Mariano Werner, tras la descalificación en Viedma: “Siento una gran tristeza”

164

Mariano Werner no ocultó su desazón al ser descalificado en Viedma pese a haber concluido primero en la final que abrió la temporada del TC.

Tras enterarse de la sanción de exclusión en la verificación técnica de TC en Viedma, y con ello perder todos los puntos del fin de semana, el entrerriano se lamentó por la situación e hizo público su descontento.

«Siento una gran tristeza. Quiero pedirles disculpas a los sponsors y todos los fanáticos. No me gusta pasar por estas cosas, y menos cuando son ajenas a mí. Hoy el reglamento es claro, y tengo que felicitar a los técnicos de la ACTC por hacerlo cumplir», indicó Mariano Werner tras confirmarse su exclusión al concluir la verificación técnica de la final de Turismo Carretera en Viedma, en donde había sido primero en la pista.

Como ya fue explicado, el carburador del motor de su Ford no cumplió con la medida reglamentaria y por ello, las autoridades deportivas de la ACTC elaboraron un informe y lo sancionaron por la irregularidad con la desclasificación de la competencia, la cual fue aceptada por el concurrente y/o encargado del auto Nº3, Gustavo Pernuzzi.

También el equipo Memo Corse, que ideó Marcelo Occhionero, junto a Marcos Laborda, aceptó la medida y lamentó la situación en su primera competencia en TC. Su titular, Occhionero, reconoció que es el único responsable por la exclusión y eliminación de Werner.

El mismo Occhionero, a fines del año pasado, desvinculó a Marcelo Esteban como motorista del Ford, y contrató a Rody Agut para que prepare el impulsor de Werner, y por eso consideró que es «el único responsable» de lo sucedido.

«Yo elegí el proveedor de los motores», admitió Occhionero y asumió la «responsabilidad», al tiempo que anticipó que va a «corregir» el tema motores.

«Quiero pedir mil disculpas», añadió el dueño del Memo Corse, «también a Marcos Laborda, Mariano Werner y Ulises Armelini y a los sponsors y a los fans».

El Memo Corse, a través de las redes sociales dio a conocer un comunicado que dice, entre algunos párrafos, que «debido a los hechos de público conocimiento, Memo Corse lamenta la situación vivida este domingo en Viedma» y el texto agregó: «Queremos destacar el profesionalismo y el trabajo de Mariano (Werner), el DTA Racing y sus técnicos, a quienes felicitamos por su trabajo. La objeción técnica es al motor, el cual Memo Corse subcontrata y no tiene control sobre el mismo. Analizaremos la situación y los pasos a seguir».

Werner, con Ford, había ganado ayer de punta a punta la primera final del Turismo Carretera, que por la fecha inaugural de su calendario se corrió en el autódromo de Viedma, capital de la provincia de Río Negro, pero al comprobarse las irregularidades en el auto del entrerriano el triunfo quedó para el santafesino Facundo Ardusso (Torino), quien había sido escolta, y la segunda posición para el que arribó tercero, el mendocino Julián Santero (Ford).

Susto para el Gurí

El mediodía de ayer trajo una noticia inesperada en la Ruta Provincial 65 a poco de llegar a la intersección con la Ruta Nacional 7 en territorio de la localidad bonaerense de Junín. Regresando de la competencia del Turismo Carretera realizada en Viedma, Río Negro, el conductor del camión del Gurí Martínez Competición perdió el control del pesado y quedó en la banquina. No se registraron heridos.

Fueron muchas las tareas que se realizaron para liberar de la situación al camión que transportaba gran parte de los elementos del conjunto deportivo que lidera Martínez. Uno de los ocupantes del rodado habría identificado una mancha de gas-oil en la ruta, que se presume desencadenante del despiste.