Crimen de Nahiara: el martes se realizarán los alegatos

103
Cristo dijo que le tenía miedo a su ex pareja.

Los imputados por el crimen de Nahiara Cristo, de dos años, declararon ayer y se inculparon uno al otro. Yanina Lescano fue breve y se remitió a su declaración del 12 de febrero de 2019 cuando sostuvo que era víctima de violencia de género y Miguel Cristo, el responsable de las lesiones de la nena. Cristo declaró durante más de una hora y sostuvo lo contrario.

[email protected]

Yanina Soledad Lescano fue breve. «El día 12 de febrero de 2019 tuve la oportunidad de declarar ante el señor juez de Garantías y respondí preguntas de los fiscales, así que hoy ratifico lo que dije ese día».

El 12 de febrero de 2019 en una audiencia que se realizó a las 19 y duró dos horas y media, ante el juez de Garantías N°3, Elvio Garzón, la mujer sostuvo que Cristo tuvo un cambio en su carácter, dijo que “se volvió loco”, porque la nena se quemó los pies con agua.

A partir de aquel episodio la aisló del resto de la familia y no dejaba que nadie se acercara a ella. Lescano sostuvo que Cristo quería que la nena se curara porque ya “estaba vendida”. En aquella audiencia sostuvo que Cristo ejercía violencia sobre ella y sobre la víctima y que estaba bajo su dominación.

Por su parte, Cristo declaró durante más de una hora en la que sostuvo una versión totalmente distinta. En un relato confuso en el que eludió responder cómo no advirtió el estado de desnutrición de su hija y las evidentes lesiones que tenía en el cuerpo –el forense contabilizó un total de 25-, dijo que quien ejercía violencia sobre él y la niña era Lescano. Cristo dijo que le tenía “miedo” a su ex pareja.

Atribuyó el no haber advertido a las autoridades del estado de la niña por el miedo que le generaba el entorno de Lescano: “No la ayudé a Nahiara por miedo a Lescano”, manifestó.

En este sentido dijo que aquélla le pidió que hiciera unos viajes con drogas con un amigo al que identificó como “Hernán”, a lo que él se negó. Añadió que el pedido se lo realizó a instancias del padre de Lescano, que con Hernán le envió dos armas: un aire comprimido y un revólver calibre 38, para que se los guardara.

Cristo manifestó que Lescano le apoyó el 38 en la cabeza y le dijo “no me tembló el pulso para matar a mi amigo, menos me va a temblar para matarte a vos”.

La frase se la habría dicho cuando Cristo, “de rodillas le rogaba que lo dejara llevar a Nahiara al médico”. Respecto a su cambio de carácter, el imputado relató que ocurrió después de que Lescano lo llevara con una mujer, que profesaba el culto a San la Muerte y otras figuras paganas, quien le hizo baños con flores. Cristo sostuvo que no vio las lesiones que tenía su hija porque Lescano se ocupaba de las niñas y él de los varones.

Planteo por una prueba

La defensa de Lescano realizó un planteo para que se incorpore como prueba un informe en el que consta que al momento de ser detenido, Cristo tenía en su poder el documento de Lescano y los niños y una tarjeta de cobro de haberes de la mujer. Fiscalía se opuso al pedido por extemporáneo.

Tras deliberar, el Tribunal decidió incorporar el informe, no sin antes destacar la “omisión palmaria y flagrante en la que incurrió la defensa, teniendo en cuenta que ha desarrollado su teoría del caso a partir del primer día de la investigación basada en que Lescano sería víctima de violencia de género y que en función de su situación no existía, a su criterio, la capacidad de evitar el resultado de muerte de la menor Nahiara”.

Además, los jueces señalaron que “no podemos entender que la defensa haya esperado hasta esta altura para solicitar el ingreso de un documento que está desde el primer día de la investigación, eso hace a la preparación del caso, a la teoría del caso de la defensa, y hace a una defensa diligente”.

Finalmente le señaló que “lo cierto es que cuando la testigo o experta introdujo la información” en el debate, la defensa también omitió introducirla en ese momento, el que “quizás hubiera sido el más oportuno a criterio del Tribunal, al menos para dejar formulado el planteo”.

El martes será la etapa de alegatos. Los fiscales Juan Malvasio y Santiago Brugo, al igual que la querella, en manos de Eduardo Gerard, pedirán prisión perpetua. Las defensas, de Lescano, a cargo de Miguel Ángel Cullen y Patricio Cozzi; y la de Cristo, en manos de Carlos Antico, pedirán la absolución.

 

Más testimonios en el caso Nahiara Cristo