23.6 C
Paraná
sábado, abril 4, 2020
  • Política
  • Economía
Más

    La Mesa de Enlace reclama alivio impositivo al campo

    Jueves a la tarde o viernes a la mañana se concretaría la reunión, por ahora anticipada por los medios, del ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, con los integrantes de la Mesa de Enlace. La confirmación de la fecha y hora se esperaba para la tarde de ayer o bien, esta mañana.

    Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

    Los dirigentes ruralistas se disponen a conocer qué respuesta tiene el gobierno para el plan de reintegro que propusieron en la reunión del 23 de diciembre en la que participó el Presidente, luego del aumento de las retenciones. “Vamos a escuchar y vamos a discutir. Por supuesto el tema impositivo va a estar sobre la mesa y va a ser el gran tema, no solo retenciones, todo el paquete impositivo que viene sufriendo el campo”, precisó a EL DIARIO, el titular de Confederaciones Rurales Argentinas, Jorge Chemes.

    El dirigente admitió que el sector pensaba que la convocatoria del gobierno iba a ser más rápida, luego de aquella reunión de diciembre, pero encuentra una justificación en la negociación con el Fondo Monetario, al punto de considerarlo “el gran tema que ha frenado este tipo de reuniones. Es el gran tema por el que no se pudo avanzar más rápido en estas decisiones”, respondió. Atenuado el componente de los plazos, la expectativa se centra en “seguir discutiendo y tratando de hacer entender al gobierno que un incremente en retenciones sería más perjudicial de lo que ocurre en la actualidad”.

    Efectivamente, existe la versión que el Presidente Fernández anunciaría el 3% de aumento a las retenciones, que quedó habilitado con la sanción de la ley de Emergencia Económica, sancionada apenas se produjo el recambio del gobierno. Eso podría ocurrir el domingo próximo cuando pronuncie el mensaje a la Asamblea Legislativa para inaugurar un nuevo período de sesiones.
    Ese potencial incremento en las retenciones es absolutamente resistido por el campo, aunque dejarlas en el actual nivel tampoco es un criterio que comparten los productores. “De ninguna manera, la discusión es por el paquete impositivo. Nosotros vamos a seguir luchando por un reintegro o por una modificación. Si se confirma elevar un 3%, sería echarle más leña al fuego”, advirtió Chemes, a la vez que adelantó que “de cualquier manera nosotros vamos a seguir luchando para que ese paquete impositivo se modifique o para que,k de alguna manera, haya un cronograma de reducción de retenciones con lo cual se marcaría una decisión de ir achicando la presión impositiva”, explicó.

    Chemes recordó que en la reunión de diciembre, no se definieron fechas con relación a la vigencia de las retenciones del 30% para la soja y del 12% sobre los otros productos, “porque, justamente –mencionó- el planteo del Presidente fue que le diéramos tiempo para negociar con el Fondo Monetario. En ese momento era el gran tema y las definiciones se irían tomando en base a cómo se fuera resolviendo esa negociación”.

    Vincular ambas cuestiones obedece, tal como lo señaló el mismo Chemes, “a que claramente, de acuerdo a como haya sido reperfilada o reprogramada la deuda, en definitiva es una refinanciación, el gobierno va a necesitar más o menos dólares. Nosotros somos proveedores genuinos de dólares y ahí está un poco la clave del porqué nosotros estamos tan pegados a la negociación con el Fondo. En definitiva somos los que vamos a generar los dólares que va a necesitar el gobierno para pagar la deuda”.

    En ese planteo lo que el campo desestima es que aumentar retenciones sea una medida acertada, en tanto afecta la producción y la comercialización. “Históricamente en la Argentina, es posible ver que cuando se aplicaron retenciones bajó la producción porque los números no cerraron en muchos cultivos. Y siempre se fue camino a la soja, el cultivo que permitió sobrevivir. Pero, además como hay aumento de costos por la carga impositiva, se reduce la inversión; entonces, se gasta menos en fertilizantes, en agroquímicos, se ahorra en labores, se cierra la canilla para gastar menos y eso significa menos producción”.

    En esta línea de análisis, la descripción desemboca en menos producción, menos comercialización, menos dólares lo que llevaría a concluir que el planteo del gobierno resulta contraproducente a sus propios intereses. “No tengo ninguna duda que es así. Le dijimos al Presidente que incrementar las retenciones significaba, en definitiva, recaudar menos. O –acotó- para recaudar igual aumenta la carga impositiva, con lo cual estas dentro de un círculo vicioso donde a mayor carga impositiva, menos recaudación”, responde Chemes.

    CÍRCULO VICIOSO. Aparte de las retenciones, en lo que el sector refiere como paquete impositivo, Chemes habló de un “reordenamiento” con la idea que el problema no es un solo impuesto. Señaló que “hay muchos impuestos que se superponen y a eso hay que sumarle la carga impositiva que tiene el productor en la provincia con el Impuesto Inmobiliario”. Explicó que “al reformarse el paquete de retenciones, se desfinancia a las provincias. Las provincias al tener menos plata van a recurrir a un incremento del impuesto inmobiliario rural, con lo cual ocurre lo mismo con los municipios porque muchos campos están dentro del ejido urbano y pagan impuestos. Esto es un círculo vicioso donde se da vuelta y se termina yendo siempre a la misma olla que es el campo y en definitiva una forma de destruirlo”, sentenció.

    Justamente en la provincia, también el gobierno ha convocado a la Mesa de Enlace. Mañana, la dirigencia de las entidades agropecuarias será recibida por el ministro de Producción, Juan José Bahillo. “Esta es la prueba de lo que estoy diciendo. Las provincias necesitan recaudación porque no tienen de la Nación”. Así, subrayó que “la lucha (del sector) es triple: Nación, Provincia y Municipio”.

    DECISIONES NEFASTAS. Ante la consulta referida a la insistencia en esas políticas, Chemes consideró que “es la forma más fácil de recaudar porque es el último eslabón de la cadena donde nadie puede transferirlo. Es el recurso más fácil porque el campo es el que reacciona inmediatamente y produce dólares más fácilmente porque en seis meses, el productor tiene una cosecha y tiene recaudación. Por eso las retenciones, una forma de meterte la mano en el bolsillo, automáticamente te la sacan del precio. Es la forma más fácil y rápida de recaudar. Por eso siempre caemos los productores”, remarcó.

    Agregó que “a veces se tiene el preconcepto de que otros sectores son más activos que el campo y lamentablemente, -añadió- los funcionarios que llegan muy pocos saben del campo y no saben cómo funciona. Creen que es más fácil llegar a ese eslabón y cargarlo con impuestos”.

     

    CRONOGRAMA. Si no hay resultados en la reunión con Basterra, la decisión es en forma inmediata poner en marcha medidas de protesta que el sector ya tiene definidas como es el cese de comercialización. “Es seguro que si no hay una respuesta adecuada, una señal de que hay voluntad política de aliviar impositivamente al campo, obviamente que vamos a incrementar las medidas”, adelantó el titular de CRA a El Diario.

     

    FINANCIAMIENTO. La línea de financiamiento que puso en vigencia el Banco Nación para las Pymes también alcanza a este sector e incluso, Chemes comentó que está por salir una línea para compra de maquinaria agrícola que es importante.

     

    Al margen

    El presidente de CRA, consultado sobre la relación entre las entidades que integran la Mesa de Enlace, respondió que “hay muchos intereses que están jugando desde afuera para que la mesa de enlace se rompa, pero estamos firmes y con una opinión unánime. Todos estamos convencidos del horizonte a donde vamos”.

     

     

     

    Lo más leído