10.2 C
Paraná
miércoles, mayo 27, 2020
  • Entre Ríos
Más

    Con embargos y riesgo de ejecuciones, las pymes siguen al borde de la quiebra

    Un repaso por la realidad de las pequeñas y medianas empresas entrerrianas, que valoran las señales del gobierno nacional para reactivar el sector, pero continúan en una inercia crítica. ¿Puede el gobierno provincial pensar un plan cómo el que lanzó Axel Kicillof? La soga al cuello de las deudas bancarias y la expectativa en la Tarjeta Alimentar.

     

    LUCIANA DALMAGRO

    [email protected]

    Si bien el gobierno nacional viene tomando medidas para paliar la situación de crisis de uno de los sectores más castigados, son numerosas las pymes que sufrieron embargos de sus cuentas por deudas con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). A la vez, muchas están al borde de enfrentar ejecuciones bancarias por no poder pagar créditos que tomaron, en la mayoría de los casos, para cubrir otras deudas.

    Son 10 mil en el país las empresas pequeñas y medianas que, ante el término de la feria judicial, están en situación de ejecución, según un relevamiento realizado por la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME). La entidad elevó un petitorio al Banco Central de la República Argentina (BCRA) en un intento de frenar las ejecuciones y renegociar esos pasivos.

    EL DIARIO realizó un repaso de la situación que lógicamente afecta a las 20 mil pymes comerciales y las 1.700 del sector industrial que hay en la provincia. Son muchas las pequeñas y medianas empresas entrerrianas que soportaron embargos y están expuestas a ejecuciones, instancia que es considerada como el paso previo a un cierre casi siempre antecedido por desacuerdos con proveedores, ruptura de la cadena de pagos y despidos.

    PANORAMA.

    Ricardo Armocida asumió recientemente como coordinador General de Gestión del Ministerio de Producción, que recuperó su jerarquía luego de haber bajado al rango de secretaría durante el primer mandato del gobernador Gustavo Bordet.

    Consultado por este medio, el funcionario expuso: “Entre Ríos no es ajena a las consecuencias de una política que apuntó a sostener la economía nacional desde lo financiero y no desde lo productivo. En ese contexto, la estructura productiva entrerriana se resintió y lo más evidente se dio en las pymes, específicamente en el sector comercial”.

    Hay en la provincia 1.700 pymes industriales que representan unos 28 mil puestos de trabajo directo y más de 100 mil indirectos. Y son alrededor de 20 mil las pymes comerciales, con un número de puestos de trabajo difuso, ya que abarcan desde un negocio en la peatonal, hasta una pequeña despensa instalada en el garaje de una casa de barrio, lo que dificulta el cálculo preciso.

    En el sector se manejan distintos números extraoficiales. Una medición tomada tiempo atrás mostró que en los últimos años cerraron en la provincia entre 10 y 15 negocios por semana. Otro estudio realizado sobre locales desocupados en Paraná indicó que ya no están unos 900 comercios activos en 2015. En años anteriores, la cifra oficial de pymes comerciales de Entre Ríos llegó a superar las 25 mil unidades, es decir 5 mil más que en la actualidad.

    “Hay que hacer una diferenciación porque la pyme comercial es más voluminosa en unidades y en puestos de empleo, pero su sobrevida es mucho más acotada. Explotan en cantidad en ciclos de dinamismo económico y en las crisis son las que más decaen. Las industriales, en cambio, crecen mucho más lento, pero son más estables en el tiempo”, graficó Armocida.

    También comentó que son muchos los negocios que cierran la atención al público en un local, pero mantienen la venta a través de las redes sociales desde un domicilio particular. “Son estrategias diversas para adaptarse a la crisis y también al cambio de hábitos de consumo. No son lo deseable, sino lo posible. Hay mucha transformación creativa en pos de la supervivencia”, describió el funcionario.

    Foto: Sergio Ruíz. 

    ENDEUDADOS.

    El fin de la feria judicial preocupó a las entidades que defienden a las pymes, a raíz de que son más de 10 mil en el país las que están en riesgo de ejecución bancaria. Mientras se espera que el BCRA dé a conocer la cifra exacta, desde CAME se pidió la suspensión de las ejecuciones y la renegociación de las deudas. Datos del Banco Central muestran que la tasa de morosidad en el sector se quintuplicó en un año y medio: pasó del 1,1% al 5,7%. Es la más alta en los últimos 15 años.

    Desde CAME se informó que esas 10 mil pequeñas y medianas empresas presentan un stock de deuda con el sistema financiero estimado en 400 mil millones de pesos y pagos de intereses del orden de los 16 mil millones mensuales. “Centenares de pymes están al borde de la quiebra”, advirtieron.

    En las pymes entrerrianas buena parte del ahogo financiero se explica por el endeudamiento con los bancos y la imposibilidad de cumplir. Armocida indicó que “por una cuestión de cultura empresaria, Entre Ríos normalmente tiene un índice de morosidad más bajo que la media nacional”. No obstante, admitió: “Por supuesto que hay muchas pymes en la provincia que sufrieron ejecuciones bancarias o están al borde”.

    El funcionario comparó la estructura del endeudamiento tomado en los últimos años con el de años anteriores. “En 2013 Entre Ríos fue el cuarto distrito en el país en la toma de créditos del sector pyme para insumos o maquinarias. Era tomar deuda para crecer, acompañados por la demanda y por tasas de interés que, en los créditos bonificados por el sistema nacional, eran del 9 al 11%, fijas y en pesos”.

