Otorgan visita familiar a condenado y su hijo será tutor del beneficio

159
Una jueza de Concepción del Uruguay otorgó salida transitoria a un interno de la cárcel de Paraná, porque valoró que “no ha recibido sanciones, registra conducta ejemplar y concepto muy bueno en los últimos trimestres”.

La medida fue concedida a pesar de los informes que la desaconsejaban, entre otros puntos, porque, se adujo, seguía “justificándose en las necesidades económicas que transitaba en ese momento sin presentar sentimientos de culpa por los daños ocasionados”. La jueza valoró que “no ha recibido sanciones, registra conducta ejemplar y concepto muy bueno en los últimos trimestres, respetando las normas y reglas de convivencia”.

 

Néstor Belini | coordinacion@eldiario.com.ar

 

La jueza del Tribunal Oral Federal de Concepción del Uruguay, Mariela Emilce Rojas, resolvió “hacer lugar a las salidas transitorias del interno JAB, actualmente alojado en la Unidad Penal Nº 1 de Paraná, por el término de 24 horas, una vez por mes, a fin de visitar a su hijo”, en una casa ubicada en una localidad del centro de la provincia. La resolución consignó que el hijo “a su vez ejercerá la tuición correspondiente, con el propósito de afianzar los lazos sociales y familiares, bajo palabra de honor”. El joven declaró “su deseo de recibir a su padre para que goce el beneficio de las salidas transitorias”.

 

OBJETIVOS

En oposición a los informes que desaconsejaban otorgar la salida, Rojas consideró que “se ha dicho que los objetivos de la Ejecución de Penas Privativas de la Libertad, tal como se desprende del artículo 1º de la Ley 24.660, es la readaptación social del condenado, donde se deberá mantener un prudente equilibrio entre la consideración, valoración y respeto de los bienes jurídicos afectados por el delito y el derecho a la resocialización del penado, de forma armónica para no devenir en una benevolencia infundada o en un rigor excesivo y deteriorante”. Asimismo señaló que “por otra parte reitero lo mencionado oportunamente, en cuanto a que no se puede pretender una introyección de valores o una modificación de la personalidad de JAB a través del tratamiento penitenciario. Por lo cual no considero un obstáculo para el otorgamiento de salidas transitorias que JAB no haya adoptado una posición crítica en relación al hecho por el cual resultó condenado o que presente una frialdad emocional en torno a los vínculos afectivos”.

No obstante consideró que “sí se deben priorizar los ‘hechos acreditados’ en pos de demostrar una tendencia de rehabilitación y/o resocialización”.

 

ANÁLISIS.

Rojas analizó los informes y consideró los elementos consignados en el legajo de Ejecución Penal, puesto que al interno le fue denegada una solicitud anterior de salidas transitorias. El pedido se realizó “tendiendo a verificar el grado de recuperación social de JAB”. En este sentido, la jueza sostuvo que “como ya se ha referido en la Resolución, correspondiente a la anterior Solicitud de Salidas Transitorias del interno JAB, este Juzgado de Ejecución entiende que la información que la Unidad Penal brinda al juez nunca puede ser vinculante, porque de lo contrario se presentaría una cesión de funciones a un órgano administrativo que ni la ley ni la Constitución otorga, coincidiendo con lo dicho por la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal en el fallo Romero Cacharane…”.

Así, la jueza destacó que “se advierte que en estos cuatro meses que han transcurrido entre el pedido anterior y el presente, JAB ha tenido en cuenta las sugerencias propuestas al momento de denegarse las salidas en dicha oportunidad”.

 

INFORME.

Rojas intervino en función de una nueva presentación del interno solicitando se le concedas salidas transitorias, en la modalidad socio familiar. En la audiencia, la defensora oficial Julieta Elizalde, eludió pronunciarse. La fiscal María de los Milagros Squivo, propició el rechazo de la nueva solicitud, remitiéndose en lo sustancial a la anterior intervención. La fiscal sostuvo que “luego de merituar los informes acompañados en esta oportunidad concluye que no se vislumbran cambios significativos en JAB que permitan revertir lo dispuesto oportunamente”.

El Informe respecto del solicitante, un Estudio Técnico Criminológico que se realizó en diciembre de 2019, refirió las actividades realizadas por JAB, tanto en talleres como en cursos, añadiendo que “actualmente dicho interno asiste al espacio de Psicología y no registra sanciones”.

Entrevista

La jueza evaluó la entrevista llevada a cabo con el Equipo Técnico Criminológico, en la que “se observa que continúan vigentes en JAB características psicológicas asociadas a rasgos de inmadurez emocional, prevaleciendo actitudes de dependencia afectiva, rigidez de pensamiento, y escasos recursos de simbolización. Presenta las facultades yoicas conservadas, y se encuentra orientado en tiempo y espacio”. También que el informe señala que “sostiene la misma postura que en instancia anterior, verbalizando su responsabilidad en el hecho, minimizando el mismo y justificándose en las necesidades económicas que transitaba en ese momento sin presentar sentimientos de culpa por los daños ocasionados”. En el mismo sentido consideró que “desde su alojamiento ha permanecido en el mismo pabellón sin registrar inconvenientes en la convivencia con sus pares”. También que el “Informe Pronóstico del Consejo Correccional donde se observan las calificaciones del interno, a quien se le ha otorgado conducta ejemplar nueve y concepto muy bueno siete en los últimos cuatro trimestres”.