16.9 C
Paraná
domingo, abril 5, 2020
  • Policiales
Más

    El testimonio de Lemos confirmó el acuerdo entre Tavi Celis y Varisco

    La oficina de prensa de la CSJN dio a conocer el fallo completo un día antes de la fecha de lectura.

    Redacción El Diario | coordinacion@eldiario.com.ar

    El Tribunal Oral Federal en lo Criminal de Paraná consideró acreditado el acuerdo político entre el ex intendente Sergio Varisco y el vecinalista Daniel Celis, alias Tavi, para que el primero llegase a ser intendente. Aquel acuerdo ocultaba otro, “dinámico que giraba en torno al narcotráfico”. Lo acreditó a través del análisis del testimonio de la condenada Luciana Lemos, ex pareja de Celis, y la investigación de la Policía Federal.

    El Centro de Información Judicial de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) publicó un día antes de la fecha que el Tribunal Oral Federal en lo Criminal de Paraná, integrado por Lilia Carnero, Noemí Berros y Roberto López Arango, determinó para dar a conocer el texto completo de la sentencia que condenó a una parte de los 32 juzgados en la mega causa conocida como Avioneta Narco y Narco Municipio y absolvió a otros. Entre los primeros vinculados a la causa en la que se secuestraron 317 kilos de marihuana que eran trasladados en una avioneta que aterrizó en un campo de Colonia Avellaneda el domingo 28 de mayo de 2017, se encuentran Daniel Celis, alias Tavi, y su hermano, Miguel Ángel Celis, alias Titi, que fueron juzgados y condenados como coautores del delito de Organización y Financiamiento de actividades de comercio de estupefacientes.

    En la segunda, se destacaron los ex funcionarios de la Municipalidad de Paraná por la gestión Alianza Cambiemos: el ex intendente Sergio Varisco; el ex concejal Pablo Hernández, y la ex funcionaria municipal, Griselda Bordeira. A estos de les atribuyó haber financiado el comercio de estupefacientes mediante un acuerdo político que excedió aquel contexto, con la organización que lideraba Tavi Celis. Fueron juzgados como coautores del delito de Financiamiento de actividades de comercio de estupefacientes, pero condenados por la “comercialización de estupefacientes objeto de la causa –conforme atribución requirente–, (que) quedó circunscripto al período que va entre el 5 de septiembre de 2017 y el 2 de mayo de 2018, fecha esta última en que encontraron y secuestraron más de 3 kilos de cocaína del domicilio de Lemos (Luciana, alias Lu, Lupe o Lupita, ex pareja de Tavi Celis)”.

     

    DOS ACUERDOS

    El Tribunal entendió que “en definitiva, el ex intendente Varisco con la asistencia y colaboración de la funcionaria Bordeira y del concejal Hernández proporcionó periódicamente recursos económicos para que la organización liderada por Daniel Celis adquiriera cocaína con el fin de comercializarla. Sus conductas merecen el reproche penal por el delito de comercialización de estupefacientes agravada por el número de personas, Varisco en calidad de partícipe necesario; pues fue él quien propuso el primer pacto con Daniel Celis para el proceso eleccionario 2015 y por consiguiente el segundo acuerdo que ocurrió en septiembre de 2017, no pudo suceder sin su intervención, ya que él era quién tenía la necesidad de devolver los aportes que realizó Daniel Celis para la campaña a Intendente, como se había comprometido”.

    En la instrucción de la causa, el Tribunal decidió dirimir ambas causa en una sola audiencia en virtud de que se consideró que Tavi Celis era la “conexividad subjetiva” entre ambos expedientes. En el fallo se señaló que “en la práctica, Daniel Celis fue el prestamista de la campaña 2015 que consagró a Varisco como Intendente. Así lo hizo saber en la audiencia, aclarando que tenía una especie de resumen, cuya copia entregó, destacando que aportó más de 1.000.000 de pesos, tal como luce a continuación”, exhibiendo un facsímil con las cifras manuscritas. En el análisis de las pruebas, los jueces entendieron que “ahora bien, con el financista caído en desgracia, privado de su libertad, hecho que ocurrió el 19 de agosto de 2016, había que buscar otras alternativas para darle continuidad al negocio ilícito. He aquí que fueron llamados a auxiliar, quienes fueron electos Intendente y Concejal de la ciudad de Paraná, Varisco y Hernández y tal vez (Emanuel, ex concejal de Cambiemos) Gainza. Es que ellos fueron los responsables de coordinar acciones de campaña electoral durante el año 2015, con el Movimiento Vecinalista del Oeste (MVO) dirigido por el propio Daniel “Tavi” Celis, situación totalmente consolidada por la admisión de sus protagonistas”.