    A ese “endeudamiento bueno, parte de un círculo virtuoso”, el funcionario lo comparó con lo que viene sucediendo en los últimos tiempos: “Progresivamente, la estructura del endeudamiento fue mutando hacia el achique de pasivos por giros en descubierto, al pago de deudas previsionales y al cumplimiento de obligaciones de todo tipo. Un círculo vicioso, con un endeudamiento malo para cubrir baches”, graficó.

    MEDIDAS.

    Nuevas disposiciones de AFIP permitirán a las pymes refinanciar en plazos de hasta 10 años la totalidad de sus deudas impositivas y aduaneras y en 5 años las de la seguridad social, pagando una única cuota mensual. Habrá una quita promedio sobre el total de las obligaciones impagas del 42 por ciento y se aplicará una tasa del 3 por ciento durante un año, luego variable según la tasa Badlar.

    El anuncio realizado desde AFIP a fines de enero de la reglamentación de esta moratoria impositiva para las micro, pequeñas y medianas empresas fue bien recibido en el sector.

    En Entre Ríos, además, esperan que se perciban las repercusiones de las medidas adoptadas a nivel nacional para estimular la demanda interna, la reducción de las tasas de intereses y el congelamiento de las tarifas de servicios y combustibles.

    En particular, se aguarda con expectativa el impacto de la implementación en la provincia de la Tarjeta Alimentar, que ya se distribuyó en Concordia, llegará a fin de febrero a los beneficiarios de Paraná y se irá poniendo en funcionamiento hasta abarcar todo el territorio. Serán unos 36 mil plásticos con entre 4 mil y 6 mil pesos mensuales de crédito.

    Si bien la meta principal de esta medida es dar batalla al hambre, también tendrá un efecto económico. En la provincia, una vez en marcha en todo el territorio, representará la inyección de entre 175 y 200 millones de pesos mensuales que irán, directamente, a las pymes comerciales.

    Plan de gestión en 15 días

    El gobierno de la provincia de Buenos Aires anunció un paquete de medidas destinadas a las pymes que incluye, entre otras herramientas, moratorias impositivas, créditos blandos y prefinanciación de exportaciones. EL DIARIO consultó al coordinador del Ministerio de Producción si ve posible implementar algo similar en Entre Ríos. “La diferencia es que Buenos Aires tiene su propio banco estatal y nuestro agente financiero es un banco privado. No obstante, sería cuestión de sentarse a negociar porque a ningún banco le vendría mal en este momento limpiar su cartera de morosos”, respondió el funcionario. “Inyectar créditos blandos, repagables, es un buen negocio para un banco”, acotó.

    Armocida mencionó las moratorias y los planes de regulación vigentes en la Administradora Tributaria de Entre Ríos (ATER) y señaló que, en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Social, desde la cartera que conduce Juan José Bahillo se trabaja con los sectores dedicados a la producción y comercialización de carnes y lácteos para generar un pack de productos entrerrianos a precios accesibles que se pueda adquirir con la Tarjeta Alimentar.

    Esa impronta, de no bajar automáticamente los programas nacionales, sino de complementarlos con acciones desde la provincia, es la que, según relató el funcionario, fijó Bahillo para el trabajo en el Ministerio. Las secretarías que lo componen deberán, en un plazo de 15 días, presentar sus planes de gestión en ese sentido.

    “Fue un pymecidio”

    Desde las entidades que nuclean a las pequeñas y medianas empresas se viene usando el término “pymecidio” para graficar la severa crisis del sector, la que atribuyen a políticas adoptadas por el gobierno de Mauricio Macri. También habla de “pymecidio” Rafael Vicentín, presidente de Apyme Entre Ríos.

    “La combinación de achique del mercado interno, apertura indiscriminada de las importaciones, incremento desenfrenado de tarifas, encarecimiento de tasas, todo ese conjunto de medidas simultáneas causó que las pymes fueran el sector más golpeado por lo que se hizo en estos cuatro años. Fue un pymecidio”, expresó Vicentín ante EL DIARIO.

    A la vez, señaló que desde el sector valoran que “hay señales iniciales del gobierno nacional de recomponer el mercado interno, con los salarios y asignaciones, que son recursos volcados al consumo, lo que repercute favorablemente”.

    “Se observa voluntad política de cambiar, pero llevará su tiempo. Mientras tanto, continúa una situación de inercia y crisis en la que las empresas continúan cayendo”, añadió.

    Vicentín valoró el lanzamiento de la moratoria de AFIP y comparó: “Hasta diciembre vinimos soportando el embargo de cuentas bancarias por morosidad en los impuestos”. No obstante, opinó: “Es un paliativo frente a un panorama muy crítico”.

     

    PIE 4 foto 1

    Desde el Ministerio de Producción, su coordinador general, Ricardo Armocida, anticipó que en 15 días se presentará un plan de gestión que abarcará a las pymes. FOTO: Sergio Ruiz

     

    PIE 5 foto 1

    Rafael Vicentín, de Apyme, valoró las medidas del gobierno nacional, pero advirtió que persiste “una situación de inercia y crisis”. FOTO: Sergio Ruiz

    Lo más leído