11.2 C
Paraná
martes, abril 7, 2020
  • Policiales
Más

    Caso Larsen: una condena a perpetua y dos absoluciones

    El viernes, el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Paraná condenó a prisión perpetua  a Alberto Daniel García, por el crimen del jubilado Pedro Larsen.

    Respecto a los otros dos imputados, Rafael Valentín Martínez, alias Rafa, y Diego Gabriel García, resolvió dictar la absolución por el beneficio de la duda, supo EL DIARIO.

    CASO LARSEN. En el ataque intervinieron dos personas más cuyas identidades no se pudo determinar

     

    El tribunal, en decisión unánime, encontró a Alberto Daniel García como único culpable por el crimen de Pedro Esteban Larsen. Lo condenó a prisión perpetua. Asimismo, entendió que no se pudo comprobar la participación de Rafael Valentín Martínez y Diego Alberto García, a quienes absolvió por el beneficio de la duda.

    Alberto Daniel García, de 40 años, quedó preso de sus propias palabras. Y de sus contradicciones. Este viernes fue condenado en sentencia de primera instancia a la pena de prisión perpetua por el crimen de Pedro Esteban Larsen, un jubilado de Paraná que fue asesinado a cuchilladas el 1 de diciembre de 2018, para robarle una TV y 8.950 pesos. El hecho ocurrió alrededor de las 16.30 en una casa ubicada en calles Procesión Náutica y Cortada H de Paraná, en el barrio de Bajada Grande.

    El Tribunal de Juicio y Apelaciones, integrado por Pablo Vírgala, José María Chemez y Carolina Castagno, llegó a aquella decisión en fallo unánime. En el adelanto de sentencia que se realizó hoy, también se informó sobre la absolución por el beneficio de la duda de los otros dos impuados: Rafael Valentín Martínez, alias Rafa, de 26 años; y Diego Gabriel García, de 27 años.

    Estos recuperaron la libertad después de conocida la sentencia. El único condenado continuará con prisión preventiva en la modalidad de arresto domiciliario, tal como llegó a debate, hasta que el fallo quede firme.

     

    Pruebas

    En el adelanto de sentencia, cuyos fundamentos se conocerán en su totalidad el viernes 21 a las 12.30, los jueces entendieron que fueron evidencias contundentes de la participación en el crimen de García el hecho de que en su casa se halló el TV de la víctima y la suma de 8.950 pesos, que es compatible con la suma de 9.000 pesos que el día anterior la víctima y su hijo habían retirado de un cajero.

    Los 50 pesos que faltan fueron utilizados para adquirir un medicamento de venta libre. También se consideró que el control remoto del TV que Larsen, según la versión que dio García en su defensa, le había prestado para que pudiera ver un partido de fútbol, estaba en la casa de la víctima.

    A esta situación se sumó que el día del allanamiento, la casa de García carecía de luz eléctrica. El Tribunal también sopesó los dichos de los hijos de Larsen, que declararon en el juicio que su padre no era propenso a prestar sus pertenencias.

     

    Reconocimiento

    El Tribunal fue contundente al concluir que “es él (García), finalmente, el único que sabemos a ciencia cierta, que Larsen podía reconocer si no resultaba muerto, los hijos señalaron que su padre le daba changas y ayudaba, incluso lo invitaba a pasar a la casa. Y es que se desconoce la identidad respecto de las otras personas que habrían participado del hecho y aún se ignora sí, en todo caso, Larsen conocía a los otros dos imputados. Reitero entonces: el único al que Larsen podía reconocer era a Alberto García”.

    La calificación legal del caso fue la de Homicidio calificado criminis causa y Robo calificado por el uso de arma, en concurso real. El Tribunal explicó que “el homicidio de Larsen no sucedió en ocasión de robo… sino que Larsen es asesinado para procurar la impunidad del robo…”. Antes había señalado que “Si Larsen sobrevivía, García no tendría coartada alguna, ni siquiera las endebles que aquí ha esgrimido”.

     

    Duda

    En relación a Martínez y Diego Gabriel García, quienes se vieron incriminados en el caso por los dichos de Alberto Daniel García, el Tribunal entendió que “así, los indicios a los que acude la Fiscalía para fortalecer la incriminación efectuada a Alberto García a los otros dos imputados, no logran su cometido, resultando incólume el estado de inocencia del que goza todo ciudadano”.

    En este sentido, planteó que “no queda claro en qué se habrían beneficiado (Martínez y Diego Gabriel García), desde que lo único que faltó de la casa del Larsen fueron los 8.950 pesos y el televisor sin control remoto”, añadiendo que “sólo la extraña y postrer mención a unos supuestos 20.000 pesos aportaría algo de lógica: los otros dos imputados habrían tomado ese dinero. Peros eso jamás les fue imputado”.

    A medias

    La audiencia se realizó sin situaciones que pudieran perturbar su normal desenvolvimiento, habida cuenta el grave hecho que se ventiló en un juicio oral y público. Familiares de Larsen destacaron el rol que desempeñaron los fiscales Juan Malvasio y Santiago Brugo, de quienes resaltaron sus virtudes como funcionarios y sus cualidades éticas.

    Los cuatro hijos de la víctima se manifestaron conformes “a medias” con la sentencia, puesto que señalaron su convicción de la responsabilidad de los dos imputados absueltos. En ese sentido señalaron que “tuvieron una muy buena defensa”. La defensa de Martínez y Diego Gabriel García fue responsabilidad del defensor público Jorge Sueldo.

    Caso Larsen: el viernes 14 se conocerá la decisión del Tribunal

     

    Lo más leído