     

    TRAMOS

    El Tribunal sostuvo que “de las pruebas colectadas surge que el incurso (Tavi Celis) se organizó en el primer tramo con Orundes Ayala, Zurita, Céparo, Silva, su hermano Miguel, y a través de éste con Caballero, los hermanos Omar y José Ghibaudo, también fue el proveedor de Leguizamón, Baldi, Velázquez, etc.”; y “en el segundo tramo, estando detenido, organizó actividades de narcotráfico con Lemos, su hermano Eduardo Humberto, su sobrino Nahuel, Godoy, Heintz, Figueroa Lagos, Varisco, Bordeira, Hernández”. Así, concluyó que “luce clara su responsabilidad como jefe de un grupo de personas, asociadas entre sí, cumpliendo distintos roles, desde marzo de 2016 hasta el 2 de mayo de 2018”.

    Al abordar “la confesión de Luciana Lemos”, el Tribunal fue la declaración de aquella fue “una fuente de datos importante” para la reconstrucción de los hechos. No obstante añadió que “ella no es el único cauce, sino que existen otros, con mayor jerarquía, que la precedieron. Tal vez fue el eslabón que permitió encadenar todos los cabos obtenidos, a partir del 30 de mayo de 2017, cuando el Jefe de la Policía Federal, pone en conocimiento del Juez Federal las actividades ilegales que venían observando, como se puntualizará más adelante”.

    De aquel testimonio, el Tribunal evaluó que “no aparece en su declaración ningún sentimiento negativo hacia aquellas personas que ubica protagonizando conducta prohibidas; no hay odio y/ o resentimiento hacia Daniel Celis, con quién convivió y es el padre de tres de sus hijos; ni puede catalogarse su postura como narcisista, queriendo situarse como heroína. No se revelan razones ocultas o taimadas contra los funcionarios municipales, Varisco, Bordeira y Hernández. El propio Celis al referirse al punto, dijo en la audiencia que las anotaciones respecto de los políticos las hizo Lemos por su cuenta, por miedo, pero no existe ninguna explicación coherente respecto de ese supuesto temor”. Así, se sostuvo que “quienes trataron de descalificar sus dichos fueron ambiguos, en contraste con la seguridad que denotan las afirmaciones incriminatorias de Lemos”.

     

    FIRMEZA

    El Tribunal encontró los “dichos (de Lemos), como las anotaciones efectuadas en los cuadernos secuestrados, -que los corroboran- … totalmente fiables, no han logrado ser conmovidos por los ataques de las diferentes defensas. No solo es la congruencia y firmeza del relato lo que lo vuelve fidedigno, sino que el mismo fue corroborado por fuentes independientes, colectadas mucho antes, pero también por las pruebas informáticas obtenidas después”. Así, concluyó que “si bien existen muchos más datos que sostienen los dichos de Luciana Lemos, ese muestreo es suficiente para considerar su declaración creíble, fiable, como se expuso precedentemente”.

    Respecto de las escuchas, los jueces señalaron que “los diálogos transcriptos y valorados son elocuentes del compromiso de Varisco con el delito de comercialización de estupefacientes, aunque no son de su autoría, son de sus colaboradores más inmediatos, con quienes tenía una fluida comunicación, tan es así, que Bordeira, le hizo escuchar del celular de Lemos, los reclamos de Celis (declaración de Lemos). Esta escena, fácilmente imaginable, está relatada de tal forma, que se puede afirmar que fue real. Es un suceso ajustado a un normal suceder cotidiano. Lo fundamental para considerar a Varisco en esta posición es que fue él quien generó el primer acuerdo ‘político’, para que su candidatura a Intendente triunfara, fue él, el más favorecido; en consecuencia, él era quién debía compensar esos favores, una vez en el poder. No necesitaba comunicarse con el líder caído en desgracia, era el Lord Mayor de Paraná, para eso usaba a sus colaboradores”. En consecuencia, se sostuvo que “la trama probatoria logró acreditar, con certeza que la relación Celis-Varisco-Hernández-Bordeira-Lemos no era solo un acuerdo político, sino que era un acuerdo dinámico que giraba en torno al narcotráfico”.

    El otro juicio

    Gervasio Labriola, Rafael Cotorruelo y Carolina Castagno integran el tribunal que tendrá la responsabilidad de determinar si el exintendente de Paraná, Sergio Varisco; el edil en ejercicio de Juntos por el Cambio, Walter Rolandelli, que en el momento de los hechos investigados era secretario Legal de la Municipalidad; y quien era titular de la Mutual Modelo, Ángel Picazzo, incurrieron en alguna conducta que pueda ser considerada un delito. Los tres están acusados de Negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública y Defraudación a la administración pública y serán juzgados a partir de hoy, en la justicia entrerriana.

     

     

    Lo más leído