Para el fiscal hubo “premeditación” en el ataque al joven asesinado

66
Familiares del joven asesinado velaron este domingo sus restos en la Capital Federal.

El fiscal que dispuso la aprehensión de 11 sospechosos por el crimen de un joven asesinado a golpes durante una pelea a la salida de un boliche en la localidad balnearia de Villa Gesell consideró ayer que los agresores actuaron con “premeditación” y “tenían un plan”, y aseguró que dos de ellos “ultimaron” a la víctima cuando estaba “desmayada en el piso”.

Por su parte, los padres de la víctima, Fernando Báez Sosa (19), exigieron que “el caso no quede impune” porque los asesinos no le dieron a su hijo “oportunidad ni de defenderse”; mientras que el secretario de Seguridad de dicha localidad balnearia, Mauricio Andersen, también pidió “que se haga justicia” y no tener que “lamentar” otro caso como éste.

“Pido justicia por mi hijo, lo golpearon hasta matarlo, quiero que la Justicia actúe, que esto no quede impune”, dijo a la prensa Graciela, la madre de Fernando, quien junto a su esposo y padre del joven, Silvino, asistió al velatorio de su hijo en una cochería porteña.

“No le dieron la oportunidad a mi hijo ni de defenderse, eso me duele mucho, que no tengan un poquito de compasión por el otro es lamentable y doloroso para nosotros”, sostuvo el padre.

INDAGATORIAS

Por su parte, los 11 aprehendidos iban a comenzar a ser indagados a las 19 por la fiscal Verónica Zamboni, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Villa Gesell, quien ayer se hizo cargo de la causa.

Inicialmente, en el expediente intervino su colega Walter Mércuri, titular de la UFI de General Madariaga, quien estaba de turno al momento del hecho.

El fiscal informó a Télam que él ya pidió la detención formal de los 11 aprehendidos a la Justicia de Garantías, todos por el delito de “homicidio agravado por participación premeditada de dos o más personas”, el cual prevé la prisión perpetua.

De acuerdo a Mércuri, dos de los sospechosos están acusados como “coautores” porque “según se ve clarito en las imágenes” son quienes “ultiman a la víctima cuando está desmalla en el piso”.

Mércuri consideró que los otros aprehendidos fueron “partícipes necesarios” y que “hubo premeditación” en el ataque contra Fernando.

“Estas personas sabían perfectamente lo que hacían: cuando salen van directamente a buscar a la víctima. Sabían quién era, lo localizaron y fueron a buscarlo, por eso la calificación. Ellos ya tenían el plan de ir a buscar a la persona”, indicó a Crónica TV.

SOSPECHOSO

También dijo que cuando los incidentes comenzaron dentro del local bailable “Le Brique”, la actitud de Fernando “fue siempre separar y sin embargo es él el que recibe un golpe de puño de uno de los aprehendidos”, a raíz de lo cual, el personal de seguridad del lugar los sacó a la calle.

En cuanto a la aprehensión de Pablo Ventura (21), localizado en Zárate, el fiscal señaló que si bien “todavía no se probó absolutamente nada”, los investigadores tenían información de que “se iba a ir fuera del país”.

Sin embargo, esto fue negado por José María Ventura, padre del joven, quien aseguró que su hijo estuvo en Zárate, donde reside junto a su familia, todo el tiempo y nunca fue a Villa Gesell.

Sobre los motivos de la aprehensión, el hombre estimó que tiene entendido que “uno o varios de ellos (por los otros sospechosos) lo nombró”.

AGONIZANDO

Respecto de la investigación, el fiscal Mércuri concluyó que en los procedimientos se secuestraron “ropa con manchas de sangre, y ropa que coincide con lo que se ve en los videos”.

En tanto, una adolescente de 17 años que auxilió a Fernando luego de ser golpeado y quedar tendido en la calle contó que la ambulancia tardó entre “35 y 40 minutos en llegar” al lugar del hecho, lapso en el que ella y unos policías intentaron reanimar a la víctima.

La testigo dijo que ella estaba a metros de la víctima y que cuando comenzaron a pegarle “los policías de la zona estaban en otra pelea” en las inmediaciones.

“Lo vi tirado en el piso y que le seguían pegando patadas, cuando estaba en pleno estado de inconsciencia”, relató la chica.

Mientras que el secretario Andersen recordó esta mañana que “el personal de Infantería que había estado toda la noche en diagonal a la confitería bailable concurrió por otro incidente a la esquina” y que “en ese momento es cuando agreden al joven y provocan este triste episodio”.

“Ojalá se haga justicia (…) y que los culpables paguen por lo que hicieron, espero que no tengamos que lamentar ningún otro hecho más”, concluyó.

El hecho

El crimen de Fernando ocurrió el sábado, alrededor de las 4.50, a la salida del boliche “Le Brique”, en la avenida 3 y Paseo 102, en pleno centro de Villa Gesell, donde el joven estudiante de Derecho fue atacado a golpes de puño y patadas que le provocaron la muerte. Por el hecho, 10 rugbiers de un club de Zárate fueron aprehendidos en la casa que habían alquilado para pasar sus vacaciones en esa localidad balnearia, al tiempo que el restante sospechoso fue localizado más tarde en esa ciudad del norte de la provincia de Buenos Aires.