Paraná: La Municipalidad realiza distintos controles

0
106
El área de habilitaciones de la Municipalidad de Paraná clausuró este viernes durante la madrugada de manera preventiva el boliche “La Carmela” ubicado sobre calle Francia de la ciudad por venta de alcohol a menores de edad.

Continuando con el reordenamiento y control de venta de alcohol a menores de edad tanto en lugares boliches como así también en la vía publica, personal de inspección municipal intervino en el local bailable “La Carmela” ubicado sobre calle Francia al 3.900 en donde se constato la venta de bebidas alcohólicas a menores de edad.

Redacción El Diario / coordinacion@eldiario.com.ar

El secretario Legal y Administrativo de la municipalidad, Pablo Testa habló con El Diario sobre la clausura preventiva y los controles que vienen realizando. “Cuando nosotros comenzamos la gestión una de las cosas que empezamos a ver es la venta de bebidas alcohólicas a menores de edad, en boliches y en la vía pública. La Carmela fue uno de los primero boliches que fuimos porque sabíamos que había menores dentro del lugar”.

El boliche está ubicado en calle Francia al 3900. Foto gentileza Radio La Voz.

Por otra parte no solamente la venta de alcohol a menores de edad seria la irregularidad que tendría este lugar, sino también que allí funcionarían dos boliches, La Carmela y Cuba, pero en la parte legal estaría inscripto solo uno. El lugar ya venía teniendo reiteradas quejas por parte de los vecinos por ruidos molestos y excesos de horarios en distintas fiestas que allí se organizaban.

Al respecto Testa expresó “Hace un tiempo mientras esperábamos a que el dueño solucionara las irregularidades que ya habría sido labradas por actas hace un tiempo, empezamos a encontrar expedientes administrativos que estaban acá en la secretaria en donde ya había notas de vecinos solicitando reuniones con los propietarios del lugar”

Según indicó a El Diario el secretario Legal y Administrativo de la municipalidad, se realizo una reunión previa entre los propietarios del boliche y los vecinos por el tema de los ruidos y horarios, pero no habrían llegado a un acuerdo porque se siguieron recibiendo denuncias en la secretaria Legal y notas de la comisión vecinal.

CLAUSURA PREVENTIVA. En el lugar se venían realizando distintos controles hace varios días y ya se habría constatado de que al lugar concurrían menores de edad y consumían alcohol. “Ayer por la madrugada se vuelve a ir al lugar y se vuelve a encontrar menores por lo que se le ordena una clausura preventiva” señaló Testa.

La clausura preventiva que se estableció durante la madrugada del viernes, quedará ahora en manos del Juzgado de Faltas, que tomará las actuaciones correspondientes.

VENTA DE ALCOHOL. Es uno de los problemas más inmediatos que se busca regular por parte de las autoridades municipales. “Hace varios días venimos trabajando en el control de la venta de alcohol a menores que está prohibido por la Ley Nacional 24.788 pero lamentablemente la ordenanza vigente en la ciudad de Paraná que abarca la regulación de las confiterías bailables, permite el acceso a mayores de 14 años sin ni un tipo de horarios” indicó Testa y adelanto que trabajaran en los próximos días sobre la elaboración de un proyecto para modificar esta ordenanza que respalda a nivel municipal el ingreso y la venta de alcohol a menores en los boliches.

INSFRESTRUCUTRA. La falta de movilidad fundamentalmente es uno de los principales inconvenientes que tiene el personal municipal para poder realizar los controles. “Estamos reorganizando todo lo que es el área, reubicando a personas que eran de otras reparticiones en esta repartición porque tenemos una camioneta y una moto para controlar toda la ciudad.” Expresó Testa y agregó que a este tipo de operativos lo van a realizar todos los fines de semana.

CARRIBARES. Fue otro de los temas de la semana en cuanto a la reubicación de los mismos. Al respecto Pablo Testa resaltó “Se anotaron 31 vendedores acá en nuestra oficina, si bien nosotros habíamos hecho un relevamiento que obviamente son muchos más. Ahí tenemos un problema de seguridad y de salubridad porque algunos están enganchados de la luz, hay garrafas, aceites, etc. y ocupan el espacio público en muchos casos de manera desmedida”

Por su parte con respecto a la reubicación que será en la boulevard que se encuentra detrás de un importante supermercado en el parque Varisco destacó que “tendrán agua y luz entre otros servicios, pero obviamente se les va a cobrar un canon y se les va a exigir las inscripciones correspondientes como cualquier comerciante” finalizo el secretario Legal y Administrativo Pablo Testa.

Una camioneta
y una moto para
controlar la ciudad
La falta de movilidad es uno de
los principales inconvenientes
que tiene el personal municipal para
poder realizar los controles.
“Estamos reorganizando todo
lo que es el área, reubicando a
personas que eran de otras repar- ticiones en esta porque tenemos
una camioneta y una moto para
controlar toda la ciudad”, explicó
Testa y agregó que a este tipo de
operativos los van a realizar todos
los fines de semana.