Pareja gay víctima de discriminación evalúa ir a la justicia

0
220

Los jóvenes de La Paz recibieron asesoramiento desde el gobierno provincial, respecto a los derechos que los asisten. Por otro lado, se decidió brindar capacitación a los policías y a los dueños del boliche Bombay.

 

Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

Una denuncia de discriminación se produjo el sábado en la ciudad de La Paz cuando una pareja gay fue separada por una agente de la policía mientras se besaban en el local Bombay.

Los organizadores del evento bailable negaron haber dado la orden, en tanto organizaciones LGBTyQ+ repudiaron el hecho. En tanto, desde el gobierno provincial se tomó intervención y se resolvió realizar capacitaciones con la Policía y los dueños del boliche.

El pasado domingo en horas de la madrugada una pareja gay vivó una situación de discriminación dentro del local bailable Bombay Club.

 

Aparentemente dos muchachos de entre 20 y 25 años se encontraban bailando, tomando tragos y besándose en patio del boliche.

En ese momento, un grupo de jóvenes comenzaron a burlarse de la pareja, gritándoles comentarios homofóbicos, y tiràndoles objetos. Además, los filmaban con sus celulares.

Esto llamó la atención de una funcionaria policial quien luego de presenciar la situación y encontrándose acompañada de otros dos agentes, decidió increpar a la joven pareja, separándolos a la fuerza.

El hecho quedó registrado en los celulares que filmaban la escena y se hizo viral en redes sociales y medios que denunciaron discriminación.

El hecho causó gran conmoción en la comunidad y se ha vuelto motivo de fuertes polémicas en las redes sociales de la ciudad.

Fuentes policiales explicaron a El DIARIO que la funcionaria intentaba cuidar la imagen pública de la pareja ante el insistente accionar de un grupo de jóvenes que no paraban de burlarse.

Por su parte organizaciones LGBTyQ+ de La Paz denunciaron la situación de discriminación cargando las culpas contra la discoteca, la agente de la policía y denunciaron la actitud de los jóvenes que filmaban y se burlaban.

Desde las organizaciones de diversidad sexual de La Paz se pusieron en contacto con Alejandra Elcura, quien dirige el Área de Diversidad Sexual y Políticas de Identidad de Género del Gobierno de Entre Ríos, informándole lo ocurrido.

Desde dicha reparticiòn oficial se comunicaron con las victimas brindando asesoramiento y ofreciendo acompañamiento en caso que decidan radicar la denuncia.

Según se supo, la pareja que fue víctima de discriminación se encuentra evaluando la posibilidad de acudir a la Justicia y realizar una denuncia penal.

La funcionaria provincial también habló con los dueños del boliche y con el comisario Edgardo Corona, Jefe Departamental de la Policía de La Paz, con quienes se acordó realizar capacitaciones en diversidad sexual y sobre cómo proceder en diferentes casos.

Consultada sobre la situación, Elcura señaló: “Esto pasó por dos situaciones, por falta de capacitación a los dueños del boliche, por falta de manejo de alguna autoridad policial, pero también la exposición social a la que se llevó a estos chicos al filmarlos y burlarse.”

Y agregó: “Vamos a accionar sobre las capacitaciones con los dueños del boliche quienes quedaron comprometidos a asesorarse sobre las nuevas leyes y los tratados internacionales”.

Por su parte Cristina Ponce, coordinadora de la Subsecretaría de Derechos Humanos de Entre Ríos dijo a El DIARIO: “La gente tiene que saber que esto es un delito, hay una norma constitucional primero, Constitución nacional .Art 75 inc. 22, fortalecemos esa norma con una ley de discriminación que la define como delito penal, luego la fortalecemos con el matrimonio igualitario, luego hacemos la ley de diversidad sexual. Entonces hay que saber que los actos de discriminación son actos delictivos, no es un antojo, hay una norma que condena los actos discriminatorios”

Consultada sobre el derecho de admisión sostuvo que “la única norma que hay es la ley de espectáculos públicos, solamente se puede actuar si alguien adentro está poniendo en riesgo al resto, el derecho de admisión es mentira, no existe, son practicas culturales que se repiten tanto que inconcientemente las incorporás, y no es así, no existen. Es discriminación”

 

“Por cuenta propia”

Desde el local bailable el lunes se emitió un comunicado donde señalan: “Desde la organización de Bombay Club repudiamos los hechos ocurridos el sábado pasado y pedimos disculpas a los chicos afectados. En ningún momento se ordenó la separación de ellos o expulsión como se esta diciendo; los agentes policiales actuaron por cuenta propia y sin autorización nuestra”