Una noche de poesía y de musiquita propia

259
Fernanda Puglisi presentará su fanzine el viernes en el Casal de Catalunya. Foto: Sergio Ruiz.

Ciclo íntimo de poesía, en la Octava Edición de Río abajo y Proyecto Camalote, se presentarán las poesías de Fernanda Puglisi.

 

Redacción El Diario | [email protected]

 

Este viernes, a las 20:30, en el Casal de Catalunya (Nogoyá 123) tendrá lugar la 8ª edición de Río abajo, Ciclo íntimo de poesía. En esta oportunidad se presentará el último fanzine editado por Proyecto Camalote: El viento, mi musiquita, de Fernanda Puglisi, poeta, comunicadora, docente y editora.

Como siempre se presentará una poeta de otra ciudad, como manera de tender puentes poéticos y conocer nuevas voces. En este caso se presentará Sudario (Editorial Huesos de Jibia) de María Lanese, autora rosarina, psicóloga y cantante. La entrada es libre y gratuita y la salida es la gorra.

Proyecto Camalote es un proyecto editorial que nació en 2018. Reúne un catálogo de libros en formato pequeño o fanzines y a bajo precios para que puedan acceder a ellos un gran número de lectores.

Las presentaciones se vienen realizando en la sede del Casal de Catalunya y se realizan con la participación de poetas y escritores de otras provincias.

 

FANZINE

“Es un fanzine, por el armado ya que no tiene lomo y también por el precio, que es muy accesible. Circula a manos del autor y del editor (Ferny Kosiak) y también por ferias y circuitos alternativos”, contó a EL DIARIO Fernanda Puglisi en relación a su obra El viento, mi musiquita.

–¿Son textos reunidos o creados especialmente para esta edición?

–Algunas cosas ya las tenía. Otras, son totalmente nuevas. Los poemas que tenía los di vuelta. Soy como muy obsesiva y me gusta trabajar mucho el texto. Algunas cosas que tenía guardadas las trabajé y otras las hice pensando en este proyecto. Una propuesta de comunicación te pone en foco para organizar el material y para ponerte a desarrollar cosas que tenías en la cabeza. Me parece bueno que te propongan un proyecto o que vos mismo te lo propongas.

–¿Es difícil llegar al lector de poesía?

–Es difícil pero al mismo se está dando, hablo de Paraná, un movimiento muy interesante de escritores de poesía, de poetas contemporáneos jóvenes. Se está dando una movida muy copada de lectores de poesía, de gente que escribe y de mucha diversidad de temas, de estilos. También hay una numerosa y variada propuesta de talleres. Antes eran más esporádicos, ahora hay una demanda importante. Me parece que hay una serie de encuentros más habituales donde la gente puede ir a escuchar. También está la modalidad de micrófono abierto que está muy buena, uno lleva un texto o lo escribe.

–También se nota a la poesía más cerca de la gente. ¿Eso abre más posibilidades?

–Sí, abre la posibilidad de una voz más próxima, más cercana.

 

CONFLUENCIAS

–También se da otras vinculaciones con otras ramas del arte…

–Sí y se potencian unas y otras. Puede haber lecturas y también música, como es el caso de nuestro ciclo. Hay una relación, un vínculo que estimula recíprocamente. Hay un diálogo. Por ejemplo, Raúl (Perriere) que hizo el arte de tapa, escribe, es fotógrafo, está pintando. Hay una sensibilidad especial que propicia ese vínculo y está buenísimo.

–¿Cómo es el trabajo en el taller literario?

–Hacemos prosa poética. Trato de hacer un abanico de autores clásicos y también contemporáneos. Se trabaja a partir de la lectura de algunos materiales y también de consignas que se desprenden de esas lecturas. Consignas para escribir en el espacio de taller y también en casa. Desde 2014 vengo con el taller. Se ve una diversidad que es enriquecedora, te encontrás con grupos muy heterogéneos en edades y en las búsquedas de cada uno.

–¿Trabajaste mucho los textos de este fanzine?

–Algunos ya los tenía. Y otros surgieron para este proyecto. En 2019 me hizo la propuesta Ferny (Kosiak) y tuve unos meses para trabajar. Algunos surgen como un impulso y nacen más terminados que otros. Los escribo y están más cerca de los que a mí me conforman. Nacen casi redonditos. Otros necesitan más atención y más cuidado. Me gusta buscar las palabras, los dejo reposar y vuelvo.

–¿Se trabaja en toda la palabra, el significado, la forma?

–Sí, en todo. En la sonoridad. Los leo en voz alta. También tengo algunas personas con las que comparto esa escritura. Me interesa su devolución en ese proceso, cuando ya está finalizando. Me gusta mandarle los textos y ver qué les hace sentir. Me gusta escucharlos en la voz del otro. El viernes va a leer un grupo hermoso de gente y en el medio va a haber algunas canciones de Emilia Cersofio.

 

La poeta

Fernanda Puglisi nació en Paraná. Es comunicadora social y coeditora del proyecto editorial autogestivo Abrazo Ediciones Paraná y profesora en materias relacionadas con la comunicación y el periodismo. Desde 2014 coordina un taller de escritura creativa en la Fundación La Hendija de Paraná. En 2010 publicó Expediciones botánicas (Abrazo Ediciones Paraná) y en 2015 Tina y la palometa encantada (colección de cuentos infantiles Pelota Chamba, Editorial Fundación La Hendija).

 

♥Desamor

Hay una hora exacta para el olvido

cuando las luces extinguen su brillo

y la penumbra acuna haciéndose nido.

 

Hay un momento exacto:

para dejar atrás la angustia

para respirar el viento sin llorar

para soportar el ocaso o el último trino.

 

Esta noche deseo:

vagar por la calle sin ser vista,

masticar y tragar tu nombre

mirar de frente lo que no pudimos ser.

 

Fernanda Puglisi (El viento, mi musiquita)