Apuestan a la refacción de escuelas para vincular a los planes con el trabajo

35
El Plan Argentina Unida, que fue presentado por el Presidente Alberto Fernández, es una de las apuestas en marcha para vincular a los beneficiarios de planes sociales con el trabajo, especialmente en escuelas.

El Ministerio de Desarrollo de la Nación puso en marcha un plan que genera tareas para los beneficiarios de las agrupaciones sociales.

Es una de las apuestas en marcha para vincular a los beneficiarios de planes sociales con el trabajo y otorga a quienes desarrollan las tareas un plus de $8.500 contra certificado de obra. Ya se firmó un convenio con Entre Ríos.

Una cuadrilla de 20 personas de la cooperativa Barrios de Pie trabaja desde el 3 de febrero en una escuela de la provincia de Buenos Aires. Lo hace como parte del Plan Argentina Unida, que fue lanzado por Alberto Fernández en un acto en el partido bonaerense de Moreno. Es una de las apuestas en marcha para vincular a los beneficiarios de planes sociales con el trabajo y otorga a quienes desarrollan las tareas un plus de $8.500 contra certificado de obra, según explica el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

El plan alcanza a quienes perciben el salario social complementario y están dentro del programa “Hacemos Futuro”. En el Ministerio de Desarrollo Social aseguran que participarán 12.000 trabajadores de las cooperativas de Buenos Aires y que serán un total de 30.000 en todo el país. También indican que la inversión inicial es de 800 millones de pesos y que el programa prevé el arreglo de aproximadamente mil edificios escolares.

Arroyo recorrió las tareas en la Escuela Alas Argentinas. “Aceleramos ahora porque en marzo comienzan las clases, pero no solo hay que verlo como pintura de escuelas sino como la principal política que vincula planes sociales con trabajo”, interpreta el ministro. Y apunta que el objetivo es lograr la articulación de cinco sectores “para vincular planes sociales con trabajo: la construcción, la producción de alimentos, el rubro textil, la economía del cuidado y el reciclado”.

El ministro destaca que el plan contempla una certificación de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) para quienes realicen las tareas. “Están aprendiendo un oficio, van a tener un certificado que los acredite y eso queda como una capacidad instalada para que después, más allá del plan social, puedan trabajar”, comenta y añade que “la provincia colabora con el municipio en los insumos”.

 

ARTICULACIÓN

El plan nacional se articula justamente con otro provincial, “Escuelas a la Obra”, que el gobierno de Buenos Aires lanzó en Merlo y prevé, en primer término, refacciones edilicias en 800 instituciones educativas. La directora de Cultura y Educación bonaerense, Agustina Vila, también participó de la visita a Ituzaingó e indicó que los integrantes de los consejos escolares señalarán las prioridades en las refacciones. “Las obras se definen a partir de determinados puntos críticos: instalaciones de electricidad, gas, agua segura y refacciones de cubiertas y sanitarios”, explicaron fuentes de esa dirección.

“Esta es una primera prueba. La idea es poner como eje la capacitación”, sostuvo el subsecretario de Promoción de la Economía Social, Daniel Menéndez, quien también estuvo en Ituzaingó y agregó: “La gente no pide planes sociales, la gente lo que hace cuando pierde el trabajo es rebuscársela trabajando”.

Ejecución en las provincias

Fuentes de la cartera de Desarrollo Social de Nación indicaron que el convenio para la ejecución del plan ya fue firmado, además de en Buenos Aires, con 13 provincias más: Tucumán, La Rioja, Misiones, Chaco, Santa Fe, Catamarca, Chubut, Río Negro, Neuquén, Salta, Entre Ríos, San Juan, Córdoba y en los municipios de Rosario y Córdoba Capital. Informaron, a su vez, que las refacciones ya comenzaron en Buenos Aires, Córdoba y Chaco.