Interseccionalidad y territorialidad: ejes contra las violencias de género

39
Kelly Neila indicó que se está haciendo un mapeo en cuanto a políticas de cuidado en relación a cómo está hoy la situación a nivel federal; ese fue uno de los objetivos del encuentro en Paraná. Foto: Ricardo Holle.

Josefina Kelly Neila es secretaria de Políticas contra las Violencias por Razones de Género, del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación. En diálogo con EL DIARIO desarrolló los lineamientos trazados para el diseño de políticas de Estado para combatir las desigualdades de poder entre hombres y mujeres y las violencias de género, en todo el territorio nacional. La necesidad de desarrollar políticas focales que comprendan los distintos colectivos y las distintas idiosincrasias de cada provincia.

Néstor Belini | coordinacion@eldiario.com.ar

 

Entre el 20 y 21 de febrero se realizó en Paraná el segundo Foro Federal Participativo para construir un Plan Nacional Contra las Violencias por Razones de Género. Fue en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Entre Ríos. El encuentro fue convocado por el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación para las provincias de Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa y Entre Ríos. El primero se realizó en Chapadmal, en el departamento de General Pueyrredón en provincia de Buenos Aires. En Entre Ríos estuvo presente la ministra Elizabeth Gómez Alcorta; Josefina Kelly Neila, secretaria de Políticas contra las Violencias por Razones de Género; y Laurana Malacalza, subsecretaria de Abordaje Integral.

 

POLÍTICAS LOCALES

En diálogo con EL DIARIO, Kelly Neila explicó qué es la interseccionalidad y el por qué de la necesidad de desarrollar un plan nacional contra las violencias de género. “Es importante destacar que uno de los ejes que trabajamos es la interseccionalidad, que a veces es una palabra que mucha gente no conoce y por ahí es bueno poder explicarla. Para nosotros, desde el Ministerio, es fundamental diseñar políticas públicas teniendo en cuenta las interseccionalidades, porque en realidad de lo que se está hablando es de colectivos que tienen una opresión mayor de la situación base de violencia de género, como por ejemplo los colectivos indígenas, los contextos de encierro, los migrantes, entonces al planificar las políticas públicas se tiene que tener en cuenta la realidad de esos colectivos y generar políticas públicas focales”.

Desde el Ministerio se informó que “entre febrero y abril se llevarán a cabo ocho foros en las distintas regiones del país con el objetivo de compartir experiencias y proponer acciones conjuntas para establecer los lineamientos para el diseño, implementación y evaluación de políticas públicas contra las violencias de género, que contemplen las diversidades culturales propias de cada territorio y región”. A partir de las primeras dos experiencias, Kelly Neila expresó que “La evaluación del primer día es que hubo mucha participación con actores de la sociedad civil de las cinco provincias convocadas. La verdad es que hubo mucho respeto y trabajo en acciones propositivas para la elaboración del plan”.

 

TERRITORIO

Consciente de la importancia y magnitud de los objetivos que se persiguen, evaluó: “Sabemos que es un gran desafío y una responsabilidad enorme pero eso también nos permite, que es lo que buscábamos al hacer la planificación de los ocho foros, escuchar cuáles son las realidades de cada territorio para poder hacer acciones que si bien son nacionales, tengan en cuenta el contexto territorial, porque nuestro gran objetivo también es trabajarlo con los gobernadores y los municipios”. Las realidades a las que se refirió la funcionaria comprenden escenarios distintos: rural y urbano. Esta situación requiere de la recolección de información de cada uno. En este sentido precisó: “Argentina es un país extenso territorialmente y con idiosincrasias muy distintas y con necesidades territoriales también diferentes. Eso nos obliga como Estado nacional a federalizar las políticas públicas, es ahí donde queremos escuchar cuáles son las realidades de cada territorio para después pensar políticas nacionales, pero que claramente tengan una fuerte base territorial”.

 

ESTRUCTURAL

Desde el Ministerio se parte de que “las desigualdades por motivos de orientación sexual, género, identidad y sus expresiones constituyen la base de las violencias por razones de género y son estructurales”. Respecto de este punto partida indispensable para pensar cómo abordar la compleja problemática, Kelly Neila indicó que “primero la realidad es que se está haciendo un mapeo en cuanto a políticas de cuidado en relación a cómo está hoy la situación a nivel federal; y después con las relaciones desiguales de poder es algo estructural propio de la sociedad, donde la realidad es (que es) un país que claramente tiene una fuerte mirada sobre el rol del varón en cuanto al trabajo, en cuanto al rol en la casa, y eso genera determinadas opresiones que sabemos generan desigualdades. En cuanto a las mujeres sabemos que se ha avanzado en situaciones de desigualdad, pero en lo que más diferencias encontramos es en cuanto a las diversidades, donde estamos hablando de la vida, del promedio de vida, del acceso a la salud, del acceso al trabajo, que son derechos básicos que hoy cuestan mucho. Frente a esas desigualdades estructurales, nosotros nos relacionamos con las políticas de prevención, y cuando nos dicen ‘qué son las políticas de prevención en materia de género’, el gran desafío que tenemos es achicar la brecha de desigualdades”.

 

PLAN

Todo proceso de cambio de conductas arraigadas en la sociedad requiere de complejos abordajes. Recurso humano capacitado, desarrollo territorial y presupuesto. En relación a cómo se financiará el Plan, una vez concluida la primera etapa, la funcionaria explicó que “primero hay que tener en cuenta el contexto en el que se encuentra el país, las provincias también, donde hay muchas endeudadas en dólares. A partir de ese contexto, ir a las provincias, escuchar cuáles son las necesidades, nos va a permitir poner en orden de prioridades cuáles son las necesidades para elaborar políticas públicas que sean realizables. Por eso al plan no lo hacemos desde el escritorio, pensando en lo que debería ser sino partiendo de las realidades, de cuáles son aquellas políticas que se pueden llevar a cabo y hacia ese plan vamos”.

 

Justicia y género

A la pregunta acerca de cómo cree que puede reaccionar el Poder Judicial ante este tipo de iniciativas, Kelly Neila respondió: “Creo que hay experiencias judiciales, hay un fallo de hace 15 días, donde claramente hay un principio de cambio en cuanto a la perspectiva de género en los actores del Poder Judicial”. También señaló que “cada provincia tiene diferentes sistemas judiciales y eso es lo que nos hace pensar estrategias para cada una de las provincias. Uno tiene esperanzas de que eso pueda trabajarse y pueda articularse de buena manera y pueda llegar a buen puerto, por supuesto que son poderes distintos y por eso se habla de fortalecimiento en el acceso a la Justicia porque claramente como Estado, después de ir a los foros, también necesitamos sentarnos con los otros poderes. El Poder Ejecutivo para pensar políticas que sean transversales a todos los ministerios y por supuesto también con el Poder Judicial, pero en este caso al no ser un delito Federal, claramente vamos a tener que trabajarlo con todas las provincias”.

 

Foro Nea / Litoral: plan contra las violencias de género