “efectivamente, se advierte que el aislamiento dispuesto constituye una restricción a la libertad ambulatoria y al derecho de reunión. Sin embargo, esta restricción a derechos fundamentales tiene sustento en la exposición de motivos de la norma de la que se extrae, en forma nítida, las razones de salud pública de público conocimiento que han dado origen a la decisión adoptada”. También destacó que “si bien implica una severa restricción a la libertad ambulatoria tiende a la preservación del orden público, en cuanto el bien jurídico tutelado es la salud pública, no sólo del afectado en forma directa, como podría ser el aquí accionante, sino de los terceros con los que se tenga contacto en caso de ser afectado por el Covid-19”.

 

Circulación

 

Es notorio que en los grandes conglomerados del país hubo una reactivación de la circulación vehicular. Los medios nacionales han dado cuenta de la situación. En Paraná, donde las medidas se han cumplido con un importante nivel de acatamiento, comenzó a observarse aquella misma conducta. Ciertas zonas han exhibido desde ayer una renovada circulación de automotores. En este sentido conviene recordar los objetivos del DNU, que en el articulo 1º prescribe su implementación “a fin de proteger la salud pública, lo que constituye una obligación inalienable del Estado nacional, se establece para todas las personas que habitan en el país o se encuentren en él en forma temporaria, la medida de ‘aislamiento social, preventivo y obligatorio’ en los términos indicados en el presente decreto…”.

En el DNU se destacó que la medida se dispuso “en el marco de la declaración de pandemia emitida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Emergencia Sanitaria ampliada por el Decreto N° 260/20 y su modificatorio, y en atención a la evolución de la situación epidemiológica, con relación al Coronavirus Covid 19”.

 

Mirada

 

El abogado paranaense Boris Cohen sumó su punto de vista a la disputa de dos derechos que en tiempos de excepcionalidad, debieron ser considerados al calor de los intereses de las mayorías.

En declaraciones a El Diario, Cohen señaló que “entiendo que en estas circunstancias de emergencia sanitaria internacional que decreta la OMS, junto con la unidad de criterios a nivel político que hay en todo el país, ningún juez de Argentina se va animar a declarar inconstitucional la aplicación del decreto del presidente. Kinstong, que quería ir a jugar al polo, interpuso un recurso de amparo solicitando que se le permita excepcionarse del decreto, la Cámara que lo trató, rechazó el amparo”.

Cohen, en referencia a la inédita situación que vive el mundo y de la que nuestro país no está al margen, también sostuvo: “Creo que no habrá ningún órgano judicial ni ningún operador estatal del Derecho que se oponga o vaya en contra de lo que establece el decreto”, no obstante señalar que se pueden considerar “circunstancias excepcionales que no hayan estado contempladas o que sea única o un caso específico, como alguien que tenga que someterse a intervención quirúrgica o necesite una intervención médica o que necesite auxiliar a un familiar que esté solo y no pueda valerse por sí mismo. En esos casos sí creo que se puede excepcionar, pero estos se manejar directamente con las administraciones locales así que no creo que haya algún juez que diga que el decreto es inconstitucional y va en contra de la libre circulación que ampara la Constitución”.

 

Prevención

El artículo 2º del DNU prescribe que durante su vigencia“…no podrán desplazarse por rutas, vías y espacios públicos, todo ello con el fin de prevenir la circulación y el contagio del virus Covid-19 y la consiguiente afectación a la salud pública y los demás derechos subjetivos derivados, tales como la vida y la integridad física de las personas…”. En el artículo 3 están ordenados los “controles permanentes en rutas, vías y espacios públicos, accesos y demás lugares estratégicos…” para “garantizar el cumplimiento del ‘aislamiento social, preventivo y obligatorio’, de las normas vigentes dispuestas en el marco de la emergencia sanitaria y de sus normas complementarias”.

 

Al margen

La OMS declaró, el 11 de marzo de 2020, el brote del nuevo coronavirus como una pandemia, luego de que el número de personas infectadas por COVID-19 a nivel global llegara a 118.554, y el número de muertes a 4.281, afectando hasta ese momento a 110 países.

 

Rige el «aislamiento social, preventivo y obligatorio» en el país