17.8 C
Paraná
lunes, abril 12, 2021
  • Policiales
  • Nosotros
Más

    Continúa la investigación por la banda que operaba en la Villa 351

    La Policía se encontró con una fuerte resistencia al momento de entrar a la villa. Hubo piedrazos, disparos de armas de fuego e incluso se intentó que los efectivos tomen contacto con una pared que estaba electrificada.

     

    Redacción El Diario | [email protected]

    Una banda que operaba en la Villa 351 fue desbaratada en la noche del miércoles cuando la División de Robos y Hurtos de la policía llevó adelante un operativo que culminó con la detención de dos de sus miembros.

    Los malvivientes se hacían pasar por vendedores a través de la red social Facebook ofreciendo diferentes productos como televisores, celulares, tablets y hasta una cuna de bebé a muy bajos precios.

    Acordaban con los compradores un punto de encuentro en las inmediaciones al asentamiento y en el sitio señalado un miembro de la banda los contactaba y conducía engañadamente a una vivienda donde se realizaría la compra. Una vez en el lugar, a punta de pistola, les robaban el dinero y pertenencias que llevaban consigo.

    Antes del operativo del miércoles, ocho víctimas habían denunciado este modus operandi, pero la policía estima que más personas cayeron en el ardid delictivo y no lo denunciaron, incluso ciudadanos que se acercaban desde Santa Fe, por los bajos precios, cayeron en la trampa.

    Alrededor de las 20.30 del miércoles personal de la División de Robos y Hurtos logró engañar a los ladrones con un falso comprador.

    Este se infiltró fingiendo ser una víctima más, se contactó por Facebook, fue conducido por uno de los delincuentes y llevado a la casa donde, al momento de ser encañonado, alegó haber dejado el dinero en el auto.

    Los malvivientes decidieron que uno de ellos acompañaría a la presunta víctima a buscar el dinero al auto. En el momento que se dirigían hacia el rodado, los uniformados salieron a intentar captar al delincuente, quien intentó darse a la fuga deshaciéndose de un revolver en el camino pero, luego de una corrida, fue reducido por personal policial en uno de los pasillos de la villa. En tanto el otro miembro de la banda fue aprehendido en la casa donde se encontraba esperando la vuelta de su compañero.

    El mayor inconveniente fue que al momento de la detención una gran cantidad de familiares y vecinos de los detenidos agredieron al personal policial dificultando el procedimiento.

    Según manifestaron desde la Policía a EL DIARIO, unos nueve agentes de la división de Robos y Hurtos se enfrentaron a, por lo menos, 40 vecinos enardecidos.

    Estos les arrojaban piedrazos, los atacaban a golpes de puños, lo cual envalentonó a los detenidos para que intentaran librarse de la detención.

    Según narraron los uniformados, los vecinos querían arrinconarlos contra una pared donde había un cable de alta tensión conectado a alambres que bajaban por la misma.

    En caso de hacer contacto con la pared hubieran recibido una fuerte descarga eléctrica. Los familiares fueron más lejos y lanzaron a un grupo de perros que mordieron a todo el personal policial, quienes a patadas intentaban quitárselos de encima.

    Por su parte el jefe de la División de Robos y Hurtos de la policía Carlos Schmunk describió a EL DIARIO: “Mujeres embarazadas venían a evitar la detención, en vez de apaciguar eran las que mas agitaban para que la cosa se desbordara, nos gritaban que no íbamos a sacar a nadie” y agregó que “ojala salgan a la luz los videos, porque todo el tiempo nos filmaban, así se ve como nos agredían. No creo que los publiquen porque son ellos los que van a quedar complicados”.

    Los uniformados debieron pedir refuerzos a comisaría 6ta, entre ambos grupos la policía contó con unos 15 efectivos quienes a duras penas y a costa de sufrir lesiones leves lograron detener y trasladar a los delincuentes.

    Identifican a los apresados

    Los dos hombres que fueron detenidos en la villa fueron trasladados a la alcaidía. Se trata de Emmanuel Santana, quien recientemente salió de la cárcel de varones de Paraná y de Ariel Villanueva, quien hace años cumplió condena en el mismo penal, ambos mayores de 30 años.

    El caso se encuentra en manos de la fiscal Mercedes Nin, quien dispuso que los individuos queden detenidos en alcaidía mientras reste fijar la fecha de la audiencia donde se estima solicitará prisión preventiva.

    También se espera que en las próximas horas pueda llevarse adelante algún otro procedimiento ya que habría un tercer integrante de la banda que no se encontraba presente al momento de las detenciones.

    Agresión a policías y detenidos en la Villa 351

     

    Lo más leído

    Agroclave