27 C
Paraná
sábado, abril 4, 2020
  • Internacionales
Más

    SoftBank invertirá u$s 5.000 millones en Latinoamericana

    Se trata de SoftBank, que continuará con su plan de inversión para ayudar a Latinoamérica a dar el salto en el desarrollo tecnológico y la aplicación de la inteligencia artificial.

    La decisión está tomada y no se modificará pese a las turbulencias en la Argentina y en la región: el gigante japonés SoftBank continuará con su plan de inversión de u$s 5.000 millones para ayudar a Latinoamérica a dar el salto en el desarrollo tecnológico y la aplicación de la inteligencia artificial.

    El ojo en la Argentina está puesto en empresas relacionadas a la alimentación, el agro y la industria del software, tras el sueño de alumbrar la aparición de un nuevo unicornio de u$s 1.000 millones. “Queremos ayudar a los emprendedores a pensar en grande”, repite una y otra vez Andy Freire, cabeza del grupo internacional para nuestro país y el cono sur, durante un diálogo con la prensa del que participó Ámbito, en el que además detalló el lanzamiento de un programa de entrenamiento para talentos argentinos en el campo de la IA.

    Aunque su nombre sugiera lo contrario, SoftBank no es un banco sino un peso pesado de las telecomunicaciones que saltó las fronteras de su país e inició una extraordinaria expansión: hoy en día sus inversiones globales alcanzan los u$s 400.000 millones, enfocadas sobre todo en el campo de las nuevas tecnologías, fintechs, biomedicina, robótica, IoT, semiconductores y productos populares como Uber y We Work. “Tenemos una visión futurista, incluso apoyamos desarrollos que todavía no existen, como los autos no tripulados. Uno de cada diez dólares que se invierten en el mundo son nuestros y por eso nuestra acción subió en Wall Street más que las de las empresas de Warren Buffett”, resume Freire.

    Para el fondo de u$s 5.000 millones, de los cuales ya se llevan invertidos u$s 1.400 millones en 14 empresas latinoamericanas, la Argentina es como un volcán dormido. Tiene en su historial la medalla de haber gestado seis unicornios –empresas valuadas en u$s 1.000 millones o más- pero cinco de ellos se crearon antes de 2005. Luego silencio, mientras la región apenas consiguió atraer en ese lapso u$s 1,7 billones para sus proyectos. Por eso la oficina inaugurada en nuestro país hace un año (la cuarta en América luego de las existentes en Brasil y México, además de la central en Miami) tuvo la directiva de “contratar a todo el talento argentino en tecnología e Inteligencia Artificial”. En el camino, claro, la delicada situación económica.

    “Lo más importante es que haya previsibilidad”, señala Freire. En su opinión, “el Estado tiene que generar un contexto macroeconómico para que luego el capital elija ese país, porque el mundo está compitiendo por el talento y la innovación y los gobiernos que se dan cuenta atraen esos fondos privados y obtienen ventajas competitivas”. Recuerda que cuando arrancó con su primer emprendimiento, en los años ´90, “decíamos que la importancia económica de Brasil respecto a la Argentina era de 3 a 1, después empezamos a decir que era de 10 a 1, y ahora se dice que no tienen comparación”. Nuestro vecino es líder en la región, por delante de México y Colombia: allí están radicadas 300 de las 650 firmas que el fondo japonés mapeó como posibles receptoras de sus cheques (en nuestro país solo 70).

    ¿Qué hace a una empresa candidata? Tener una idea innovadora, un plan sustentable en el futuro pero, sobre todo, diseñar el proyecto a nivel regional. Ambición. Actitud. “El talento argentino es increíble, pero a muchos de nuestros emprendedores les falta pensar en grande. Cuando indagas por qué no desarrollan sus proyectos en una mayor escala te contestan que no tienen el capital, por eso lo primero que les pregunto es: ‘¿Y si tuvieras el capital qué harías?’”.

    En ese camino, el gigante japonés tiene en marcha un programa de entrenamiento para talentos en IA argentinos, bautizado “Data Science for All” (DS4A), destinado a capacitar a cualquier persona interesada en aprender análisis de datos, o bien ingenieros de software, gerentes de productos técnicos o especialistas en marketing. El plan de estudios, dirigido por un profesor titular de Harvard y maestros de universidades como el MIT y Stanford, consta de instrucción teórica y lecciones prácticas, con el estímulo adicional de que los egresados serán evaluados para trabajar en la compañía o en firmas relacionadas. En ese caso, si bien el programa es gratuito para quienes no cuenten con el respaldo económico de una empresa, los contratados deberán destinar el 15% de sus futuros ingresos a abonarlo hasta completar su costo. Quienes estén interesados deben saber que las solicitudes serán admitidas por Internet hasta el próximo 21 de febrero y que el DS4A se impartirá en idioma inglés durante un período de 11 semanas a partir del 6 de marzo.

    Por el lado de las empresas argentinas que aspiran a obtener fondos, Freire detalló que las apuntadas son aquellas que están dedicadas a aplicaciones relacionadas con la ciencia de la alimentación, el agro y la industria del software. Y deben hallarse en un punto medio de su crecimiento, es decir, ni muy chicas ni muy grandes. Para 2020 el presupuesto disponible para los aspirantes a unicornio será de unos u$s 1.000 millones, y no se suspenderá por los imprevisibles vaivenes de la coyuntura económica: “Pensamos a largo plazo, por eso después de hacer las inversiones ayudamos y acompañamos a esas empresas a seguir creciendo y generar valor. Acá pasamos un año complicado, pero eso no cambió en nada nuestros planes. Somos inversores pacientes”.

    Lo más leído